Salud

Tasa de contagio de covid-19 salta al nivel más alto de la pandemia: 2,09

Según el informe de Universidad Hispanoamericana 100 personas contagiarían a 209; hace una semana se hubieran infectado 98

La tasa de contagio de covid-19 en Costa Rica aumentó en 113,27% en los últimos siete días y registra el valor más alto en todo el análisis de la pandemia, según el informe de la Universidad Hispanoamericana (UH).

Luego de 12 semanas en niveles bajos, el reporte de la mañana de este jueves señala que el indicador está en 2,09. Esto quiere decir que un grupo de 100 personas con el virus SARS-Cov-2, causante de la covid-19, infectaría a 209. Es decir, estas personas contagiarían a más del doble. Según este documento, la cuarta ola ya comenzó.

Los especialistas, liderados por el médico y epidemiólogo Ronald Evans, indican que esto es influencia de la variante ómicron que ha demostrado ser más transmisible. La posibilidad de que esto ocurriera ya se había advertido desde la semana pasada, pero los números dieron un vuelco mucho mayor. Evans lo describe como “explosión con fuerza inusitada”.

“Un aumento tan explosivo como este que estamos presenciando solamente lo habíamos visto en la semana que terminó el 9 de abril, cuando el R subió a 1,45 (...) En ese momento escribimos que ‘no recordábamos desde el inicio de la pandemia, un incremento tan brusco y empinado de casos como el que estábamos presenciando’. El actual parece que va a superar esa experiencia pasada”, señaló Evans.

El informe añade: “Ómicron ha estado rondando por el país desde al menos hace tres semanas y sus efectos serán más notables en los días por venir”.

Esta variante de preocupación ha sido confirmada en nueve cantones de cuatro provincias, donde se reportan 18 casos. Sin embargo, podrían ser muchos más y estar en más variedad de lugares. Estos son los casos que se confirman luego de un análisis riguroso liderado por el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa).

Hasta el momento, ninguno de los casos reportados con ómicron ha requerido hospitalización. La esperanza de los especialistas es que si esta variante resultara ser más ágil para transmitirse, pero menos para causar enfermedad grave y muerte, los hospitales no sufran un colapso y esta ola sea más rápida y menos letal que las anteriores.

Sin embargo, los analistas consideran que el país debe blindarse para evitar un colapso hospitalario. Por más leves que sean las manifestaciones del virus, siempre habrá un porcentaje pequeño que debe ser internado; si hay muchas personas con síntomas al mismo tiempo, esto puede complicar la situación.

Por ejemplo, no es lo mismo una enfermedad que mande al hospital al 5% de las personas cuando hay 100 enfermos a una que mande al 2% cuando hay 600 enfermos.

Los últimos datos de hospitalización, difundidos el pasado 28 de diciembre, señalan que los internamientos continúan a la baja, y se reportaban 121 personas en centros médicos (45 de ellas en cuidados intensivos). No obstante, esto aún no refleja los casos actuales, pues una persona toma varios días desde el momento de su infección para llegar a necesitar internamiento. Evans y su equipo darán seguimiento a estos números.

Por provincias

El contagio no es igual en todo el país y cada provincia tiene su ritmo propio. En esta ocasión, no solo todas las provincias subieron, todas tienen niveles superiores a 1, lo cual indica que la velocidad de contagio va en aumento.

La provincia más alta es Heredia, con 303. Allí, 100 personas con el virus lo transmitirían a 303. Este es un número histórico, el más alto registrado hasta ahora había sido en abril, cuando San José reportó 1,6.

Le siguen San José, con 2,69 y Guanacaste, con 2,40. Alajuela reporta 1,73 y Cartago 1,54.

Los números más bajos (pero de todas formas altos) están en Puntarenas y Limón, ambas con 1,53.

Este índice es muy volátil y puede cambiar en pocos días. Prueba de ello es que en el reporte del 23 de diciembre anterior, Heredia era la provincia con menor índice y 100 personas habrían infectado a 78.

En los cantones

El análisis por cantones se enfoca en revisar el riesgo de la cantidad de casos de covid-19, según la población de cada territorio. Se hace de esa forma porque el cálculo de la tasa de contagio no es factible en lugares con menos de 25.000 habitantes.

Se considera categoría de alto riesgo cuando hay más de 250 casos por millón de pobladores. Pese al alza en la tasa de contagio, esta todavía no se refleja de una forma tan contundente en los cantones como para tener alguno en esta categoría. Por octava semana consecutiva, no aparecen cantones en esta lista.

Sin embargo, ya uno aparece en la categoría de mediano riesgo (de 150 a 249 casos por millón de habitantes). Se trata de Garabito, en Puntarenas, con 187,1. La población de este lugar sí da para el cálculo de tasa R, esta se ubica en 1,8.

El 95% de los cantones siguen en la categoría de bajo riesgo, donde la tasa de incidencia es menor a 100 por millón de habitantes, pero el informe advierte de lugares en donde la tasa de contagio está subiendo a niveles que deben tomarse en cuenta. Hay 32 cantones con un R superior a 2.

De ellos llama la atención Belén (Heredia), con 10,53, Escazú (San José), con 4,68 y Nicoya (Guanacaste) con 4,44.

En el otro extremo están los cantones que no reportan casos activos del todo, como Hojancha (Guanacaste) y San Mateo (Alajuela). El cantón guanacasteco está libre de casos desde el 3 de diciembre.

‘Aumento vertiginoso’ en casos

La tasa de contagio indica la velocidad de transmisión y no necesariamente la cantidad de enfermos que se presentan en una semana. Desde el reporte del 23 de diciembre ya se venía advirtiendo de un alza en los contagios, pero esta fue de solo 1,96%.

Esta semana el avance fue, por mucho, más notorio. El promedio diario de casos subió de 52 a 149: 97 enfermos nuevos, los cuales representan un crecimiento del 186.5%.

Si los datos se analizan en casos por millón de habitantes, se pasó de 10,01 a 28,9. Este número sigue siendo de muy bajo riesgo, pero Evans advierte que se trata de uno casi tres veces mayor en cuestión de solo una semana.

La provincia con mayor incidencia es Guanacaste, con 45,1 casos por millón de habitantes. Le siguen Puntarenas, con 39,6 y San José, con 37. Heredia registra 31,9.

Más abajo están Cartago, con 20,2 y Limón, con 15,1. La tasa más baja está en Alajuela, con 13,4.

De cara a fin de año los especialistas piden a las personas reforzar el buen uso de las mascarillas, evitar aglomeraciones y disfrutar de los festejos de forma responsable.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.