Conflictos

Octavo día de invasión: Moscú bombardea central nuclear más grande de Europa en Ucrania

Repase aquí los detalles del octavo día de la invasión de Rusia a Ucrania, el conflicto que tiene en vilo al mundo.

actualizaciones

En el inicio de su segunda semana de invasión en Ucrania, Rusia intensificó sus bombardeos por todo el país, provocando numerosas víctimas civiles y daños materiales, a pesar de las negociaciones entre ambos bandos que acordaron la creación de corredores humanitarios.

Aparentemente ralentizada en Kiev y en Járkov, la segunda ciudad ucraniana en el noreste, la invasión progresa en el sur. Allí, ataques rusos provocaron un incendio en la central nuclear de Zaporiyia, ubicada unos 150 km al norte de la península de Crimea que Moscú se anexionó en el 2014.

“Ningún otro país excepto Rusia ha disparado jamás contra centrales nucleares (...) Este Estado terrorista recurre ahora al terror nuclear”, afirmó en un video el presidente ucraniano Zelenski, acusando a Moscú de querer “repetir” la catástrofe de Chernóbil.

También aseguró que fueron tanques rusos los que abrieron fuego. “Estos tanques están equipados de visores térmicos, con lo que saben qué hacen, estaban preparados”, aseguró. La noticia provocó momentos de alarma: el canciller ucraniano alertó de un desastre “diez veces más grande” que Chernóbil y la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) avisó de un “grave peligro” si uno de los reactores se veía afectado.

Poco después, la AIEA indicó que los niveles de radiación del lugar no se vieron alterados y el fuego no alcanzó el equipamiento “esencial”. Las autoridades ucranianas indicaron que la seguridad nuclear estaba “garantizada” pero denunciaron que las tropas rusas no permitían el acceso de los bomberos. Sin embargo, el incendio fue controlado y quedó “extinguido”, según el Servicio de Emergencias.

El director de la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, afirmó que “la seguridad nuclear está ahora garantizada”, luego de los bombardeos de Rusia en Ucrania.

De acuerdo con los responsables de la central, un edificio para la formación y un laboratorio se vieron afectados por el fuego, según comentó en Facebook Oleksander Starukh, jefe de la administración militar de la región de Zaporiyia.

La AIEA también indicó de que el equipo “esencial” de la planta nuclear no se vio afectado por el incendio. “Ucrania dice a la AIEA que el fuego en la planta nuclear de Zaporiyia no ha afectado equipo ‘esencial’ y el personal de la planta está tomado acciones para mitigar” el daño, tuiteó este organismo dependiente de la ONU.

Por su parte, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski condenó los ataques y acusó a Moscú de recurrir al “terror nuclear” y de querer “repetir” la catástrofe de Chernóbil. “Alertamos a todo el mundo sobre el hecho de que ningún otro país excepto Rusia ha disparado jamás contra centrales nucleares”, expresó en un video publicado por la presidencia ucraniana.

“Es la primera vez en nuestra historia, la primera vez en la historia de la humanidad. Este Estado terrorista recurre ahora al terror nuclear”, añadió Zelenski.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) señaló este jueves que las autoridades de Ucrania no detectaron cambios en los niveles de radiación en la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, atacada por bombardeos de Rusia.

“El regulador ucraniano dijo a AIEA que no hay cambios registrados en los niveles de radiación en Zaporiyia”, tuiteó este organismo de la ONU. Previamente, su director Rafael Mariano Grossi había pedido “frenar el uso de la fuerza” y advirtió de “grave peligro si los reactores resultan impactados”.

Un incendio se produjo en la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa en el centro de Ucrania, después de un bombardeo de Rusia, afirmó este jueves por la noche el vocero de esta planta.

“Tras un bombardeo de las fuerzas rusas en la central nuclear de Zaporiyia, se ha declarado un incendio”, indicó el vocero Andrei Tuz en un video publicado en la cuenta de Telegram de la planta.

Dmytro Kuleba, ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, también confirmó los ataques “en todas direcciones” a la planta nuclear. “El Ejército ruso está disparando desde todos los lados contra la central nuclear de Zaporizhzhia, la planta de energía nuclear más grande de Europa”, escribió en su cuenta de Twitter.

