AFP . 14 enero
Manifestantes prendieron fuego a banderas estadounidenses y a una figura en cartón del embajador de Reino Unido, Rob Macaire, el martes 14 de enero del 2020, en Teherán. Foto: AP
Manifestantes prendieron fuego a banderas estadounidenses y a una figura en cartón del embajador de Reino Unido, Rob Macaire, el martes 14 de enero del 2020, en Teherán. Foto: AP

Teherán. El régimen iraní arrestó este martes a estudiantes durante protestas vinculadas al derribo involuntario de un avión civil ucraniano por un misil, sin que esas detenciones hayan puesto fin a las manifestaciones que se producen desde el sábado en el país por la gestión gubernamental de esta tragedia.

Las fuerzas armadas iraníes reconocieron el sábado su responsabilidad en la catástrofe del vuelo PS572 de Ukraine International Airlines, derribado por error el 8 de enero por un misil iraní muy poco después de haber despegado de Teherán, causando la muerte de sus 176 ocupantes.

Previamente, Teherán había negado durante al menos dos días la hipótesis de que el avión hubiese sido derribado por un misil.

El anuncio tardío del error provocó una ola de indignación en el país contra las autoridades por su forma de haber gestionado este incidente, según videos colgados en las redes sociales. En esas protestas se habrían coreado consignas contra las autoridades de la República Islámica, incluyendo al clero chiita.

Según nuevas imágenes, imposibles de verificar, se produjeron nuevas protestas el martes por la noche, en las universidades de la capital, donde podrían haberse producido enfrentamientos entre estudiantes y miembros de Basij, movimiento paramilitar de voluntarios islámicos.

En la universidad de Teherán, unos 200 estudiantes, la mayoría con el rostro recubierto, tuvieron un tenso cara a cara con Basij, constató la AFP.

Las fuerzas de seguridad mantuvieron a distancia los grupos, que acabaron por dispersarse.

Según periodistas de la AFP, el dispositivo policial era mucho menor el martes en Teherán. Había problemas para conectarse a internet.

En un hecho extremadamente raro, la agencia de prensa Fars, cercana a los ultraconservadores, informó que los manifestantes del domingo habían gritado "¡Muerte al dictador!" y clamado eslóganes contra los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite iraní.

Una treintena de personas fueron detenidas entre el sábado y el lunes, según la autoridad judicial.

Esta captura del video muestra lo scohetes lanzados desde Irán contra la base militar estadounidense en Ain Assad, en Irak. Foto: AFP
Esta captura del video muestra lo scohetes lanzados desde Irán contra la base militar estadounidense en Ain Assad, en Irak. Foto: AFP
‘Mudos’

Un grupo de periodistas reformistas de Teherán publicó un comunicado denunciando la falta de libertad en la prensa y los medios oficiales.

"Asistimos al funeral de la confianza del público", denunció el texto, citado la agencia oficial Irna.

"¡A la hora de disculparse y dar explicaciones, se quedan mudos!", tuiteó Elmira Sharifi, uno de los rostros de la información de la televisión estatal.

Varios artistas e intelectuales se sumaron a las protestas.

El diario Hamshahri, el periódico de más tirada del país, informó de una "ola de protestas de artistas ante (la tragedia) del avión y la manera de la que se informó". También indicó que habían cancelado su participación en los festivales de Fajr, que se celebran cada año en febrero, con motivo del aniversario de la Revolución Islámica.

Este martes, a través de la televisión, el ministerio de Justicia anunció varios arrestos en el marco de una "exhaustiva investigación" para determinar las responsabilidades en la catástrofe aérea.

176 ocupantes de avión ucraniano accidentado murieron, confirma Irán

Poco antes, el presidente iraní, Hasan Rohani, había estimado que se debe “castigar” a todos los responsables de la tragedia.

"Para nuestro pueblo es muy importante que cualquier persona que haya tenido culpa o haya sido negligente en este asunto" sea llevado ante la justicia, dijo Rohani en un discurso retransmitido por la televisión. "Todos los que deban ser castigados lo serán", insistió.

"El sistema judicial debe formar un tribunal especial con magistrados de alto rango y decenas de expertos (...) El mundo entero nos está mirando", agregó el presidente.

"No puede ser solamente la persona que apretó un botón la que cometió la falta. Hay otros, y quiero que ello sea explicado claramente al pueblo", precisó Rohani.

Presión internacional

Irán está sometido a presión internacional para que se lleve a cabo una investigación exhaustiva sobre la tragedia aérea.

La mayoría de las 176 víctimas mortales eran iraníes y canadienses. Ottawa creó un grupo de coordinación de los países de los que eran oriundos los fallecidos. El jueves se reunirá en Londres para organizar la repatriación de los restos y pedir una investigación transparente.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, aunque siguió manteniendo la presión contra Teherán también declaró el lunes que sin la reciente escalada de tensiones activada por Estados Unidos, los pasajeros del avión estarían ahora con vida.

El avión ucraniano, que se dirigía a Kiev, fue derribado mientras las fuerzas iraníes se hallaban en alerta tras haber lanzado una serie de misiles contra bases en Irak que albergan a soldados estadounidenses.

Irán lanzó estos misiles en represalia por el asesinato, pocos días antes, del general Qasem Soleimani, jefe de las operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución, abatido el 3 de enero en Bagdad por un dron norteamericano.