Manuel Avendaño Arce. 10 octubre
Mateo Albarracín, director de expansión de la empresa Rappi, explicó que el próximo año planean invertir $15 millones en Costa Rica. Fotografía: Jorge Castillo.
Mateo Albarracín, director de expansión de la empresa Rappi, explicó que el próximo año planean invertir $15 millones en Costa Rica. Fotografía: Jorge Castillo.

Las aplicaciones de entrega de comida y mandados tienen un nuevo competidor en el mercado costarricense. La empresa colombiana Rappi arrancó operaciones esta semana con una oferta de gama amplia en la que los usuarios de la app pueden solicitar desde platillos en restaurantes, compras en supermercados y encargos en farmacias, hasta dinero en efectivo.

Rappi es un compañía fundada en Bogotá, en el 2015, que tiene como objetivo convertirse en un asistente personal que le permita a los consumidores reducir el tiempo que gastan en las compras, para que puedan aprovecharlo en otras actividades personales, familiares o de recreación.

Mateo Albarracín, director de Expansión de Rappi, explicó en entrevista con La Nación, que la inversión para ingresar al mercado nacional es de $2 millones y el próximo año esperan invertir cerca de $15 millones más para crecer.

“En este momento estamos enfocados en el oeste en lugares como Santa Ana, Lindora, Sabana, Rohrmoser y Paseo Colón, pero en los próximos 90 días vamos a ampliar la cobertura a toda la Gran Área Metropolitana (GAM). Esperamos que Costa Rica facture cerca de $10 millones en 2020”, agregó Albarracín.

Esta empresa de tecnología opera en nueve países de América Latina, entre ellos, México, Colombia, Brasil y Argentina, las aperturas más recientes son Costa Rica y Ecuador, pero sus planes de expansión incluyen Guatemala, República Dominicana y dos países más de Centroamérica.

“La idea es que la región de Centroamérica y el Caribe genere ganancias por $40 millones para el próximo año y por esa razón es que Costa Rica representa un mercado importante para nosotros”, comentó el vocero.

La app de entregas entra a competir con otras plataformas como Uber Eats, Hugo, Glovo y Go Pato que ofrecen servicios similares, algunas de las cuales ya suman varios años en el mercado local.

¿Qué los hace diferentes?

Como en cualquier negocio, la propuesta de valor es el elemento fundamental que explica por qué una empresa es diferente a sus competidores directos.

En Rappi los clientes pueden pedir comida en restaurantes, compras en cualquier tipo de comercios, envío de cosas a otras personas, pero también pueden solicitar que les lleven dinero en efectivo a cualquier lugar, e incluso, es una plataforma que sirve para hacer transferencias de recursos sin gastar en comisiones bancarias.

Rappi es una empresa de capital colombiano que opera en nueve países de América Latina. Los repartidores de esta plataforma utilizan bolsos colo naranja. Fotografía: Cortesía de Rappi Costa Rica.
Rappi es una empresa de capital colombiano que opera en nueve países de América Latina. Los repartidores de esta plataforma utilizan bolsos colo naranja. Fotografía: Cortesía de Rappi Costa Rica.

“RappiCash nació a partir de un ejercicio que hacemos como empresa. Una persona nos pidió un día que le lleváramos dinero en efectivo para hacer un pago y nosotros decidimos cumplir con el pedido, estudiamos la posibilidad de mantener este servicio y a la semana habilitamos un botón en la app. Actualmente RappiCash representa el 5% de la facturación total cada año”, comentó Albarracín.

Los usuarios que descarguen la app podrán encontrar opciones como RappiFavor en la que pueden solicitar un mensajero para que lleve o traiga cualquier cosa de un lugar a otro. La aplicación también ofrece un botón que se llama “Lo que sea”, en el que, literalmente, el cliente puede pedir cualquier cosa dentro de las limitaciones de tamaño y espacio, o bien, legales.

Otra de las funciones de esta plataforma es RappiPay, se trata de un sistema en el que los usuarios pueden usar los colones para comprar RappiColones que luego pueden transferir a otras personas por medio de la app. En otros países este mecanismo está integrado con los bancos para que funcione como un modelo de transferencias sin comisiones o con costos mucho más bajos.

El ejecutivo indicó que esperan crecer en el mercado nacional y explorar opciones con diferentes comercios para ampliar la gama de servicios y productos.

La plataforma ya cuenta con más de 300 restaurantes registrados, cadenas de supermercados como Fresh Market y Pricesmart, y están por incluir los productos de las farmacias Fischel.

450 personas ya se registraron en esta app para ofrecer sus servicios como repartidores motorizados que la empresa llama rappis.

La fase de lanzamiento le permitió a la compañía cubrir 50 kilómetros cuadrados en el oeste de San José, pero entre diciembre y enero el área crecerá a los 195 kilómetros cuadrados en la GAM.

Rappi compite en la categoría de superapp porque incluye una serie de productos y servicios que unen la oferta retail de los comercios con un grupo más amplio de herramientas que se pueden adquirir en la plataforma.

Una de las novedades que incluye la aplicación es el plan RappiPrime que le permite a los clientes pagar ¢4.500 mensuales o ¢32.500 anuales, esta modalidad les da acceso a envíos sin costo durante todo un mes o un año, siempre que los viajes sean menores a ¢4.000.