Kuleba afirmó de que el “fuego ya se ha desatado” y advirtió de que “si explota, será 10 veces más grande que Chernóbil”. El ministro de Exteriores instó al Ejército ruso a “cesar inmediatamente” el fuego, para permitir que los bomberos atiendan el incidente y establezcan una zona de seguridad.

Las páginas de internet de Facebook y de otros medios independientes eran parcialmente inaccesibles este jueves desde Rusia, donde las autoridades estrechan el cerco sobre las voces críticas en plena guerra contra Ucrania.

El servicio de vigilancia GlobalCheck y periodistas de AFP en Moscú constataron problemas para acceder a la web de Facebook, del medio independiente local Meduza, de las emisoras Deutsche Welle y Radio Free Europe/Radio Liberty y del servicio en ruso de la BBC.

Estados Unidos anunció este jueves que otorga a los ucranianos presentes en su territorio un permiso que les permite permanecer en el país durante los próximos 18 meses, luego de la invasión de Rusia en Ucrania.

El “estatus de protección temporal”, otorgada por el Departamento de Seguridad Interior, les permite a los ucranianos en Estados Unidos trabajar y elimina la amenaza de deportación. “El ataque premeditado y no provocado de Rusia a Ucrania ha dado lugar a una guerra continua, a una violencia sin sentido, y a que los ucranianos se vean obligados a buscar refugio en otros países”, indicó en un comunicado Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Interior.

“En estos tiempos extraordinarios, seguiremos ofreciendo nuestro apoyo y protección a los ciudadanos ucranianos en Estados Unidos”. El departamento no dio cifras del número de ucranianos que se verían beneficiados por la decisión pero The Wall Street Journal afirmó que unos 30.000 ucranianos viven en Estados Unidos, incluyendo estudiantes, turistas y trabajadores con visas vencidas.

Unos 4.000 ucranianos se enfrentan a una orden de deportación, añadió el diario, citando una base de datos de la universidad de Syracuse. En el mismo sentido, el gobierno de Jair Bolsonaro también anunció que concederá visados humanitarios a los ucranianos y apátridas que huyen de la invasión rusa

El primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, pidieron un alto el fuego en Ucrania, informó este jueves un vocero de Johnson, después de que ambos líderes hablaran sobre la invasión de Rusia en ese país.

“El primer ministro ha hablado esta tarde con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, sobre la situación en Ucrania”, indicó el vocero. “Ambos dirigentes coincidieron en la necesidad de un alto el fuego urgente en Ucrania y dijeron que la paz debe prevalecer”, añadió.

El mandatario brasileño evitó hasta ahora criticar a Rusia por la invasión de Ucrania. El jueves pasado, desautorizó al vicepresidente Hamilton Mourao, que había dicho que “Brasil no está de acuerdo con una invasión del territorio ucraniano”.

El domingo, el líder de extrema derecha declaró que su país seguirá “en la neutralidad” y no “tomará partido”. Bolsonaro fue recibido por Putin el 17 de febrero y tras ese encuentro, una semana antes de la invasión, dijo que su par ruso buscaba la “paz”. Ese viaje le valió críticas de Estados Unidos, que consideró que la visita había dejado a Brasil aislado de la “gran mayoría de la comunidad internacional”.

Durante su conversación el jueves, Johnson destacó que “Brasil fue un aliado vital en la Segunda Guerra Mundial y que su voz volvió a ser crucial en este momento de crisis”. “Juntos, el Reino Unido y Brasil tenían que pedir el fin de la violencia, añadió el Primer Ministro”, comunicó su vocero.

Alemania aumentará el suministro de armas a Ucrania tras la invasión de Rusia con el envío de 2.700 misiles antiaéreos adicionales, dijo el jueves a la AFP una fuente gubernamental.

El gobierno alemán “aprobó un nuevo apoyo para Ucrania”, con el suministro de misiles antiaéreos de tipo Strela, de fabricación soviética, que provienen de las existencias del Ejército de la antigua Alemania Oriental, antes de la reunificación en 1990, agregó la fuente.

