Salud

Tasa de contagio de covid-19 sigue en el nivel más alto

Informe de Universidad Hispanoamericana revela que todas las provincias tienen niveles altos. Número de casos creció 763% en 15 días

La tasa de contagio de covid-19 en Costa Rica no registró cambios desde el miércoles y se ubica en los máximos niveles de la historia de la pandemia: 2,12. Así lo señala el último informe semanal de la Universidad Hispanoamericana (UH), divulgado la mañana de este viernes.

Esto quiere decir que un grupo de 100 personas con el virus SARS-Cov-2, causante de la covid-19, infectaría a 212. Es decir, estas personas contagiarían a más del doble. Este indicador, también llamado tasa R, es indicador de la velocidad de la transmisión del virus en un determinado espacio de tiempo.

Otro de los factores que preocupa a los analistas es que los niveles altos se ven en todas las provincias, pues oscilan entre 1,89 y 2,52. Esto indica que cada persona contagiaría, en promedio, como mínimo, a cerca de dos más en cualquier territorio del país.

“Estamos enfrentando el impulso inicial de la cuarta ola, fruto de la variante ómicron, que en Europa y Estados Unidos lleva ya varias semanas cursando como la quinta ola”, señaló el médico y epidemiólogo Ronald Evans, coordinador del análisis.

Para él, los números de los últimos días evidencian que habrá aumentos en este indicador para el reporte de la semana entrante.

La variante ómicron se ha conocido por ser mucho más transmisible que sus antecesoras y esto da pie a un incremento en la velocidad de transmisión y en el número de casos. No obstante, también se ha visto que es más leve en sus manifestaciones, por lo que se le pide seguir la pista a las hospitalizaciones. Para la tarde de este jueves se reportaban 165 personas internadas, 25 más de las registradas el miércoles. Solo en las últimas 24 horas entraron 36 pacientes.

Pese a que la capacidad hospitalaria aún está en números bajos, especialistas en diversas ramas indicaron a La Nación que una explosión muy fuerte de casos sí podría llegar a comprometer los servicios de salud, pues un porcentaje muy pequeño de enfermos que requieran de un centro médico puede traducirse en muchas personas si los números de infección llegaran eventualmente a contarse por decenas de miles al día.

Ola diferente

El comportamiento de la tasa de contagio ya se ve marcada en la ola actual de la pandemia, en donde el crecimiento de la velocidad de la transmisión hace que esta suba mucho más rápido.

De acuerdo con el reporte esta cuarta ola se caracteriza por haber comenzado en un punto más bajo que las anteriores dos (se reportaban muy pocos casos por día), pero está creciendo con una velocidad mucho mayor a las anteriores, lo cual refuerza la creencia de que será una ola más rápida que bajará tan pronto como subió, pero también será muy intensa.

Según los analistas, el comienzo de la subida se dio con el anuncio de la presencia de ómicron en el país, el pasado 19 de diciembre; en este momento, dicha variante ya desplazó a delta como la más común en el país. El estudio genómico liderado por el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) indica que en este momento solo esas dos variantes están presentes. En el último análisis, ómicron constituía el 53,4% de los casos estudiados y delta el 46,6%.

En las provincias

El contagio no es igual en todo el país y cada provincia tiene su ritmo propio. En esta ocasión, hubo lugares que registraron una disminución, pero todas están por encima de 1,5.

El nivel más alto lo tiene Cartago, con 2,52. Allí, 100 personas transmitirían el virus a 252. Este número, sin embargo, es más bajo que el 3,03 mostrado por Heredia la semana anterior.

Le sigue Heredia, que registró una baja de 3,03 a 2,22 en los últimos siete días. Alajuela tiene 2,2, San José, 2,11 y Puntarenas, 2,02.

Guanacaste ya aparece por debajo de 2, con 1,95. Por segunda semana consecutiva, el nivel más bajo lo tiene Limón, con 1,89; es decir, 100 personas con el virus infectarían a 189.

Cantón por cantón

El análisis por cantones se enfoca en revisar el riesgo de la cantidad de casos de covid-19, según la población de cada territorio. Se hace de esa forma porque el cálculo de la tasa de contagio no es factible en lugares con menos de 25.000 habitantes.

Se considera categoría de alto riesgo cuando hay más de 250 casos por millón de pobladores. Luego de nueve semanas sin cantones en esta lista, en este reporte aparecen los primeros 3: Garabito, en Puntarenas, con una tasa de 374,2 por millón de habitantes; Quepos, también en Puntarenas, con 357,7 casos por millón; y Santa Ana, en San José, con 261,6.

Todavía hay 60 cantones en la categoría de bajo riesgo, donde la tasa de incidencia es menor a 100 por millón de habitantes, pero el informe advierte de lugares en donde la tasa de contagio está subiendo a niveles que deben tomarse en cuenta. Prueba de ello es que en 57 de los cantones cuya población sí permite el cálculo de R, esta se encuentra por encima de 1,31.

En Tibás (San José), el número es el más alto 3,86, le siguen Paraíso (Cartago) y Santa Bárbara (Heredia), con 3,61 y 3,46 respectivamente. En la provincia de Limón preocupa que todos los cantones tienen este indicador por encima de 1.

Los analistas recuerdan que la tasa de contagio es muy volátil y los números pueden cambiar mucho (en cualquier dirección) en cuestión de pocos días.

Aumento veloz de casos

La tasa de contagio indica la velocidad de transmisión y no necesariamente la cantidad de enfermos que se presentan en una semana, pero los números al alza se hacen evidentes desde la última semana de 2021.

“Todas las previsiones con respecto a la variante ómicron se están cumpliendo en Costa Rica. Su enorme poder contagioso se ha manifestado avasallante. Hace 15 días el promedio diario de casos en la semana era de 52 y ahora se catapultó a 449, es decir, se multiplicó por un poco más de ocho. Es un incremento del 763,4%”, detalló Evans.

Si comparamos el aumento en los últimos ocho días tenemos que el incremento intersemanal fue de 201,3 %. Las cifras que corren en lo que va de la presente semana son más apabullantes aún”.

Si tomamos en cuenta el impacto de acuerdo con la población, el promedio nacional es de 87 casos por millón de habitantes.

La tasa más alta la tiene Puntarenas con 112,9. Le sigue de cerca Guanacaste, con 112,7. En estos casos, ya se considera que se está en “bajo riesgo”, a diferencia de lo visto hace dos semanas, cuando todas las provincias estaban en “muy bajo riesgo”.

Por debajo de 100 están Heredia, con 99,4, Cartago, con 79, Alajuela, con 47 y Limón, con 32,3.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.