Irene Rodríguez. 24 abril
Esta imagen muestra al virus del VIH tratando de engañar al sistema inmunitario para ingresar. Fotografía: Comunicación Científica Nexu y Trinity College Dublin
Esta imagen muestra al virus del VIH tratando de engañar al sistema inmunitario para ingresar. Fotografía: Comunicación Científica Nexu y Trinity College Dublin

Científicos del Trinity College de Dublín, Irlanda, descubrieron una nueva forma en la que el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH, causante del sida) "engaña" al sistema inmunitario y logra replicarse, extenderse por el cuerpo y así evitar que las defensas lo eliminen.

De acuerdo con esta investigación, publicada en la revista EBioMedicine, el VIH ataca y deshabilita moléculas biológicas del sistema inmunitario que son clave para bloquear la actividad de organismos patógenos; con esto tiene el camino libre para infectar.

El VIH es un virus mayoritariamente de transmisión sexual, viaja en los fluidos que se intercambian durante las prácticas sexuales y así ingresa al cuerpo humano. Hay otras formas de transmisión, como transfusiones con sangre infectada y el uso de agujas contaminadas con el virus.

Sin embargo, el VIH requiere un organismo humano para sobrevivir y reproducirse. El material genético del virus se inyecta en las células inmunitarias y las destruye.

Si este virus no se controla, puede desencadenar en sida, que se da cuando ya las defensas están muy bajas, y cualquier infección causa daños graves a la salud, incluso la muerte.

Esperanzas

Aunque aún falta mucho por estudiar, el descubrimiento de este otro "camino" que tiene el virus para infectar hace que se abran posibles nuevas líneas de investigación para encontrar fármacos que logren controlar más el virus o llegar a la meta de eliminarlo.

¿Cuál es este camino? Cuando el cuerpo es infectado con cualquier tipo de virus, nuestro sistema inmunitario produce una molécula muy poderosa llamada interferón. Como su nombre lo dice, la función de esta es interferir con la infección y con la reproducción de los virus.

En otras palabras, el interferón activa una línea de moléculas en nuestras células que provocan que el organismo produzca antivirales que eliminen la infección.

"Descubrimos que el VIH promueve la destrucción de ese camino de señales que da el interferón para la formación de antivirales. Esencialmente, el VIH usa la maquinaria que está en nuestras propias células para hacer esto. Así, el virus logra reducir la producción de moléculas antivirales, y sin ellas, el sistema inmunitario no puede eliminar infecciones virales", detalló en un comunicado de prensa Nigel Stevenson, autor principal del reporte.

De acuerdo con el investigador, esto podría explicar cómo el VIH evita ser eliminado y la razón por la cual es una enfermedad incurable.

Con este conocimiento se podría trabajar para lograr un fármaco que sí logre eliminarlo por completo. Sin embargo, los científicos son claros en que todavía falta mucho por investigar.

De lograrse, esto podría significar un parteaguas en la historia de la enfermedad. Los fármacos actuales solo pueden mantener el virus a un tan nivel bajo que no afecte la salud del paciente y este no desarrolle el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida).

De momento, para tratar a quienes tienen VIH se utilizan los llamados antirretrovirales que buscan potenciar las defensas de la persona y puedan luchar contra el virus. También se emplean otros fármacos que pretenden mantener baja la reproducción del virus en el cuerpo.

En estos casos, el virus permanece "dormido" en la sangre, y si el paciente abandona el tratamiento el VIH emerge y empieza a replicarse y a debilitar el sistema inmunitario.

En Costa Rica

Los últimos datos disponibles para nuestro país indican que, en el 2016, 979 costarricenses recibieron la noticia de ser portadores del VIH. Esto representa unos 19 casos nuevos por semana.

Las estadísticas muestran que entre el 2002 y el 2016, se registraron 9.197 casos. De estos pacientes, 7.478 son hombres y 1.719 mujeres.

De estas personas, 7.679 reciben atención a través de una de las Clínicas de VIH de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Pese a que todas las personas seropositivas tienen acceso al tratamiento, no todas lo utilizan. Datos difundidos por la CCSS en el 2017 indican que los medicamentos antirretrovirales, que controlan el avance del VIH en el organismo, fueron los que más dejaron de retirarse de las farmacias de los centros médicos.

Si estos medicamentos se dejan de tomar, las personas podrán enfrentarse a un aumento en el número de virus en su cuerpo (carga viral) y corren el riesgo de que la enfermedad progrese y se transforme en sida, con lo que el sistema inmunitario estaría a la merced de cualquier infección de virus o bacterias.

Además, si se deja de tomar el medicamento, aumentan las posibilidades de que el virus desarrolle resistencia al tratamiento y este no funcione, para lo cual deban buscarse fármacos más agresivos y que posiblemente tengan más efectos secundarios.

Sin embargo, los especialistas destacan que lo más importante no es el control de la enfermedad, si no su prevención.

Por ello, la CCSS lanzó en noviembre pasado –en el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se conmemora este 1° de diciembre– una estrategia de información sobre la prevención del VIH y de la detección temprana.

En el sitio:l www.ccss.sa.cr/sida las personas pueden encontrar panfletos, afiches, videos y audios. Ahí también se explican los pasos a seguir para realizarse la prueba.

Los especialistas recuerdan que hay factores de riesgo que pueden exponer a las personas a infectarse. Entre ellas destacan: no usar el condón, tener múltiples parejas sexuales y practicar la monogamia en serie (cuando se cambia con frecuencia de pareja). Asimismo, corren más riesgo las personas trabajadoras sexuales, hombres que tienen sexo con hombres y quienes usan y consumen drogas.