LO ÚLTIMO

Saprissa sale de casa con una sonrisa a medias 

Es fácil caer en el juego de Motagua. Incómodo, ‘peleón’, dispuesto a incomodar sin que la forma le importe demasiado. El fondo, en cambio, lo hace poco vistoso pero agresivo, sin ‘estética’ pero con un librillo bien definido. La antítesis de la premisa de Wálter Centeno de que sí importa el ‘cómo’. Prefirió arrollarse las mangas.

Cargar más
LO MÁS LEIDO