Televisión

Ana Becerril: ‘’Control Z’ es una serie tan diversa que debe ser vista por distintas generaciones’

La actriz que interpreta a Sofía en la nueva producción de Netflix, conversó con ‘Viva’ sobre su personaje y la importancia de que se exponga una historia sobre el acoso y la discriminación

Cuando se enteró que Netflix trabajaría junto a Lemon Studios una serie mexicana sobre la discriminación, el acoso y la diversidad de la comunidad LGTBQ, Ana Valeria Becerril supo de inmediato que quería formar parte de ese proyecto.

Una vez que tuvo en sus manos el guion y leyó acerca de Sofía, la protagonista de Control Z, participó en todos los castings, ya que soñaba con interpretar a una chica como esta: un poco antisocial, pero con una capacidad sorprendente de observar a profundidad todo lo que está a su alrededor.

Lograr este protagónico no solo le permitiría cumplir ese sueño, sino que también representó obtener su primer papel en la pantalla chica, ya que a sus 23 años es reconocida por su trayectoria cinematográfica, que la ha llevado a ganar premios por su rol en películas como Las hijas de Abril.

A partir del momento en el que supo que el papel principal de la nueva serie era suyo, Becerril se dio a la tarea de prepararse lo mejor posible para darle vida a Sofía, pues aunque desconocía si Control Z sería un éxito o no, estaba comprometida con el hecho de visibilizar situaciones a las que se enfrentan los jóvenes en la actualidad.

En una entrevista cedida a Viva desde Ciudad de México, la actriz reconoce que le sorprende muchísimo la popularidad que ha alcanzado el programa desde su estreno –tiene tan solo una semana en la plataforma de streaming– y asegura que la historia debe ser vista por distintas generaciones.

– Siendo esta su primera oportunidad de protagonizar una serie, ¿qué fue lo que la atrajo de Control Z?

– Este es mi primer proyecto para televisión, haciendo una serie. Yo creo que desde que me propusieron el personaje de Sofía y leí toda la descripción del personaje, la verdad es que me enamoré cañón. Yo dije que tenía que ser parte de este proyecto porque está padrísimo.

– Usted dice que los personajes son los que escogen a los actores de cada proyecto. ¿Qué hizo que Sofía la escogiera para interpretarla?

– (Ríe) Sí, yo creo fielmente que los personajes escogen al actor y no al revés. En mi caso, no sé qué le gustaría a ella de mí, pero lo que me conquistó de ella fue su capacidad de deducción y de observar cosas que otras personas no ven. A esto se suma también todo lo que está lidiando con su enfermedad mental, de depresión y ansiedad, además de que se autolesiona. La verdad es que todo eso lo quería explorar. Me pareció superinteresante explorarlo.

– El éxito de Control Z ha sido sorprendente, al punto de que se encuentra en el primer lugar de los top ten de varios países, entre ellos Costa Rica. ¿Cuál cree que son las diferencias de esta serie con otras historias juveniles?

– Yo creo que todas las series juveniles intentan tocar como ciertos puntos claves o de problemáticas para los jóvenes, creo que en Control Z es la versión mexicana de cómo se viven esos problemas. Muchos países de América Latina se pueden sentir identificados con esa historia, pero creo que la principal diferencia es el elenco, mis compañeros, que de verdad nos llevamos tan bien y trabajamos tan bien juntos, que eso se ve en la serie.

– De hecho, todos los personajes parecen complementarse con Sofía y esa capacidad de observar y no solo ver lo que está a su alrededor.

– Sí, es cierto y no lo había pensado así. La verdad es que para interpretar a Sofía tuve mucho que aprender, porque yo nunca me había a puesto a hacer como ese ejercicio de observar. Honestamente, yo soy tan distraída que podría ir caminando por la calle y tropezarme con un poste que esté al frente de mi porque no lo vi. Tuve que meterme en su piel varias semanas antes de comenzar a rodar la serie para poder sentirlo como algo natural, que podría hacer algo en la vida real.

