Conflictos

Irán acepta reanudar las negociaciones en Viena sobre el acuerdo nuclear

Las conversaciones están estancadas desde la elección en junio del nuevo presidente iraní

Bruselas. Irán acordó reanudar el mes próximo las negociaciones sobre su programa nuclear con las potencias mundiales, indicó este miércoles el viceministro de Relaciones Exteriores iraní tras discusiones con mediadores de la Unión Europea en Bruselas.

“Acordamos empezar las negociaciones antes de finales de noviembre. La fecha será anunciada la semana próxima”, aseguró en Twitter Ali Bagheri, quien también oficia de jefe negociador de Teherán para la cuestión nuclear.

“Tuve una conversación seria y constructiva con Enrique Mora sobre los elementos esenciales de una buena negociación”, afirmó sobre su encuentro con el mediador europeo. ”No hay nada para anunciar por ahora” del lado de Bruselas, indicó una fuente europea tras el encuentro.

“Tras haber evaluado las conversaciones entre Bagheri y Mora, decidiremos la fecha en la que iniciaremos las negociaciones con el grupo 4+1 (de los cinco Estados firmantes), pero no será muy demorado”, declaró por su parte en Teherán el jefe de la diplomacia iraní Hossein Amir-Abdollahian. ”Las negociaciones deben llevarse a cabo en Viena”, añadió la fuente europea en Bruselas.

Los iraníes pidieron entrevistarse con Enrique Mora para "discutir asuntos que permanecían en suspenso" tras la conversación con el negociador europeo el 14 de octubre en Teherán.

“Quieren clarificaciones sobre el texto que está sobre la mesa (en Viena) y sobre los contactos bilaterales con algunos países firmantes”, aseveró la semana pasada un responsable europeo.

Sin embargo, no se trataba de ninguna manera para los europeos de negociar nada de manera bilateral con los representantes del régimen iraní.

La Unión Europea (UE) presiona a los iraníes para que reanuden las negociaciones iniciadas en Viena para salvar el moribundo acuerdo nuclear con Teherán, que le impide dotarse del arma nuclear. Las conversaciones están estancadas desde la elección en junio del nuevo presidente iraní.

El acuerdo concluido entre Irán por una parte, y Estados Unidos, Reino Unido, China, Rusia, Francia y Alemania del otro, permitía levantar una parte de las sanciones internacionales contra Teherán, a cambio de una reducción drástica de su programa nuclear, bajo estricto control de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Los estadounidenses se impacientan y de nuevo advirtieron que están dispuestos a “tomar otras medidas” si las negociaciones para salvar el acuerdo sobre lo nuclear iraní fracasan.

La “puerta” de la diplomacia “no seguirá abierta eternamente”, advirtió el emisario estadounidense para Irán Rob Malley.