Agencia AFP, Redacción . 1 mayo
El sector privado creó en abril 275.000 nuevos empleos, en Estados Unidos, muy por encima de las expectativas de los analistas, aunque a la FED le preocupa también la baja inflación. En esta fotografía, del 9 de abril del 2019, se observa a un grupo de trabajadores de jardinería en Filadelfia. Foto. AP Matt Rourke.
El sector privado creó en abril 275.000 nuevos empleos, en Estados Unidos, muy por encima de las expectativas de los analistas, aunque a la FED le preocupa también la baja inflación. En esta fotografía, del 9 de abril del 2019, se observa a un grupo de trabajadores de jardinería en Filadelfia. Foto. AP Matt Rourke.

Washington y San José. – La Reserva Federal (la FED) decidió este miércoles 1.° de mayo mantener las tasas de interés, en medio de mezcladas señales sobre el rumbo de la economía de Estados Unidos.

Si bien advirtió de que se mantiene “fuerte” el mercado laboral y que hay “sólidos” beneficios en la actividad económica, también dijo percibir una ralentización en las inversiones de hogares y empresas, y que la inflación sigue estando por debajo de la meta de 2%.

Luego de aumentar cuatro veces las tasas de interés en el último año, el banco central estadounidense decidió, por unanimidad, mantenerlas en el actual rango de entre 2,25% y 2,50%, según el comunicado que cerró dos días de discusiones de su comité de política monetaria.

De acuerdo con Bloomberg, el comité mantuvo el lenguaje de su reunión anterior y dijo que “será paciente, ya que determina qué ajustes futuros al rango objetivo para la tasa de fondos federales pueden ser apropiados”, al consignar el comunicado de este miércoles.

“Pensamos que nuestra posición es la apropiada en este momento. Y no vemos razones firmes como para movernos en una u otra dirección”. Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal.

El debate de los datos económicos bajo persistentes demandas del presidente Donald Trump por un recorte de las tasas, una práctica inusual para un presidente de Estados Unidos, hicieron temer por la independencia de la FED.

Empero el presidente del organismo, Jerome Powell, subrayó ante la prensa: “Pensamos que nuestra posición es la apropiada en este momento. Y no vemos razones firmes como para movernos en una u otra dirección”.

Consultado acerca de un eventual recorte de las tasas para que la inflación pueda acercarse a la meta de 2%, Powell manifestó que de momento los miembros de la FED están “cómodos” con la política aplicada.

También defendió las acciones emprendidas por el comité de política monetaria al indicar que no es el responsable de la baja inflación, sino que eso es consecuencia de factores que “parecen ser fluctuantes o idiosincráticos”

Sin embargo, señaló que los miembros de la Reserva seguirán vigilando cuidadosamente la inflación y remarcó que el órgano no responde a presiones políticas.

Entretanto, los analistas examinarán el comunicado del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), en busca de eventuales cambios de lenguaje que tengan incidencia futura.

Los datos desde la reunión de marzo mostraron que: “el mercado laboral sigue siendo fuerte y que la actividad subió a una ritmo sólido”, dice el comunicado del FOMC, que parece más optimista que los anteriores, los cuales daban cuenta de una actividad decreciente.

Empero, este comité de la FED, encargado de definir la política monetaria de Estados Unidos, advirtió un crecimiento en el gasto de los hogares y que las inversiones fijas de las empresas “se desaceleraron en el primer trimestre”, mientras la inflación declinó y está por debajo del 2% que la FED tiene como meta.

Hay también un giro de política al disponerse una leve rebaja de 2,40% a 2,35% del interés pagado a los bancos por sus reservas en efectivo.

Ya algunos economistas esperaban ese paso por considerar que las tasas tendían a acercarse al techo del rango deseado.

Ese cambio “pretende estimular las transacciones de fondos federales en el mercado dentro de la meta del FOMC”, dice el comunicado.

En sus dos primeras reuniones del año, los miembros de la FED enfatizaron que no planeaban mover nuevamente las tasas hasta tener mayores certezas sobre el rumbo de la economía.

El mandato legal de la Reserva Federal es el de alcanzar el pleno empleo y la estabilidad de los precios, pero la entidad estaba desconcertada porque los precios y los salarios no aumentaban pese a que el desempleo está en un nivel históricamente bajo, las empresas no encuentran trabajadores disponibles y el PIB tuvo un sólido crecimiento de 3,2%, en el primer trimestre de 2019.

Nota del editor. Esta información fue actualizada a las 3:30 p. m. con declaraciones del Presidente de la FED.