Aplicaciones Científicas

Anillos de saturno están ‘muriendo’

Estudio de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, indicó que les quedan de 100 a 300 millones de años de vida. Aunque parezca que falta mucho, los científicos opinan que esto está ocurriendo a una gran velocidad

Saturno está perdiendo sus icónicos anillos a una velocidad que los investigadores califican como el “peor escenario posible”.

Científicos de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, exploraron las características de los anillos mediante los los datos aportados por la sonda Cassini –desde el inicio su misión hasta su conclusión el año pasado– y vieron que la fuerza de gravedad los está empujando hacia el interior del planeta. El campo magnético de la atmósfera de este astro también colaboraría con el fenómeno.

El estudio, publicado este martes en la revista Icarus, indica que la velocidad a la que esto sucede es mucho mayor a la pronosticada décadas atrás por las misiones Voyager 1 y Voyager 2.

“Estimamos que esta ‘lluvia de partículas de anillo’ está drenando de los anillos el equivalente a una piscina olímpica en solo media hora. Si este ritmo se mantiene todo el sistema de anillos se habrá drenado en 300 millones de años", aseguró en un comunicado de prensa James O’Donoghue, principal autor del estudio y quien ya dejó Leicester para asumir un puesto en el Centro Espacial Goddard de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) en Maryland, Estados Unidos.

No obstante, el especialista indica que hay condiciones que precipitan la velocidad de esta dispersión de los anillos, por lo que la “muerte” podría darse mucho antes.

“Cassini detectó material de los anillos cayendo al ecuador de Saturno, si esto continúa así, a los anillos les quedan menos de 100 millones de años de vida”, enfatizó O’Donoghue.

Esto puede parecer muchísimo tiempo, pero es poco cuando se compara con la edad total del planeta, de unos 4.000 millones de años.

¿Parte de la evolución del planeta?

Una de las hipótesis de los investigadores es que este desvanecimiento de los anillos sea propio de la historia y evolución natural del planeta. Por ejemplo, los anillos son mucho más jóvenes y “llegaron” cuando el resto de Saturno ya estaba formado.

“La edad joven de los anillos tiene muchas implicaciones. Es posible que en la era de los dinosaurios los anillos fueran todavía más grandes y brillantes de como los vemos hoy. Algo muy dramático tuvo que haber pasado para que los anillos se formaran con estos tamaños mucho después de que el planeta se formara”, manifestó Tom Stallard, uno de los científicos que participó del estudio.

Los investigadores piensan que este tipo de ciclos no solo se da con el pasar del tiempo, si no que también podrían variar durante un mismo año, según las características climáticas a lo interno del planeta.

Por esta razón, la próxima fase del estudio explorará si los anillos cambian conforme varían las estaciones climáticas en Saturno.

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.