Columnistas

El ‘FARO’ que no alumbra

La investigación debe llevar luz hasta el último resquicio de responsabilidades con las sanciones correspondientes

La palabra faro es inspiradora, nos hace pensar en luz y guía. Dada la ceguera en que hemos estado durante los últimos 20 meses sobre la pérdida de aprendizaje (y las condiciones de bienestar integral) de los niños, las niñas y los jóvenes, tuve la vana esperanza de que las pruebas FARO hicieran un diagnóstico apropiado, arrojaran luz sobre la tiniebla.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.