Salud

OMS declara al nuevo coronavirus como Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional

Autoridades insisten en que esto no implica que el virus sea altamente letal, si no que es una recomendación para salvaguardar a países con sistemas de salud más débiles

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la tarde de este jueves al nuevo coronavirus 2091-nCoV como Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional (PHEIC, por sus siglas en inlgés).

Así lo dio a conocer la autoridad global en salud en conferencia de prensa.

Esta medida se toma por tres razones: la escalación rápida de casos nuevos en China, el aumento de países con personas infectadas (18, al momento) y el que hay naciones que han tomado medidas “poco recomendables” hacia la salud pública y hacia China.

“La decisión fue casi unánime entre los miembros del Comité Internacional de Regulaciones y Emergencias en Salud”, destacó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

El jerarca insiste en que esto no quiere decir que el nuevo virus tenga una letalidad muy alta, ni una agresividad “sin precedentes”, si no que, al aún no conocer cómo puede evolucionar, es preferible proteger a los países con sistemas de salud más débiles.

Este anuncio se da minutos después de que Estados Unidos confirmara la primera transmisión entre humanos en su territorio, pues uno de los cinco pacientes detectados ahí contagió a su pareja.

¿Qué quiere decir esto?

Una PHEIC es una declaratoria en la que se le pide a todos los países estar pendientes y con protocolos preventivos activados.

Esta declaratoria también habilita a la OMS a desplegar apoyos logísticos y técnicos para los países que están siendo afectados por la enfermedad.

En este momento hay otras dos declaratorias de Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional: el ébola (en la República Democrática del Congo) y de polio. En el 2018 hubo 33 casos de polio, esto suena a poco; pero mientras haya una sola persona con este mal, este puede transmitirse fácilmente en quienes no están vacunados.

Es importante aclarar que esta declaratoria no implica que estemos ante una pandemia. Pandemia es cuando hay transmisión de humano a humano sostenida en varios continentes, por eso AH1N1 lo fue.

En el caso del 2019-nCoV, solo hay presencia de este en 18 países, y transmisión aislada de humano a humano en Alemania, Japón y Estados Unidos, en donde se ha registrado un caso en cada país.

En acción

Ghebreyesus indicó que el trabajo de las autoridades de salud y los científicos chinos ha hecho que esta enfermedad se haya controlado mucho más de lo previsto y en otros países solo se vean casos considerados aún “aislados” y no han registrado muertes.

Puntualizó también que casi todos los 82 casos fuera de China son en personas que viajaron a Wuhan (ciudad donde se originó el virus) solo siete no estuvieron allí.

“Ha escalado a un número muy alto muy rápido pero también se ha tenido una respuesta muy rápida. El gobierno chino ha tenido una respuesta expedita y eficaz. Habríamos visto mucho más casos fuera de China, y posiblemente muertes en otros países de no ser por las acciones de China. De momento no hemos visto muertos fuera de China, eso es de reconocer”, enfatizó el jerarca.

Y añadió: “Los chinos aislaron el virus, secuenciaron el genoma y lo compartieron con los científicos del mundo. Este país ha trabajo 24/7 para mantener este brote bajo su control aún en medio de las celebraciones del Año Nuevo Chino”.

Para las autoridades mundiales es momento de que todos los países se comprometan a seguir los protocolos regulados por la OMS y para no tomar medidas en contra de China.

“Por ahora no consideramos que sean necesarias medidas que restrinjan el transporte aéreo ni de comercio ni de turismo”, enfatizó Ghebreyesus.

“Este es el momento para los hechos, no para el miedo, para la ciencia, no para los rumores”, concluyó.

Proteger a los más débiles

Ghebreyesus también fue enfático en otra cosa: quienes tienen la enfermedad son personas, no números, y es pensando en ellos en quienes se da esta declaratoria de PHEIC.

“Hay sistemas de salud que son más débiles y no tienen una estructura para hacerle frente a una enfermedad como esta. Debemos pensar en ellos y en que requieren apoyo de todos nosotros para que, si el virus llegara a uno de estos lugares, tengan cómo hacerle frente”, destacó el jerarca de la OMS.

¿Esto cambia las acciones en Costa Rica?

Daniel Salas, ministro de Salud, precisó que ya en nuestro país se tomaban las medidas requeridas por la OMS.

“En el caso de Costa Rica, las autoridades sanitarias activaron desde hace varios días los protocolos y se viene trabajando bajo el esquema del sistema nacional de gestión de riesgo, por lo que la declaratoria de la OMS llega a ratificar el correcto accionar de nuestro sistema de salud”, destacó Salas.

El ministro añadió que los especialistas siguen en reuniones constantes para monitorear la situación del virus y poder actuar ante eventuales casos.

Las autoridades de salud confirman que hasta el momento no se han presentado casos sospechosos de este patógeno. Si se presentara alguno el mismo ministerio se encargará de notificarlo a la población.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.