Por: AFP.   15 marzo

Moscú/La Haya. Rusia nunca desarrolló, ni siquiera en tiempos de la Unión Soviética, programas de armas químicas Novitchok, el agente tóxico que habría sido usado en el envenenamiento de un exespía ruso en Reino Unido, afirmó el jueves un alto responsable ruso.

Former Russian military intelligence colonel Sergei Skripal attends a hearing at the Moscow District Military Court in Moscow on August 9, 2006. Sergei Skripal, a former Russian double agent whose mysterious collapse in England sparked concerns of a possible poisoning by Moscow, has been living in Britain since a high-profile spy swap in 2010. Police were probing his exposure to an unknown substance, which left him unconscious on a bench in the city of Salisbury and saw media draw parallels to the case of Alexander Litvinenko, an ex-spy who died of radioactive polonium poisoning in 2006. / AFP PHOTO / Kommersant Photo / Yuri SENATOROV / Russia OUT
Former Russian military intelligence colonel Sergei Skripal attends a hearing at the Moscow District Military Court in Moscow on August 9, 2006. Sergei Skripal, a former Russian double agent whose mysterious collapse in England sparked concerns of a possible poisoning by Moscow, has been living in Britain since a high-profile spy swap in 2010. Police were probing his exposure to an unknown substance, which left him unconscious on a bench in the city of Salisbury and saw media draw parallels to the case of Alexander Litvinenko, an ex-spy who died of radioactive polonium poisoning in 2006. / AFP PHOTO / Kommersant Photo / Yuri SENATOROV / Russia OUT

“No ha habido ningún programa de desarrollo de armas químicas bajo el nombre Novitchok ni en la época de la URSS, ni en la de Rusia”, declaró el viceministro de Exteriores, Serguei Riabkov, citado por la agencia Interfax.

Según Riabkov, Rusia cesó además todas sus investigaciones en materia de armas químicas tras la ratificación de la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas, y destruyó todas las reservas.

Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos publicaron este jueves un comunicado conjunto en el que condenaron el ataque con un agente tóxico contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija a principios de mes en Inglaterra.

Las cuatro potencias occidentales exigen a Rusia que haga una divulgación “completa” de su programa Novichok ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en La Haya.

Deben haber pruebas

Lo más importante es que Reino Unido suministre pruebas de que se utilizó un arma química, dando muestras para que sean analizadas, dijo Alastair Hay, profesor jubilado en toxicología ambiental en la universidad de Leeds.

El ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, aseguró a la BBC que su país envió una muestra del agente tóxico a la OPAQ para su análisis.

Londres podría incluso pedir al organismo de control investigar a Rusia, ya que la OPAQ tiene potestad para hacerlo en virtud de su Convención sobre Armas Químicas.

Con sede en La Haya, la OPAQ sólo puede investigar las armas químicas declaradas por los 192 Estados miembros de la organización. En octubre declaró la destrucción total de las reservas rusas de armas químicas.

Nunca fue declarado

Rusia nunca ha declarado el agente tóxico Novichok y ha negado incluso su existencia, explica el experto en armas químicas Mark Bishop, del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales de Monterey.

La primera ministra británica Theresa May conversa con el jefe de la Policía de Wiltshire, Kier Pritchard (centro) en Salisbury, sur de Inglaterra, el 15 de marzo, cuando se le muestran las áreas donde el exagente ruso Sergei Skripal y su hija Yulia fueron descubiertos el 4 de marzo, después de un aparente ataque de agente nervioso. AFP
La primera ministra británica Theresa May conversa con el jefe de la Policía de Wiltshire, Kier Pritchard (centro) en Salisbury, sur de Inglaterra, el 15 de marzo, cuando se le muestran las áreas donde el exagente ruso Sergei Skripal y su hija Yulia fueron descubiertos el 4 de marzo, después de un aparente ataque de agente nervioso. AFP

Sin embargo, según una información revelada por, entre otros, el científico y disidente soviético Vil Mirzanayov –que se hizo famoso en los años 1990 por destapar los experimentos secretos rusos con Novichok– Rusia conserva “decenas de toneladas” del agente tóxico en sus reservas de armas químicas no declaradas.

La OPAQ “ha sido muy eficaz para crear un mundo sin armas químicas”, asegura Sico van der Meer, investigador del Institute Clingendael de La Haya.

Más del 95% de las reservas mundiales de armas químicas declaradas han sido destruidas, y la OPAQ ganó el Premio Nobel de la Paz en 2013 por su labor.

Los inspectores de la organización han sido muy competentes, pero el sistema no es totalmente seguro, aseguran los expertos.

“Si alguien quiere causar daños, siempre hay forma de hacerlo”, dice Van der Meer.

El país que se une a la Convención sobre Armas Químicas tiene la responsabilidad de declarar sus armas químicas y comunicar sus características, sus cantidades y la ubicación de las instalaciones de producción y almacenamiento.

Potestad limitada

La OPAQ tiene derecho a inspeccionar las instalaciones, pero no pueden hacer registrar otros lugares. La convención implica, por tanto, cierto nivel de confianza hacia los países firmantes.

A raíz del atentado con arma química contra el exespía ruso Sergei Skripal, los parlamentarios británicos han pedido al Gobierno que vuelva a examinar 14 muertes en territorio británico que podrían guardar relación con Rusia.

Estas muertes, investigadas por el sitio web de noticias BuzzFeed, incluyen la de un millonario ruso, la de un espía británico encontrado en una bolsa, y la de varios rusos.

BuzzFeed sostuvo que los servicios de inteligencia estadounidenses creen que las 14 muertes fueron obra de Moscú o de la mafia rusa.

La diputada Yvette Cooper, que preside el Comité de escrutinio de asuntos nacionales del Parlamento, ha escrito a la ministra de Interior, Amber Rudd, pidiéndole que se reabran los casos.

Rudd dijo el martes que la Policía y el MI5, la agencia de inteligencia nacional, ayudarían a examinar las sospechas de participación rusa en un cierto número de estas muertes, sin precisar cuáles.

BuzzFeed publicó su investigación antes de que Nikolai Glushkov, un exdirectivo de la aerolínea rusa Aeroflot, amigo de Boris Berezovksy -el millonario enemigo del presidente Vladimir Putin que apareció ahorcado en el Reino Unido-, fuera hallado muerto en su casa, cerca de Londres, el lunes.