Daniela Cerdas E.. 13 octubre
 Carlos Barrantes estudiante de Electromecánica en el Tec, en Cartago. Fotografía: José Cordero
Carlos Barrantes estudiante de Electromecánica en el Tec, en Cartago. Fotografía: José Cordero

De los 17.203 jóvenes que realizaron el examen de admisión para ingresar al Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec) en 2020, quedaron elegibles para optar por una carrera 7.851. Sin embargo, la universidad solo pudo admitir a 1.965.

La explicación de Luis Paulino Méndez, rector de esa casa de enseñanza, es que con el presupuesto actual no es posible atender más jóvenes en las carreras de Ingeniería, pues se requieren más profesores y mayor capacidad de los laboratorios.

El Tecnológico es la única universidad del país que concentra su oferta en las STEM (acrónimo en inglés para Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Estas son las carreras y especialidades que más urgen las empresas del país.

Actualmente, el Tec recibe un 11,5% del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), que para el 2019 llegó a los ¢511.154 millones. A pesar de recibir menos dinero que otras universidades y de que el 84% del presupuesto de esta institución se va en salarios, el Tecnológico es la universidad pública que más incrementó su matrícula en 10 años: un 44% (pasó de de 6.852 en 2007 a 9.853 en 2017).

La Universidad de Costa Rica (UCR) recibe el 59%; la Universidad Nacional (UNA) el 23,5% y a la Universidad Estatal a Distancia (UNED) el 6%.

Los jóvenes que no consiguieron cupo para estudiar en el Tecnológico en el 2020, no tienen mucha opción en el país para estudiar una carrera STEM. El más reciente Informe del Estado de la Educación, del Programa Estado de la Nación, indicó que solo el 37% (446) de las 1.207 oportunidades educativas (bachilleratos, grados, posgrados, programas) disponibles en los centros de educación superior, públicos y privados, pertenecen a esas áreas.

El 67% (298) de las carreras STEM las aportan las universidades estatales. El Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec) y la Universidad de Costa Rica (UCR) son las que tienen la mayor oferta.

“La oferta de carreras del Tec está alineada con las carreras STEM, y sus egresados dan soporte al sector socioproductivo. En los últimos años, el Tec amplió los cupos en las carreras de Ingeniería en Computación, Ingeniería Electrónica, Ingeniería en Computadores, Ingeniería en Producción Industrial, Ingeniería en Mantenimiento Industrial.

"La estrategia seguida fue optimizar el uso de la capacidad instalada en el campus de Cartago, y ofertar las carreras en otros campus y centros académicos”, explicó el rector.

Méndez añadió que las ingenierías son muy demandantes en laboratorio, en comparación con otras disciplinas.

“La tecnología cambia muy rápido y para mantener actualizados los equipos se requiere de una inversión permanente”, añadió.

El funcionario explicó que desde hace tres años, el Tec tiene aprobada la carrera de Ingeniería Electromecánica con Énfasis en Mantenimiento Aeronáutico, y no se ha podido abrir por falta de recursos ya que la inversión inicial es muy alta. El estimado inicial para la construcción de los laboratorios y al menos un hangar es de $10 millones.

“Desde hace varios años, se viene impulsando, a nivel de CINDE (Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo) y Procomer (Promotora de Comercio Exterior), la creación del cluster de aeronáutica en el país. Hay un gran potencial de que, por la posición geográfica, se instalen en el país empresas que dan mantenimiento a los aviones y para ello se debe preparar recurso humano. El Tec ha estado fuertemente activo en este proceso”, dijo Méndez.