Conflictos

OTAN reforzará su apoyo a Ucrania, que mantiene a raya a los rusos en Kiev

Alianza transatlántica continuará además reforzando su flanco oriental, con el despliegue de nuevos grupos de combate en Bulgaria, Rumanía, Hungría y Eslovaquia

Bruselas. La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) anunció este miércoles su intención de reforzar su apoyo a Ucrania frente a las tropas rusas, que se vieron obligadas a replegarse en varios puntos cerca de Kiev, según el alcalde de la capital.

El presidente estadounidense, Joe Biden, llegó por la noche a Bruselas, para participar el jueves en una cumbre extraordinaria de la OTAN y del G7 de potencias industrializadas, consagradas a Ucrania. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, participará igualmente por videoconferencia en esos dos encuentros.

También se reunirán el jueves en la capital belga los dirigentes de la Unión Europea (UE), cuando se cumple un mes exacto de la invasión rusa a la exrepública soviética. Las tropas rusas buscan estrechar desde hace varios días el cerco de Kiev, la capital ucraniana. Pero según su alcalde, Vitali Klitschko, se han visto obligadas a replegarse en varios frentes al este y el oeste de la capital, en tanto que en el norte se libran encarnizados combates.

“Estamos determinados a combatir en cada edificio, en cada calle”, afirmó Klitschko, un excampeón mundial peso pesado de boxeo. Un bombardeo contra el aparcamiento de un centro comercial de Kiev dejó este miércoles un muerto y dos heridos. Otros bombardeos dejaron cuatro heridos, indicó el alcalde.

El medio digital independiente ruso The Insider informó de que una de sus periodistas, Oksana Baulina, murió en un bombardeo, cuando filmaba los daños causados por el ataque al centro comercial. Biden advirtió que Rusia, al ver contrariados sus planes de una victoria militar rápida, podría recurrir a armas químicas. Se trata de una “amenaza real”, subrayó de partir hacia Bruselas. La OTAN buscará aumentar en la cumbre del jueves su compromiso con la defensa de Ucrania.

“Los aliados de la OTAN han intensificado su apoyo a Ucrania, incluso proporcionando sistemas avanzados de defensa antiaérea, sistemas antitanques, varios tipos de armas y municiones, y espero que examinen cómo pueden intensificar sus esfuerzos y proporcionar más equipos de protección y defensa contra las armas químicas”, declaró el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg.

La Alianza continuará además reforzando su flanco oriental, con el despliegue de nuevos grupos de combate en Bulgaria, Rumanía, Hungría y Eslovaquia, precisó Stoltenberg. Esto elevaría a ocho el número de grupos de combate desplegados desde el mar Báltico hasta el mar Negro. El jefe de gabinete del presidente ucraniano pidió a los occidentales la entrega de “armas ofensivas”, como forma de “disuasión” frente a Rusia.

Las tres cumbres del jueves darán lugar a “nuevas sanciones contra Rusia”, adelantó el asesor de Seguridad Nacional de la casa Blanca, Jake Sullivan, a bordo del avión presidencial Air Force One en ruta hacia Bruselas.

Estados Unidos anunciará sanciones contra “figuras políticas”, “oligarcas” y “entidades” rusas, detalló. Zelenski, que lleva días realizando llamamientos ante los parlamentos de los países occidentales, pidió el miércoles a los legisladores franceses que las empresas de este país salieran de Rusia.

En un comunicado, el fabricante francés de automóviles Renault anunció la suspensión de las actividades de su fábrica en Moscú “a partir de este mismo día” y dijo que estaba examinando “las opciones” para su filial rusa AvtoVAZ. La decisión se produjo poco después de que el jefe de la diplomacia ucraniana llamara a un boicot internacional de la firma por permanecer en Rusia.

Ante sanciones económicas cada vez más duras, Putin anunció que Moscú dejaría de aceptar pagos en dólares o euros por los suministros de gas a la UE. Esta decisión es “una ruptura de contrato”, reaccionó el ministro alemán de Economía, Robert Habeck, que indicó que discutirá el asunto con los demás países de la UE.

Para Anriï Iermak, jefe de la administración presidencial ucraniana, el anuncio representa un “intento de reforzar el rublo y declarar una guerra económica a la UE”. “Pero Occidente podría golpear a Rusia con un embargo al petróleo que hundiría la economía rusa. Esta será ahora una batalla económica clave y Occidente debe ganarla colectivamente”, añadió.

Otra pregunta relativa a las sanciones es si Rusia será excluida de algunas instituciones internacionales, como el G20 de potencias industrializadas y emergentes. China se pronunció en contra de la exclusión. La cumbre de la OTAN debe instar a China a dejar de apoyar a Rusia, dijo Stoltenberg, que acusó a a Pekin de contribuir a la difusión de “mentiras descaradas” sobre el conflicto.

En el terreno, aún hay cerca de “100.000 personas en condiciones inhumanas” en Mariúpol, aseguró Zelenski. Esa ciudad portuaria sobre el mar de Azov enfrenta “un asedio total. Sin alimentos, agua, medicamentos, bajo constante bombardeo”, agregó.

Unas imágenes satelitales de Mariúpol suministradas el martes por la compañía privada Maxar mostraban varios edificios en llamas y columnas de humo en varios lugares. Según indicó el consejo municipal, cerca de 45.000 residentes de la ciudad habrían sido evacuados.

“No es una guerra, es un genocidio”, manifestó el martes la fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova. Las guerras “tienen reglas, principios. Lo que vemos en Mariúpol (es) la ausencia total de normas”, agregó. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, informó el miércoles que el gobierno de Estados Unidos “determinó que miembros de las fuerzas rusas han cometido crímenes de guerra en Ucrania”.

Estos “crímenes de guerra deben cesar inmediatamente”, aseveró más tarde el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, en un comunicado, refiriéndose a ataques contra infraestructuras civiles. Al menos 121 niños murieron y 167 resultaron heridos en Ucrania desde el inicio de la guerra, según la Fiscalía General de Ucrania.

Según el último recuento realizado el miércoles por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, 977 civiles han muerto, entre ellos 82 niños, y 1.594 han resultado heridos desde el inicio del conflicto. Desde el 24 de febrero, más de 3,6 millones de personas huyeron de Ucrania, según la ONU. Además, unos 10 millones de personas —cerca de un cuarto de la población del país— tuvieron que abandonar sus casas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.