– ¿Y se quedó con esta capacidad de observación?

– Sí, al menos ya no me pego contra los postes en la calle (ríe). Me ha ayudado mucho la verdad, en especial con mi vida diaria.

– ¿En qué otros aspectos se identifica con ella?

– En muchos, pero, particularmente en cosas como en el hecho de no pertenecer, de a veces sentirse fuera de lugar. En lo personal fue algo que yo también viví en esos años de la secundaria, y creo que muchos pueden sentirse identificados con Sofía en ese sentido. Creo que nuestros gustos musicales también son muy preciosos (ríe). De hecho, me hice una lista de canciones en Spotify que creo que puede gustarle a Sofía, así que tengo pensado compartirlo con el público.

Control Z expone temas como el bullying, la discriminación a la comunidad sexualmente diversa y el hostigamiento. ¿Qué tanto se ha transformado la forma en la que se visibilizan estas situaciones?

– Sí, porque justo como tú dices, estos son temas que apenas están empezando a tener visibilidad y por eso es que hay que hablar todo al respecto. Yo creo que es importante que distintas generaciones se sienten a ver la historia juntos y no solo los jóvenes, porque también las problemáticas que tocamos en la serie no son exclusivas de los más pequeños. El bullying también trasciende a temas laborales, la violencia tiene muchísimas formas, al igual que la discriminación, así que no es exclusivo de la juventud. Creo que eso es lo padre de la serie, que les habla a todos por igual. Control Z es una serie tan diversa que debe ser vista por distintas generaciones

– No se imaginaban el grado de éxito que tendría la serie tras su estreno y es algo de lo que, tanto usted como el resto del elenco, hablan en sus redes sociales.

– Tienes razón, porque ha sido una completa locura. Yo creo que todos, de forma secreta, deseábamos este éxito, pero nunca lo esperábamos. La verdad es que yo no esperaba el recibimiento tan bonito y tan cálido que ha tenido la serie, porque imagínate que he recibido unos mensajes bellísimos de un montón de partes del mundo.

– ¿En algún momento fue consciente de que esto podía suceder?

– Jamás. De hecho, te cuento que tenemos un grupo de Whatsapp donde está todo el equipo de producción y el elenco y acaban de compartir una fotografía donde nos muestran que somos el primer lugar el top ten de Marruecos. Eso es una completa locura, pero estoy contenta (ríe).

– En un inicio, Control Z fue comparada con Élite y 13 Reasons Why, pero la serie ha demostrado tener su propia voz y estilo en este género.

– Yo también siento eso (ríe). Creo que no pretendemos parecernos a otras series juveniles y justo como te decía es desde la visión de México, así que creo que un montón de países pueden compartir esa misma visión por los parecidos culturales.

– Si algo deja claro desde un inicio la trama es que en varios momentos buscará sacar de su zona de confort al televidente.

– Pienso que uno de los aciertos de la series es eso: que no te suelta y siempre están pasando cosas. Efectivamente, hay escenas muy duras y difíciles de ver, pero creo que no son gratuitas, que incomodan por incomodar, sino que están reflejando situaciones que pasan, que son difíciles de ver, pero suceden. Creo que ese es uno de los ganchos de Control Z.

– Por el éxito que ha tenido la serie hasta el momento, ¿se estaría pensando en la posibilidad de una segunda temporada?

– La verdad es que me haría la mujer más feliz del mundo si se concretara esa segunda temporada. Todavía no nos han hablado de esa posibilidad, y más que en México están detenidas todas las producciones por la pandemia del covid-19. Sin embargo, sí estaría increíble una segunda temporada, porque ya extraño trabajar de nuevo con este equipo (ríe).

Lysalex Hernández A.

Coordinadora editorial en la Revista Teleguía de La Nación. Licenciada en Periodismo Social por la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre documentales, series de TV y streaming y todo lo relacionado al mundo del entretenimiento.