Daniela Cerdas E.. 15 julio
Denisse Jiménez es directora del Liceo Miguel Araya Venegas, en Cañas, Guanacaste. Fotografía capturada del video publicado por el sitio de Facebook Calles Guanacaste
Denisse Jiménez es directora del Liceo Miguel Araya Venegas, en Cañas, Guanacaste. Fotografía capturada del video publicado por el sitio de Facebook Calles Guanacaste

La directora del Liceo Miguel Araya Venegas, en Cañas, Guanacaste, no se quedó con los brazos cruzados a la espera de que los alumnos en protesta decidieran abrir instalaciones y permitier el ingreso de otros estudiantes y funcionarios.

Con martillo en mano, Denisse Jiménez arrancó el candado que pusieron los estudiantes y abrió el portón, para poder cumplir con sus labores.

El hecho quedó registrado en un video publicado por el sitio de Facebook Calles Guanacaste y confirmado por personal del centro educativo.

La situación se presentó cerca de las 7 a. m. de este lunes.

Los funcionarios del centro dijeron que, a pesar de que se abrieron las instalaciones, la mayoría de los alumnos se mantienen en protesta contra la educación dual, las nuevas pruebas FARO (Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades) y la sugerencia de instalar baños individuales en aquellos centros donde se considere necesarios.

A martillazos, Directora del Liceo de Cañas quitó el candado que habían puesto algunos alumnos que se mantienen en Huelga en dicho Cantón.

Posted by Calles Guanacaste on Monday, July 15, 2019

La protesta fue convocada por cuatro estudiantes del autodenominado Movimiento Estudiantil de Secundaria (MEDSE) quienes habían firmado el jueves un acuerdo con la ministra de Educación en el que se comprometieron a no cerrar colegios ni comedores estudiantiles.

No obstante, el viernes echaron para atrás y decidieron que sí lo iban a hacer a partir de este 15 de julio, cuando debían reiniciar las clases tras las vacaciones.

Se intentó conocer la versión de la directora sobre el hecho, pero no contestó las llamadas hechas al número referido por su secretaria.

Las manifestaciones estudiantiles dejaron como resultado 45 centros educativos cerrados. La cifra representa el 1% de los 4.700 centros educativos nacionales y el 4,4% de los colegios (1.003), de estos las regionales más afectadas fueron Alajuela y Coto.

Eso significa que el 95% de los liceos operaron con normalidad, según el Ministerio de Educación.

La preocupación de las autoridades educativas es que en este momento, los alumnos deberían comenzar a prepararse para pruebas como bachillerato y Faro, así como por trimestres que serán definitivos para aprobar o no el curso lectivo.