Conflictos

Bombardeo ruso en Ucrania provoca incendio en planta nuclear más grande de Europa

Lanzada en 1985, durante la Unión Soviética, la planta de Zaporiyia cuenta con seis reactores y suministra gran parte de la energía del país.

Zaporiyia. Un bombardeo ruso impactó en la madrugada del viernes (noche del jueves en Costa Rica) en la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa en el centro de Ucrania, provocando un incendio y afectando una de sus unidades, afirmó el vocero de esta planta.

“Tras un bombardeo de las fuerzas rusas en la central nuclear de Zaporiyia, se ha declarado un incendio”, indicó el vocero Andrei Tuz en un video publicado en la cuenta de Telegram de la planta. “Los bomberos no pueden llegar al lugar del fuego y extinguirlo. Los proyectiles caen muy cerca. La primera unidad eléctrica de la central ya se ha visto afectada. ¡Paren esto!”, añadió.

En Twitter, el ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, pidió al ejército ruso detener el fuego de inmediato. “El ejército ruso está disparando desde todos lados sobre la central nuclear de Zaporiyia, la más grande en Europa. Ya se ha prendido fuego”, tuiteó.

“¡Si estalla, será diez veces más grande que Chernóbil! Los rusos deben parar el fuego INMEDIATAMENTE, permitir a los bomberos establecer una zona de seguridad”, alertó. Previamente, Ucrania había indicado a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) que tanques e infantería rusa se encontraban muy cerca de la ciudad de Energodar, a pocos kilómetros de la central.

Lanzada en 1985, durante la Unión Soviética, la planta de Zaporiyia cuenta con seis reactores y suministra gran parte de la energía del país. En un comunicado el jueves, el director general de la AIEA, Rafael Mariano Grossi, solicitó que se detenga de inmediato el uso de la fuerza en Energodar y cerca de la central.

También señaló que la agencia seguía asistiendo a Kiev y otros actores para garantizar la seguridad de las instalaciones nucleares de Ucrania, que dispone de 15 reactores en cuatro plantas distintas. El 24 de febrero se produjeron combates cerca de la antigua central de Chernóbil, sitio del peor accidente nuclear de la historia, que ahora está bajo control de las tropas rusas.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) señaló que las autoridades de Ucrania no detectaron cambios en los niveles de radiación en la central nuclear de Zaporiyia.

“El regulador ucraniano dijo a AIEA que no hay cambios registrados en los niveles de radiación en Zaporiyia”, tuiteó este organismo de la ONU. Previamente, su director Rafael Mariano Grossi había pedido “frenar el uso de la fuerza” y advirtió sobre el “grave peligro si los reactores resultan impactados”.

Por su parte, el director de la planta también dijo que “la seguridad nuclear está ahora garantizada”. De acuerdo con los responsables de la central, un edificio para la formación y un laboratorio se vieron afectados por el fuego, según comentó en Facebook Oleksander Starukh, jefe de la administración militar de la región de Zaporiyia.

La AIEA también indicó de que el equipo “esencial” de la planta nuclear no se vio afectado por el incendio. “Ucrania dice a la AIEA que el fuego en la planta nuclear de Zaporiyia no ha afectado equipo ‘esencial’ y el personal de la planta está tomando acciones para mitigar” el daño, tuiteó este organismo dependiente de la ONU.

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski condenó los ataques y acusó a Moscú de recurrir al “terror nuclear” y de querer “repetir” la catástrofe de Chernóbil. “Alertamos a todo el mundo sobre el hecho de que ningún otro país excepto Rusia ha disparado jamás contra centrales nucleares”, expresó en un video publicado por la presidencia ucraniana.

“Es la primera vez en nuestra historia, la primera vez en la historia de la humanidad. Este Estado terrorista recurre ahora al terror nuclear”, añadió Zelenski.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.