Manuel Avendaño Arce. 25 octubre, 2019
Serena es una plataforma digital que le permite a los clientes contratar servicios de niñera por horas. Fotografía: Rafael Pacheco.
Serena es una plataforma digital que le permite a los clientes contratar servicios de niñera por horas. Fotografía: Rafael Pacheco.

El incipiente mercado de la economía colaborativa todavía ofrece muchas opciones en Costa Rica. La llegada de empresas de capital extranjero como Uber, que arrancó con sus servicios de transporte en agosto del 2015, es un claro ejemplo de que el modelo puede generar ganancias en el país.

El boom de las aplicaciones colaborativas se amplió al segmento de entrega de comidas y mandados a partir de diciembre del 2017, con el comienzo de operaciones de Uber Eats, al que siguieron sus competidores más cercanos en otros países como Glovo, Rappi y Hugo.

Algunos emprendedores costarricenses quisieron competir con Uber y lanzaron sus propias apps para ofrecer servicios de transporte, pero tras unos meses de prueba y error, cerraron el negocio.

En ese contexto, otras compañías nacionales decidieron moverse hacia los servicios de tareas o trabajos específicos que se ofrecen dentro del hogar, una porción del mercado en la que todavía no existen muchas opciones.

Ese es el caso de Serena, una emprendimiento costarricense fundado por Allan Álvarez, Simona Darjan y Enrique Artiñano, quien fue gerente general de Los Paleteros.

Serena es una plataforma digital en la que cualquier persona que viva en San José, Alajuela, Heredia o Cartago puede solicitar el cuido para niños.

La compañía nació en febrero de este año y empezó con una página web que está disponible desde mayo, pero en la última semana de noviembre harán el lanzamiento oficial de la app para celulares.

“Yo me quedé sin trabajo y como soy padre pude identificar la necesidad que tienen las personas de contar con una herramienta segura y flexible que les ayude con el cuidado de los niños para ganar tiempo y dedicarlo a otras actividades u obligaciones”, detalló Allan Álvarez, fundador y director de Serena.

Uno de los mayores retos que enfrenta este negocio es ganarse la confianza de los clientes quienes deben abrir las puertas de su casa a una desconocida para que trabaje como niñera.

Por esa razón, Serena inició un proceso de reclutamiento en el que recibieron más de 1.000 currículos, tras varias rondas de evaluación la cifra se redujo a 50, quienes cumplían con el perfil idóneo para trabajar en el cuido de niños por horas específicas.

“Les hicimos entrevistas, les pedimos cartas de recomendación y hoja de delincuencia. Luego entramos en una etapa de una semana para capacitarlas en áreas como nutrición, primeros auxilios y educación, porque la idea es que puedan ofrecer un servicio de calidad”, agregó el impulsor de la iniciativa.

A la fecha Serena ya atendió a más de 60 usuarios en diferentes zonas de la Gran Área Metropolitana (GAM) y cuenta con 46 mujeres capacitadas para trabajar en esta tarea.

“Tenemos desde enfermeras, maestras e ingenieras bioquímicas, hasta amas de casa y señoras de más de 60 años quienes entienden muy bien cómo cuidar a un niño por la experiencia familiar previa. Todas ellas recibieron las capacitaciones necesarias”, comentó Álvarez.

Las cuidadoras portan un kit con juegos educativos, insumos de primeros auxilios, planes nutricionales y una cámara de video en caso de que los padres deseen ver, en tiempo real, cómo se encuentra su hijo.

Entre los clientes de esta plataforma hay dos gimnasios, tres restaurantes y un kínder. Para el próximo año planean lanzar servicios de cuido de adultos mayores y mascotas.

Del transporte a los servicios

Otro ejemplo de diversificación para ajustarse a la demanda del mercado es Onux, una aplicación costarricense que empezó a operar en enero del 2019 como un competidor directo de Uber.

El primer negocio de esta compañía fue el transporte de personas con vehículos. Sin embargo, problemas para integrar los sistemas de pago con tarjetas de crédito y débito a su plataforma digital, les provocaron algunos contratiempos al inicio.

Onux es una app costarricense que ofrece diferentes tipos de servicios que van desde el transporte de personas hasta medicina, derecho y contabilidad. Fotografía: Cortesía de Onux.
Onux es una app costarricense que ofrece diferentes tipos de servicios que van desde el transporte de personas hasta medicina, derecho y contabilidad. Fotografía: Cortesía de Onux.

Tras unas semanas de ajustes, Onux decidió ampliar su menú de opciones para incluir transporte de comida y mensajería con motocicletas, pero también incorporaron servicios profesionales como medicina, enfermería, derecho y contabilidad.

En esta app los clientes también pueden buscar jardineros, fontaneros, personas que hacen reparaciones en casas, entre otros.

“Uno de los más solicitados por nuestros clientes y que ha tenido mucho auge es el de caminador de perros. La gente pide que alguien vaya a la casa y le lleve el perro a dar un paseo”, indicó Warren Campos, gerente de operaciones de Onux.

La app agrupa los servicios por categorías como autos, motos, arreglos, ayuda, limpieza, salud, belleza, masajes, empleada doméstica, lavado de vehículos y más.

De acuerdo con Campos, la demanda por las tareas más delicadas crece a buen ritmo, pero la mayoría de las ganancias todavía provienen del transporte de personas en vehículos y de las entregas en motocicletas.

La empresa planea incorporar nuevos servicios en los próximos meses para ampliar la gama de opciones que los usuarios pueden encontrar en la aplicación.

Actualmente Onux cuenta con 17.000 prestadores de servicios inscritos y 47.000 clientes registrados.