Marvin Barquero. 26 junio
La modernización en infraestructura y tecnología permitirá un ingreso y egreso eficiente de personas, mercancías y vehículos en los puntos fronterizos terrestres, entre ellos, Paso Canoas. Foto: Patricia Recio
La modernización en infraestructura y tecnología permitirá un ingreso y egreso eficiente de personas, mercancías y vehículos en los puntos fronterizos terrestres, entre ellos, Paso Canoas. Foto: Patricia Recio

El Ministerio de Comercio Exterior (Comex) prevé que las dos primeras obras de infraestructura y modernización de los puestos fronterizos terrestres estén listas para mediados del 2022, específicamente en las comunidades de Sabalito y Paso Canoas, cercanas al límite sur con Panamá.

Las obras forman parte del Programa de Integración Fronteriza (PIF), que se ejecuta con un empréstito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobado mediante la Ley No. 9451.

En total, ese crédito es por $100 millones y está aprobado por la Asamblea Legislativa desde el 11 de mayo del 2017.

El Comex, entidad ejecutora de los recursos prestados por el BID, informó, este viernes 26 de junio, de que el 5 de junio fue suscrito el contrato para el diseño de la nueva infraestructura en Paso Canoas y Sabalito con el Consorcio OPB Arquitectos, Aplitec, BA Ingeniería, DEHC, Tegab y SHPI Ingeniería.

El viceministro del Comex, Duayner Salas, estimó que ese diseño estaría listo a finales de este 2020, para adjudicar e iniciar la construcción en los primeros meses del 2021. De no presentarse atrasos por factores externos, el funcionario explicó que se estarían entregando las obras en el primer semestre del 2022.

El PIF incluye también la modernización de los puestos fronterizos terrestres de Peñas Blancas y Tablillas, en el límite con Nicaragua, y la de Sixaola en el sureste de Costa Rica, limítrofe con Panamá.

La inversión total en infraestructura será cercana a los $70 millones.

La modernización de los puestos fronterizos se acordó tras una presión de los sectores productivos por los problemas de descontrol, atrasos y filas de camiones que se presentaban en esos sitios.

Además, los países de la región se comprometieron en tratados de comercio, como el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (Aacue) a integrar los pasos mediante conexión de tecnología.

Acerca de las obras en los otros pasos de frontera, Salas detalló que en las próximas semanas se podría concluir también el proceso de adjudicación de los diseños de los puestos fronterizos del norte.

“Existe una necesidad histórica de intervención de la condición de los puestos fronterizos terrestres, ya que esto tiene implicaciones sobre costos, tiempos y controles de las operaciones comerciales que se realizan en frontera vía terrestre”, recordó el viceministro Salas.

Aseguró que el Comex sigue, paralelamente, en la tramitación de las viabilidades ambientales para el inicio de las obras, el desarrollo de los planes de reasentamiento (traslado de personas) para las zonas que así lo requieren, así como en los procesos de contratación de los sistemas informáticos y de apoyo al comercio que también forman parte del PIF.