Pero, según el semanario Der Spiegel, que cita un informe confidencial de las fuerzas armadas alemanas, la cuarta parte de esos misiles son inutilizables por ser demasiado viejos. El Ejército alemán empezó a deshacerse de ellos en el 2014 y desde entonces tiene pendiente encargarle a una empresa especializada que los destruya, una tarea que no ha dejado de postergarse, según Der Spiegel.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa alemán hizo llegar en los últimos días 18.000 cascos militares adicionales a Kiev, que se suman a una primera entrega de 5.000 unidades. Alemania autorizó el sábado el envío a Kiev de 500 misiles antiaéreos tipo Stinger, 1.400 lanzacohetes antitanques y nueve obuses, la mayoría de los cuales ya llegaron a Ucrania.

La reina Isabel II de Inglaterra hizo un “generoso donativo” a una coalición de asociaciones humanitarias, atendiendo a una petición para ayudar a los refugiados que huyen de Ucrania, por la invasión de Rusia, indicó el jueves el Comité de Emergencia para Desastres (DEC).

Este comité ’Disasters Emergency Committee’, que engloba a 15 organizaciones no gubernamentales, incluyendo la Cruz Roja británica, Oxfam y Save The Children, dio las gracias este jueves a la reina por “haber hecho un generoso donativo” a raíz de su “llamado humanitario por Ucrania”. En el mensaje, publicado en Twitter, no se precisó a cuánto asciende la suma.

Ucrania y Rusia acordaron crear corredores humanitarios para evacuar a los civiles al cabo de una segunda ronda de conversaciones el jueves, en el octavo día de la invasión.

“La segunda ronda de conversaciones ha terminado. Desafortunadamente, Ucrania aún no tiene los resultados que necesita. Solo hay decisiones sobre la organización de corredores humanitarios”, dijo en Twitter el asesor presidencial ucraniano, Mykhailo Podolyak.

“Lo único que puedo decir es que discutimos en detalle los aspectos humanitarios porque muchas ciudades están actualmente rodeadas por las fuerzas rusas y hay una situación dramática de alimentos, medicinas y posibilidades de evacuación”.

Según Podoliak, Moscú y Kiev establecerán “corredores humanitarios para la evacuación de la población civil, así como para la entrega de medicamentos y alimentos a las áreas donde los combates son más violentos”. Esto incluye “la posibilidad de un alto el fuego temporal durante el período de evacuación”.

El jefe de la delegación rusa, Vladimir Medinsky indicó que las conversaciones se centraron en temas humanitarios, militares y en la “futura solución política del conflicto”. Existe un “entendimiento mutuo” sobre “ciertos puntos”, dijo el representante ruso y agregó que “el tema principal que se ha resuelto hoy es el del rescate de civiles que se encontraban en la zona de enfrentamientos”.

“Creo que esto es un progreso significativo”, dijo. Las negociaciones se llevaron a cabo en la región bielorrusa de Brest, cerca a la frontera con Polonia.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió este jueves a Occidente que aumente su apoyo a Kiev, advirtiendo que si su país es derrotado por Rusia, el Kremlin atacará los países bálticos y el resto de Europa “hasta el muro de Berlín”.

“Si desaparecemos, que Dios nos proteja, luego será Letonia, Lituania, Estonia, etc. Hasta el muro de Berlín, ¡créanme!”, dijo Zelenski a la prensa, considerando que Moscú podría perseguir reconstruir toda la esfera de influencia europea de la Unión Soviética. También llamó a los países occidentales a “cerrar el cielo” ucraniano a los aviones rusos o entregarle aviones a Kiev.

“¿Qué quieres de nosotros? ¡Vete de nuestra tierra!”, exclamó Zelenski, aludiendo al presidente ruso, que inició la invasión de Ucrania hace ocho días. “Siéntate conmigo, pero no a treinta metros, como con Macron o con Scholz. Soy un tipo normal, ¡no muerdo!”, agregó el mandatario.

Diciendo eso, ironizaba sobre la larga mesa en la que el presidente ruso recibió a algunos de sus invitados, tanto compatriotas como extranjeros, en virtud de un drástico protocolo sanitario para protegerle de la covid-19, pero que no aplicó con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó el jueves que la invasión de Ucrania se desarrolla “según lo planeado” y sostuvo que sus tropas combaten a los “neonazis” para apoyar a rusos y ucranianos, que forman “un solo pueblo”.

