Christine Jenkins. 10 diciembre, 2018
Los funcionarios cubiertos por la Ley de Incentivos Médicos reconoce anualidades y ajustes salarias superiores el resto de funcionarios del Gobierno. Foto: Mayela López

Los médicos, odontólogos, psicólogos y veterinarios, por lo general, son quienes registran los mayores salarios en los ministerios, por encima incluso, de sus jerarcas.

En el MOPT por ejemplo, el funcionario mejor pagado es un psicólogo clínico que gana ¢4,1 millones al mes, más que el ministro Rodolfo Méndez Mata, cuya remuneración es una pensión de ¢3,8 millones.

En Seguridad Pública ocurre un caso similar, solo que allí son ochos los profesionales de la salud, incluyendo un odontólogo y varios médicos generales, quienes tienen una remuneración mayor a la que percibe el jerarca Michael Soto, la cual es de poco más de ¢3 millones mensuales.

Esos montos superan con creces el salario promedio de un ministro, el cual ronda los ¢2,5 millones, según un estudio que realizó La Nación de las planillas de 23 ministerios (o entidades cuyo jerarca tiene rango de ministro) y de la Presidencia de la República, del mes de julio.

¿Por qué ocurre esto?

Anualidades. Estos funcionarios están cubiertos por la Ley de Incentivos Médicos, la cual reconoce anualidades del 5,5%, mientras el resto de funcionarios del Gobierno solo recibían un 1,94% y desde mayo, esa remuneración quedó como un monto fijo.

Por citar un caso, el factor anualidad hizo que en el Ministerio de Justicia, los nueve mejores sueltos brutos sean de médicos y odontólogos, quienes devengan entre ¢3,8 millones y hasta ¢4,5 millones. Todos ellos, reciben más dinero por ese incentivo, que por concepto de salario base.

“Casi que triplica en cada anualidad lo que le corresponde a un homólogo de otro sistema salarial, ahí la diferencia es enorme”, explicó el subdirector general del Servicio Civil, Francisco Chang.

El efecto de esa anualidad diferenciada también se refleja en la planilla del Ministerio de Salud, en donde hay 107 funcionarios que ganan más de ¢1 millón por ese plus salarial. Incluso, hay dos trabajadores que reciben más de ¢2,5 millones por ese concepto.

A ese beneficio, los funcionarios pueden acceder si reciben una calificación satisfactoria una vez al año y se van sumando a lo largo del tiempo de relación con el Estado.

Enganche médico. Además, estos profesionales ahora tendrán ajustes salariales por encima de los que reciben los funcionarios del Servicio Civil cada vez que el Gobierno aprueba un aumento, es decir, dos veces al año, en promedio (procedimiento conocido como enganche salarial).

Por ejemplo, para el segundo semestre de este año, el Poder Ejecutivo decretó un aumento fijo de ¢3.750 para cada uno de los empleados públicos.

Es decir, si un funcionario percibía un sueldo base de ¢1 millón, ese subió a ¢1.003.750 en julio.

Mientras, a los profesionales cubiertos por Ley de Incentivos Médicos se les aprobó un alza del 0,8%. O sea, que si recibía un sueldo base de ¢1 millón, tuvo un ajuste de ¢8.000 en julio, un 53% más el resto de sus compañeros en los ministerios.

Tabla salarios
Tabla salarios