Finanzas

FMI y Argentina acuerdan arreglos de pago para aliviar la pesada carga financiera del país

El pacto también prevé un crecimiento en el 2022 de $5.000 millones de las reservas internacionales.

Argentina llegó a un nuevo acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aliviará la pesada carga de pagos de casi $40.000 millones que debía encarar el país entre 2022 y 2023, informó este viernes el presidente Alberto Fernández.

"Quiero anunciarles que el gobierno de Argentina ha llegado a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional", dijo el presidente en una alocución grabada.

Se trata de un acuerdo de facilidades extendidas por $44.000 millones, el mismo monto del stand-by tomado en el 2018 que será pagado con esos fondos.

Este mismo viernes se pagó poco más de $700 millones, el primer vencimiento de capital de este año, confirmó Fernández.

Los siguientes vencimientos deberían financiarse con los fondos del nuevo programa.

"Teníamos una deuda impagable que nos dejaba sin presente ni futuro y ahora tenemos un acuerdo razonable que nos va a permitir crecer y cumplir con nuestras obligaciones a través de nuestro crecimiento", señaló el mandatario de centro-izquierda.

El acuerdo alcanzado en la madrugada alivia la carga de vencimientos de deuda que se concentró sobre este año (unos $19.000 millones ) y el próximo (otros $20.000 millones). Además, había otro pago previsto en 2024 por más de $4.000 millones.

“Este entendimiento prevé sostener la recuperación económica ya iniciada. Prevé que no habrá caída del gasto real y sí un aumento en la inversión de obra pública del gobierno nacional. Tampoco dispone saltos devaluatorios”, añadió Fernández.

En concreto, Argentina se comprometió a reducir su déficit fiscal a 0,9% del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2024, con metas de 1,9% en el 2023 y de 2,5% en el 2022, informó el ministro de Economía Martín Guzmán en una rueda de prensa.

El año pasado, con un crecimiento económico de 10%, el déficit fue de 3%.

El acuerdo también prevé un crecimiento en el 2022 de $5.000 millones de las reservas internacionales, que actualmente ascienden a poco más de $38.000 millones.

"Las regulaciones en la cuenta financiera seguirán", dijo Guzmán. En Argentina rige un control de cambios desde mediados de 2019.

El gobierno de Fernández comenzó formalmente sus conversaciones con el FMI en agosto del 2020. A lo largo de las negociaciones insistió en que la vía para reducir el déficit fiscal es el crecimiento económico y no la reducción del gasto público.

El acuerdo debe ser ratificado por el Congreso. Además, Guzmán indicó que "aún hay que trabajar en los memorándums de entendimiento y eso llevará algunas semanas".

"Las negociaciones realmente fueron durísimas", dijo el ministro. "Hubo un trabajo político y técnico muy fuerte", refirió.

El nuevo programa tendrá diez revisiones y una duración de dos años y medio en cuanto a las políticas económicas. Los vencimientos comenzarán cuatro años después del primer desembolso y terminarán 10 años más tarde, señaló Guzmán.

"El cronograma de vencimientos quedará definido con los memorándums", dijo.

El FMI concedió a Argentina en el 2018, durante el gobierno del liberal Mauricio Macri (2015-19), un crédito por $57.000 millones en medio de una crisis monetaria, del cual el país recibió unos $44.000 millones, pues Fernández renunció a los tramos pendientes cuando asumió en diciembre de 2019.

En el 2020, el gobierno de Fernández había reestructurado unos $66.000 millones de deuda con acreedores privados internacionales.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.