Óscar Rodríguez, Marvin Barquero. 13 marzo
Las medidas de apoyo económico, anunció el Gobierno, se centrarán en el sector turismo y comercio que están entre los más golpeados por el nuevo coronavirus. Fotos: Mayela López.
Las medidas de apoyo económico, anunció el Gobierno, se centrarán en el sector turismo y comercio que están entre los más golpeados por el nuevo coronavirus. Fotos: Mayela López.

El Gobierno presentará este sábado 14 de marzo una serie de medidas económicas para contrarrestar los efectos negativos que el nuevo coronavirus covid-19 esté teniendo en sectores productivos costarricenses.

El anuncio lo hizo esta noche el mandatario Carlos Alvarado en su cuenta de Twitter.

Previamente, Pilar Garrido, jerarca del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplán), había confirmado a La Nación que las medidas serán contracíclicas, buscan dinamizar la economía y van en la línea de revisar la política monetaria del Banco Central.

Las acciones serán más concretas para sectores como el turismo y el comercio que, hasta el momento, están entre los más afectados.

Garrido confirmó que el Equipo Económico del Gobierno, liderado por ella, analiza propuestas como la flexibilización de la jornada laboral, tal como lo solicitó la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

“La respuesta ante esta crisis debe ser con medidas concretas que impulsen los sectores más golpeados de la economía nacional y eso es lo que anunciaremos la próxima semana”, destacó la jerarca.

En el impulso de medidas participarán tanto el Banco Central de Costa Rica (BCCR) como el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

El próximo lunes 16 de marzo, la Junta Directiva del ente emisor tendrá su reunión mensual de política monetaria y donde se podría concretar una nueva reducción en su tasa de interés.

Asimismo, la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) llevará al seno del Conassif una serie de medidas para mejorar las condiciones de acceso al crédito, confirmó Bernardo Alfaro, jerarca de la Sugef.

“Queremos impulsar medidas que mitiguen el efecto que tendrá este virus sobre la economía nacional”. Pilar Garrido, jerarca de Mideplán.

Para complementar las acciones desde el Poder Ejecutivo, dijo Garrido, también coordinaron con la banca, principalmente la pública, para readecuar condiciones de crédito al sector empresarial más afectado y garantizar un mayor flujo de caja a las compañías.

La jerarca del Mideplán confirmó que las acciones que se anunciarán se harán con un estricto respeto de la regla fiscal, la cual pone un límite al gasto del Gobierno.

“La poca flexibilidad deberá ir de la mano con una priorización de los recursos ya establecidos dentro del Presupuesto Nacional, conforme avance la emergencia se dará monitoreo a los recursos con los que cuenta para este tipo de situaciones tanto el Ministerio de Salud, como el Fondo Nacional de Emergencias y la Caja Costarricense de Seguro Social”, explicó la funcionaria.

Además, añadió que, de ser necesarios más recursos, analizan la posibilidad de obtención de fondos de organismos multilaterales, que cuentan con recursos para casos de emergencia.

Empresarios piden flexibilidad

El sector empresarial urgió al Gobierno, en los últimos días, para que implemente un plan de acción de medidas, debido a los efectos negativos provocados por el nuevo coronavirus en la economía de Costa Rica.

Las propuestas planteadas por las cámaras se centraron en flexibilizar el pago de cargas sociales, tributos y operaciones crediticias para evitar el despido de trabajadores o el cierre de empresas.

El sector turístico y el comercial fueron los primeros en reaccionar debido a los efectos económicos por la suspensiones de vacacionistas al país o las medidas sanitarias de mayores restricciones en centros comerciales, espectáculos públicos y eventos masivos.

“En general, preguntamos al Gobierno de la República, ¿cuál es el plan para disminuirle los costos a las empresas y evitar su cierre?”, se destaca en un comunicado de la Cámara de Comercio, suscrito por Julio Castilla, presidente de la organización.

Esta agremiación también pidió medidas en cuotas obrero-patronales y en el pago de impuestos, tal como lo hizo la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

“Esta pandemia está generando importantes implicaciones económicas y de logística en las actividades propias del sector de restaurantes y bares, grupo que cuenta con casi 19.000 comerciantes”. Teresita Acosta, presidenta de la Cacore.

Esa fue la misma línea expuesta por Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines (Cacore) que envió, este viernes 13 de marzo, una carta al mandatario Carlos Alvarado, en la cual solicitó el apoyo.

“Esta pandemia está generando importantes implicaciones económicas y de logística en las actividades propias del sector de restaurantes y bares, grupo que aporta el 2% del PIB (producto interno bruto) a nuestro país y que cuenta con casi 19.000 comerciantes (muchos de ellos mipymes), con negocios en todo el territorio nacional”, recalcó Teresita Acosta, presidenta de Cacore.

Sobre la flexibilización de cargas sociales, Luis Diego Calderón, gerente Financiero de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), confirmó que cuando reciban las propuestas de lo sectores productivos serán analizadas.

“En el pasado la Caja ha aplicado medidas para contribuir a que los patronos cumplan con el pago de sus obligaciones con la Caja. Por ejemplo, en el mes de agosto 2019, entró a regir una serie de medidas que flexibilizaron las condiciones para que los patronos y trabajadores independientes morosos realicen acuerdos de pago”, recalcó Calderón.

El jerarca resaltó que la Junta Directiva es la que debe tomar la decisión final, previo a un análisis de los impactos en el seguro de salud y en el de pensiones.

En el caso tributario, Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda, confirmó que analizan los posibles escenarios; pero no detalló las medidas.

Nota del editor: Esta información fue actualizada a las 8:50 p. m. con el anuncio del presidente Carlos Alvarado.