“Quiero decir que la operación militar especial avanza conforme al calendario previsto, según lo planeado”, dijo Putin al abrir una reunión del Consejo ruso de Seguridad, en el octavo día desde el inicio de la invasión de la exrepública soviética.

Putin saludó la “valentía” de los soldados rusos, que calificó de “verdaderos héroes” y aseguró que luchaban “con firmeza y con plena conciencia de la pertinencia de su causa”. “No abandonaré la convicción de que rusos y ucranianos son un solo pueblo”, agregó. El presidente ruso anunció una compensación económica por los soldados rusos muertos o heridos en Ucrania, así como para los que siguen desplegados allí.

Rusia informó el miércoles de la muerte de 498 soldados rusos en Ucrania y 1.597 heridos. Putin alabó también su “preciosa lucha contra los neonazis” y los “mercenarios extranjeros” que utilizan a los civiles como “escudos humanos”. Kiev dice que al menos 350 civiles han muerto desde el inicio de la invasión rusa.

La cifra de víctimas mortales por los bombardeos perpetrados por Rusia a la ciudad de Chernigov, al norte de Ucrania, ascendió a 33 personas, según informaron los servicios de emergencia, aumentando los balances anteriores.

Más temprano, primero el alcalde la ciudad, Viacheslav Chaus, notificó la cifra de nueve muertos y cuatro heridos en la red Telegram, posteriormente los servicios de auxilio destacaron que llegaban a 22.

Las tropas rusas, que conquistaron Jersón, su primera gran ciudad ucraniana desde el inicio de la invasión, intensificaron sus bombardeos contra otros centros urbanos, lo que ha obligado ya a más de un millón de civiles a dejar sus hogares.

Al menos 22 personas murieron en un bombardeo perpetrado por Rusia a áreas residenciales, incluyendo colegios, de la ciudad de Chernigov, al norte de Ucrania, informaron los servicios de emergencia, aumentando el balance anterior de nueve muertos.

Los servicios de emergencia difundieron imágenes de la zona, en las que se ven humaredas en apartamentos destruidos, con escombros esparcidos en una amplia zona y socorristas transportando cuerpos en camillas.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, afirmó el jueves que quiere negociar directamente con su homólogo ruso, Vladimir Putin, alegando que es “el único modo de frenar la guerra” entre Rusia y Ucrania.

“Tengo que hablar con Putin, pues ese es el único modo de frenar esta guerra”, declaró Zelenski en una rueda de prensa, declarándose “abierto” y “dispuesto a abordar todas las cuestiones” con Putin.

Un ataque de Rusia en áreas residenciales, incluidos colegios, de la ciudad de Chernigov, al norte de Ucrania, dejó nueve muertos y cuatro heridos este jueves, según el gobernador de la región.

“Aviones rusos también atacaron residencias privadas y dos colegios en la zona de Staraya Podusivka (en Chernigov). Los servicios de rescate, que están trabajando en la zona, afirman que hubo nueve muertos y cuatro heridos, explicó el gobernador de la región de Chernigov, Vyacheslav Chaus, en Telegram.

Los ministros europeos de Interior alcanzaron este jueves un acuerdo político para la “decisión histórica” de conceder protección temporaria a los refugiados “que huyen de la guerra” en Ucrania, anunció en Twitter la comisaria europea de Asuntos Internos, Ylva Johansson.

El ministro francés de Interior, Gérald Darmanin, formuló el mismo anuncio en la misma red, y por el momento las fuentes no precisaron si la protección también se aplicará a personas que escapen de la guerra en Ucrania pero no tengan nacionalidad ucraniana, un tema candente que aún divide a los Estados del bloque.

El presidente francés piensa que “lo peor está por venir” en el conflicto en Ucrania tras una conversación telefónica con el mandatario de Rusia, quien le expresó su determinación a seguir la ofensiva y que podría “tomar el control” de todo el país, informó el Palacio del Elíseo.

