Salud

Directora de Hospital de Niños: ‘Ya no podemos recibir a todos los pacientes’

Centro médico pediátrico solo atenderá los casos más graves. Hospitales regionales y periféricos tuvieron que abrir unidades para menores con covid-19

“Es una cara más de la variante delta. Ya no podemos recibir a todos los pacientes”.

La frase de Olga Arguedas Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños (HNN), resume la situación que enfrenta la atención de menores con covid-19.

Ante esta dramática realidad, los centros médicos regionales y periféricos ya comenzaron a abrir unidades pediátricas para atender la enfermedad.

Al HNN, solo llegarán los chiquitos más graves, pues este centro tiene la única Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) del país.

“Desde el lunes tuvimos que dar la voz de alerta a los otros hospitales porque estamos llenos. Antes, todos los chiquitos venían para acá, habíamos podido asumirlos a todos; ahora se quedarán en los hospitales cercanos a su casa y vendrán aquí en caso de mayor gravedad”, explicó.

Arguedas enfatizó que desde julio la cantidad de menores con el virus que requieren de un internamiento han aumentado.

Este miércoles, por ejemplo, había 18 confirmados. De ellos, cinco ocupaban todas las UCI destinadas a esta enfermedad.

La situación se agrava porque no solo hay que velar por los enfermos ya confirmados con el virus, sino también con los casos sospechosos. Así, la unidad covid-19 se divide en dos: una para los confirmados y otra en donde permanecen los niños a los que se les hizo la prueba pero aún no se conocen los resultados.

Este miércoles comenzó con siete menores con síntomas sospechosos.

Tener más unidades covid-19 pediátricas en otros hospitales permitirá una mejor atención y permitirá optimizar los recursos.

“Pedir ayuda era lo que había que hacer, ya sé que, por ejemplo, Alajuela tiene camas habilitadas para una unidad covid”, manifestó la jerarca.

La complicación se debe a que este pico de covid-19 coincidió con el pico del virus respiratorio sincitial, por lo que hay mayor demanda.

“Es como estar jugando Tetris”, dijo, en alusión al videojuego que busca acomodar bloques de diferentes formas en distintos espacios. “Así nos garantizamos la atención adecuada para todos”.

Unidades capacitadas

Arguedas subrayó que en todos los hospitales del país hay equipos de pediatría que están capacitados para enfrentar esta enfermedad y tratar a todos los niños que no requieran de UCI.

“Hemos funcionado desde el inicio de la pandemia con un sistema llamado Pediared, en el que están todos los pediatras en hospitales regionales y periféricos. Tenemos una comunicación muy fluida y constante”, explicó.

“Antes, como el volumen (cantidad de niños) era menor, los recibíamos a casi todos, ahora ya no se puede”, reiteró.

Esta red de pediatría a nivel nacional también permitirá que cuando los menores en UCI estén más estables puedan regresar a su hospital. De esta forma, el HNN podrá disponer de sus camas para nuevos ingresos y el menor estará más cerca de su casa, lo que da ventajas a la familia.

El rol de delta

Arguedas recalcó que a pesar del panorama difícil, no está demostrado que la variante delta sea más agresiva en niños.

“Esta es una enfermedad cuya gravedad es mucho menor en los niños, esto es contundente, pero como hay crecimiento exponencial del virus, más niños se exponen y más enferman, y, aunque sean muy pocos, cada vez son más los que necesitan un hospital”, aseguró la pediatra e inmunóloga.

Sin embargo, sí ataca a quienes están más susceptibles, en este caso, quienes no están vacunados. Es por ello que la variante sí estaría relacionada con este brote.

Quienes tienen menos de 12 años aún no tienen una vacuna autorizada para ellos, por lo que no pueden ser inoculados.

“Lo que ciertamente ocurre es que las poblaciones más vulnerables ya están vacunadas. Los virus siempre buscan un nicho susceptible y los más susceptibles ahorita son las personas que no están vacunadas, dentro de ellas, los niños. Es por eso que delta está infectando más a esas poblaciones”, aclaró la doctora.

“¿Que lo haga más agresivo? Pues no hay elementos para decir eso. Probablemente no”, dijo.

Regalo para los niños

La médico hizo énfasis en que, mientras no se autorice el uso de la vacuna en menores, la mejor forma de protegerlos es que todas las personas que viven con ellos estén inmunizadas con el esquema completo.

“El mejor regalo para el Día del Niño es que todos los miembros de la familia estén vacunados”, expresó.

La especialista recordó que desde hace años funciona una estrategia llamada “protección capullo”. Esto se utilizó anteriormente con la vacuna contra la tosferina, cuando se vacunaba a todo el grupo familiar del bebé para protegerlo en el momento del nacimiento.

“Es vacunarse, no confiarse con una sola dosis y luego seguir con las medidas básicas de protección”, concluyó.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.