Conflictos

Fuerzas ucranianas reciben orden de retirarse de localidad clave del este

Toma de Severodonetsk permitiría a los rusos avanzar sobre la localidad vecina de Lysychansk

Kiev. Las fuerzas ucranianas se retirarán de Severodonetsk, informó este viernes una autoridad local ucraniana, un importante avance para las tropas rusas en un su intento ganar territorio en la zona oriental del Donbás.

La noticia llega pocas horas después de que la Unión Europea (UE) mostrara un contundente apoyo a Ucrania otorgándole el estatuto de candidato, aunque este proceso puede tardar años antes de que el país logre integrar el bloque.

La toma de Severodonetsk, en el Donbás, se convirtió en un objetivo clave de los rusos, después de que sus tropas fueran repelidas de Kiev tras el inicio de la invasión lanzada en febrero. Esta estratégica localidad fue escenario de rudos combates callejeros durante semanas en los que los ucranianos intentaron superar la desventaja bélica con una férrea resistencia.

Pero este viernes, Serguéi Gaidai, el gobernador de la región de Lugansk, donde se encuentra esta ciudad industrial, indicó que las tropas se retirarán. “Las fuerzas armadas ucranianas tendrán que retirarse de Severodonetsk. Han recibido una orden para hacerlo”, dijo en Telegram.

“Permanecer en posiciones que han sido bombardeadas incesantemente durante meses no tiene sentido. La ciudad ha quedado casi convertida en escombros. Todas las infraestructuras críticas han sido destruidas. El 90% de la ciudad está dañada, el 80% de las casas tendrán que ser demolidas”, explicó el gobernador.

La toma de Severodonetsk permitiría a los rusos avanzar sobre la localidad vecina de Lysychansk, consolidando su control de la región del Lugansk y permitiendo progresar en su ofensiva por la cuenca minera del Donbás, que desde el 2014 ya está parcialmente bajo control de separatistas prorrusos.

Gaidai informó de que ahora los rusos avanzan hacia Lysychansk que también está bajo un rudo asedio de las tropas de Moscú, que bombardean sin cesar esta localidad.

La situación para quienes permanecen en Lysychansk parece sombría, Liliya Nesterenko contó que su casa no tiene gas, ni agua, tampoco electricidad y que ella y su madre cocinan usando en una hoguera. Un representante de los separatistas prorrusos calificó de “inútil” la resistencia ucraniana.

“Creo que al ritmo que van nuestros soldados, muy pronto todo el territorio de la República Popular de Lugansk estará liberado”, declaró a la AFP por videollamada el teniente coronel Andrei Marochko, portavoz de las milicias prorrusas de Lugansk.

Marochko informó en Telegram que las localidades aledañas a Zolote y Hirske, al sur de Severodonetsk, ahora están bajo control ruso o de las milicias afines a Moscú. El ministerio de Defensa ruso aseguró el viernes que hay cerca de 2.000 personas “completamente bloqueadas” cerca de Zolote y de Hirske, y que cerca de la mitad de Zolote está bajo control ruso.

En los últimos días, Rusia también intensificó la ofensiva contra la ciudad del Járkov, en el norte de Ucrania. Un equipo de la AFP en el terreno escuchó fuertes explosiones en el centro de la ciudad en la noche del jueves y en la mañana constató que el Instituto Politécnico fue golpeado por misiles, provocando el estallido de las ventanas y dejando el techo al borde del colapso.

En el sur de Ucrania, en la ciudad de Jersón, que está bajo control de los rusos, un alto mando instalado por Moscú murió en un ataque con explosivos colocados en su coche. Ucrania multiplicó los llamados para acelerar las entregas de armamento y el jueves Estados Unidos anunció el envío de una nueva partida de ayuda militar a Ucrania por $450 millones.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, agradeció en Twitter a su homólogo estadounidense, Joe Biden, por la decisión. “Este apoyo es ahora más importante que nunca”, dijo.

En la cumbre de los 27 países de la UE en Bruselas el jueves, los líderes acordaron darle el estatuto de candidato a Ucrania y a Moldavia, otra exrepública soviética con parte de su territorio controlado por separatistas prorrusos.

Zelenski agradeció el apoyo calificándolo como “un momento único e histórico” en las relaciones entre su país y la UE. El presidente francés, Emmanuel Macron, cuyo país ejerce la presidencia de la UE, afirmó que esa decisión envía “una señal muy fuerte” a las autoridades rusas.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, desestimó la importancia de que la UE concediera el estatuto de candidato Ucrania y Moldavia, afirmando que es “un asunto interno europeo”. A la cumbre europea le seguirá otra del G7 de las grandes potencias económicas y una tercera de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), en las que participará el presidente estadounidense.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.