Marvin Barquero. 5 mayo
Uno de lo proyectos que apoyarían los empresarios de cara a la reducción del gasto estatal es la fusión de las superintendencias del sector financiero, que están hoy juntan en un nuevo edificio. Foto: Rafael Pacheco
Uno de lo proyectos que apoyarían los empresarios de cara a la reducción del gasto estatal es la fusión de las superintendencias del sector financiero, que están hoy juntan en un nuevo edificio. Foto: Rafael Pacheco

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) solicitó revisar el tamaño del Estado y la posible venta de activos, así como evaluar exoneraciones, en una propuesta con cinco ejes de cara a la reactivación posterior a la pandemia del coronavirus.

El plan se entregó a la Casa Presidencial el sábado 2 de mayo pasado y fue presentada públicamente este martes 5 de mayo en una conferencia virtual, en la cual el presidente de Ucaeep, Álvaro Sáenz, explicó que se pretende contribuir con el Gobierno en la elaboración del proceso de reactivación económica.

Agregó que le sugieren al Gobierno la creación de un equipo de alto nivel para definir un propuesta, pues, dijo, en el gabinete hay funcionarios de alto nivel, pero que están muy ocupados en la atención de la emergencia.

La propuesta de la cúpula de sector empresarial fue elaborada por lo especialistas José Luis Arce, Gerardo Corrales, Gabriela Llobet, Luis Mesalles, Ricardo Monge y José Manuel Salazar.

Se trata de un documento serio y neutral y, además, de basado en aspectos científicos, según dijo Sáenz.

Mesalles adujo, al presentar el documento, que incluso ya hay planes para fusionar o cerrar entidades del sector social o para fusionar las superintendencias del sector financiero.

“En el ámbito fiscal siguen siendo bienvenidas iniciativas que promuevan cambios estructurales que se han venido posponiendo en el tiempo, como una reforma a la estructura estatal; la venta de activos públicos; un remozamiento de las reglas de empleo público; la eliminación de exoneraciones injustificadas; eliminación de privilegios no justificados en pensiones y remuneraciones”, se afirma en el documento, elaborado por los economistas para Uccaep.

En este punto, Sáenz afirmó que siguen en contra de nuevos impuestos, en más carga impositiva, porque pondría en peligro la competitividad. Llamó a trabajar en la reducción del gasto.

Con esta posición de la Uccaep coincidió la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR), gremio que actualmente no forma parte de la cúpula del sector empresarial. Julio Castilla, presidente de la CCCR, aseguró que en lugar de nuevos impuestos el Gobierno debe dar incentivos para promover la formalidad y facilitar los negocios y el comercio.

Los economistas advierten en el documento, y siempre en el eje fiscal, que no son de recibo acciones orientadas a emplear irreflexivamente instrumentos de financiamiento monetario de los presupuestos públicos o la pretensión de emplear las reservas monetarias internacionales netas en poder del Banco Central para financiar al Gobierno o instituciones.

Resaltan la importancia del sector de comercio exterior y del turismo de cara a la reactivación, así como los planes que en ese sentido realizan ambos sectores mediante coordinación pública y privada.

En su opinión, los trabajos realizados por el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), el Ministerio de Comercio Exterior (Comex), la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) y la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) con los empresarios, deben servir de ejemplo en la definición de los planes para reactivar la economía.

La propuesta de la cúpula empresarial incluye 43 sugerencias o propuestas en los cinco ejes: políticas de apoyo a las personas, las empresas y el empleo; política macroeconómica; comercio exterior e inversión extranjera directa; estrategia de salida del distanciamiento social y confinamiento; y mejora de la productividad y nuevas bases para el crecimiento en el mediano y largo plazo y la reactivación en el corto plazo.

Balance en las soluciones

En medio de la emergencia por la covid-19, el equipo de gobierno del presidente Carlos Alvarado ha tenido acercamientos y reuniones con representantes de distintos sectores para abordar propuesta sobre atención de la pandemia y reactivación económica, incluida la creación de un Consejo de Mujeres, el Grupo de Economía Pluralista así como diversas cámaras empresariales, entre ellas la Uccaep.

A pesar de la velocidad de las decisiones que se deben tomar en el contexto del coronavirus, Alvarado defendió la necesidad de entablar el diálogo con multiples sectores.

“Las decisiones se deben tomar rápido. Estamos en emergencia. El tiempo juega aquí, pero por eso es tan importante escuchar”, indicó durante una entrevista con La Nación, el pasado 30 de abril.

“Tiene que haber un balance entre todas las voces y a mí, y a nuestro equipo nos toca balancear las soluciones, no puede ser desbalanceada porque podemos poner en riesgo la paz social y el diálogo. A mí me me toca representar a un país y no solo a un sector. Ese es el rol mío y el gran riesgo es que le pase a uno como Atahualpa, que lo amarraron de todas las extremidades a un caballo y lo reventaron, pero en la emergencia el tema es la sabiduría de que podamos sacar las decisiones balanceadas”, añadió el mandatario.

Colaboró: Esteban Ramírez.