En una conversación que duró una hora y media, el presidente ruso Vladimir Putin afirmó a su homólogo francés Emmanuel Macron que la operación rusa se desarrolla “acorde a los planes” y que podría “intensificarse” si los ucranianos no aceptan sus condiciones, informó el jueves el despacho del mandatario francés.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, podría aumentar sus exigencias a la lista de demandas que presentó a Ucrania, dijo el jefe de estado ruso a su colega francés Emmanuel Macron durante una conversación telefónica, informó el Kremlin.

Putin afirmó que continuará “sin concesiones” su ofensiva contra los “nacionalistas” en Ucrania, donde Moscú lanzó una invasión el 24 de febrero, agregó la Presidencia rusa.

Alemania espera que las sanciones adoptadas por los occidentales contra Rusia, en represalia por la invasión de Ucrania, tengan “importantes repercusiones” en su propia economía, indicó el jueves su ministro de Economía Robert Habeck.

“El impacto de las sanciones y de la guerra es tal que podemos temer que incluso pequeñas perturbaciones tengan importantes repercusiones” aseguró el ministro alemán.

El presidente francés Emmanuel Macron habló de nuevo este jueves con su homólogo de Rusia Vladimir Putin, y después con el de Ucrania Volodímir Zelenski, informó la presidencia francesa.

La conversación con Putin, que duró una hora y media, según el palacio del Elíseo, es la tercera que mantienen ambos líderes desde el inicio de la invasión de Ucrania por el ejército ruso, el 24 de febrero.

Ucrania instó este jueves a suspender a Rusia de la Organización Mundial del Comercio (OMC), una semana después de haber sido invadida por tropas rusas.

En la OMC, así como en otras organizaciones internacionales con sede en Ginebra y otras ciudades, las autoridades ucranianas intensifican sus acciones para aislar a Rusia.

En un tuit, la Representación de Ucrania ante las organizaciones internacionales en Ginebra anunció este jueves que había “informado a los Estados miembros de la OMC sobre su decisión de imponerle un embargo económico total y, por lo tanto, dejar de aplicar los acuerdos de la OMC en sus relaciones con Rusia”.

En este mensaje también hace un llamado a los otros países integrantes de la OMC a “optar por el bando de Ucrania y adoptar medidas similares que restrinjan el comercio” con Rusia.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) aprobó el jueves una resolución donde pide a Rusia el “cese inmediato de todas las acciones” en las plantas nucleares en Ucrania, tras invadir el país el 24 de febrero.

La resolución también “lamenta las acciones de la Federación Rusa en Ucrania, incluido la toma por la fuerza de instalaciones nucleares y otras acciones violentas”, explican en una copia del texto enviada a la AFP.

La delegación de Ucrania está en camino para reunirse el jueves con representantes de Rusia para negociar un cese el fuego, después de que Moscú lanzó una invasión contra el país vecino la semana pasada, anunció un asesor de la presidencia en Twitter.

“En camino para las negociaciones con la Federación de Rusia. Ya estamos en los helicópteros”, escribió el asesor de la Presidencia, Mikhailo Podoliak, quien publicó una foto de él junto al alto cargo parlamentario David Arakhamia, vestidos en tenida militar.

Seis leones y seis tigres de un refugio para animales maltratados de Ucrania pudieron ser evacuados la mañana de este jueves a Polonia, informó a AFP la portavoz del zoológico de Poznan (oeste) que los recibió.

“Fueron transportados en un camión que recorrió cerca de mil kilómetros desde Kiev para evitar la región de Jitomir, bombardeada por las fuerzas rusas” indicó la portavoz Malgorzata Chodyla a AFP por teléfono. En un momento del recorrido, el camión, que emprendió viaje el martes, tuvo que detenerse toda la noche al encontrarse de frente con tanques rusos.

El conductor se ocultó en el vehículo mientras la propietaria del refugio, Natalia Popova, tuvo que unirse al convoy para alimentar a los felinos porque los miembros de la escolta no sabían hacerlo, contó la portavoz. En la frontera, los animales fueron transferidos a un camión polaco y el conductor ucraniano regresó a su ciudad natal para encontrarse con su familia.

Fátima  Jiménez Quirós

Fátima Jiménez Quirós

Estudiante de periodismo y comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe noticias de última hora nacionales e internacionales. Anteriormente trabajó en la sección de verificación de datos: No Coma Cuento.

Luis Enrique Brenes

Luis Enrique Brenes

Bachiller en Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.