Patronos podrán asegurar a mitad del costo para que trabajadoras tengan acceso a seguro de salud y pensiones

Por: Ángela Ávalos 26 julio, 2017
En el país hay 140.000 trabajadoras domésticas. | ARCHIVO
En el país hay 140.000 trabajadoras domésticas. | ARCHIVO

Los patronos ya pueden asegurar a sus empleadas domésticas a la mitad del costo que este beneficio tenía.

El diario oficial La Gaceta publicó, el 21 de julio, el alcance número 179 con el Reglamento para la Inscripción de Patronos y el Aseguramiento Contributivo de las Trabajadoras Domésticas, que permite asegurar con bases mínimas reducidas.

La reforma beneficiará a las trabajadoras domésticas que laboran por horas (jornadas parciales), pues reducirá a la mitad el costo de su aseguramiento.

Antes, si un empleador pretendía dar esta protección a una trabajadora para que le ayudara en las tareas del hogar unas horas (no jornada completa), estaba obligado a reportar, como mínimo, ¢231.135 (base mínima contributiva), aunque le pagara menos al mes.

Por esta situación, un patrono que pagaba un salario mensual de ¢100.000 a una doméstica, tenía que pagar a la Caja casi otro salario por concepto de cargas sociales; es decir, poco más de ¢54.058 adicionales al mes.

Esta situación hacía muy caro proteger contra los riesgos de enfermedad y maternidad, e invalidez, vejez y muerte a esta población.

El nuevo reglamento baja a la mitad esa base mínima contributiva. Siguiendo con el ejemplo del caso anterior, el aporte patronal bajaría a ¢27.859.

La medida es producto de un acuerdo de la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), que pretende mejorar las condiciones de aseguramiento de grupos vulnerables, como las trabajadoras domésticas.

De acuerdo con datos de la CCSS, un 70% de las 170.575 trabajadoras domésticas que hay en el país laboran en jornadas parciales (por horas, en casas), con un salario tres veces más bajo al reportado para el sector privado.

Un 94% de ellas son mujeres, y solo un 30% tienen alguna garantía laboral (seguros, vacaciones y aguinaldo).

Además de reducir la base mínima contributiva, la CCSS le facilitará a los empleadores el registro de sus trabajadoras.

A partir del 9 de agosto, el Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere) pondrá a disposición el registro virtual de estas empleadas.

Antes de esa fecha, los patronos puede hacer el registro de manera presencial, en cualquiera de las sucursales de la CCSS en todo el país.

Las cuatro condiciones que pide la CCSS a los patronos para tener acceso a este beneficio, son las siguientes:

1. Estar al día en sus obligaciones con la CCSS.

2. Registrar una cuenta bancaria para que le hagan el descuento automático.

3. Reportar un salario proporcional a la jornada trabajada.

4. Aportar y actualizar datos básicos de la empleada, para que la CCSS pueda contactarse con ella (número de teléfono y correo electrónico).

De esta modalidad se exceptúan jardineros, choferes y vigilantes.

Condiciones para trabajadoras domésticas
Condiciones para trabajadoras domésticas