Farándula

El Topo: Éricka Morera tomó al toro por los cuernos

Hay formas de formas de afrontar una crisis personal. Tras guardar silencio sobre su separación de Mauricio Hoffman, la periodista Éricka Morera ha decidido abrir el corazón a las seguidoras de su podcast, en lo que se convirtió en un impresionante ejercicio de sororidad.

Antes de meterle el diente a este delicado asunto personal (como lo puede ser la ruptura tan pública de una pareja tan mediática) queremos acotar que de ninguna manera estamos tomando partido hacia ninguno de los dos integrantes del aún matrimonio conformado por el presentador Mauricio Hoffman y la periodista Éricka Morera.

Sin embargo, está dicho que ambos protagonizaron desde fines de diciembre una historia que ha sido de gran interés para la audiencia, dado que se trataba de una pareja muy consolidada en el mundillo del espectáculo, por lo cual las versiones alrededor de su separación acapararon espacio y despliegue en los principales medios de comunicación.

A finales de enero, ambos compartieron el mismo comunicado en sus redes sociales, oficializando su separación y solicitando privacidad, pero el tema ha seguido llamando la atención y casi orgánicamente se dio el surgimiento de un podcast llamado Entre Nosotras, en el que Éricka y su amiga y colega Marcia Benavides han terminado por compartir con sus seguidoras vivencias muy personales, muchas de ellas relacionadas con la manera en que Morera ha enfrentado la ruptura con Hoffman, tras 10 años de relación que incluyen un matrimonio y una hijita en común.

Dice un dicho que, del ahogado, el sombrero. Claramente, cuando Éricka planteó su podcast no estaba decidido hasta qué punto iba a abrirse al público, pero lo cierto es que de una forma muy fluida las integrantes de Entre Nosotras han ido logrando hacer un gran click con la audiencia, como ocurrió con el tercer episodio titulado, nada menos, La vida después de una ruptura.

Ahí, con toda transparencia, Éricka narró cómo ha sido su vida en el arranque de este 2021, cuando la vida en pareja y en familia, tal como la conocía, mutó de un momento a otro.

“En un proceso de ruptura lo importante es darle tiempo al corazón de sanar, de vivir su proceso, no ocultar sentimientos que son dolorosos, pero no permitir que esos sentimientos te hagan caer, sino resurgir y salir más fuerte de todo eso que está pasando”, dice Morera, de 36 años, y quien resalta que una ruptura sentimental siempre duele, pero que “es un luto que hay que llevar. Uno no se lo puede brincar. Es un proceso y el luto que es importante vivir. Hay que sanar”, agrega Ericka.

La periodista, influencer y empresaria continuó diciendo que su hija Zoé, de dos años, ha sido su motor y es por esto que necesita que ella la vea como una mujer fuerte pero “sin dejar de sufrir porque somos humanos, no hay que brincarse este proceso de dolor”.

“Sí se puede salir, resurgir: ser una mujer fuerte en todos los aspectos de su vida. Quiero darle ese ejemplo de mujer, que cuando esté grande y le toque enfrentar sus propios problemas sepa que se vale sufrir pero hay que levantarse”, dice.

Lo que nos maravilla de todo este proceso de apertura protagonizado por Morera es que la comunicadora se aparta del chismerío que se ha desatado en lo que a su separación se refiere, incluso con uno que otro medio periodístico que ha insistido en armar un desagradable circo con todo el tema. En cambio, ella ha encontrado en su podcast una fuente de catarsis al hablar sin poses, y ha tenido un acuse de recibo por parte de cientos de personas que están atravesando (o han vivido) situaciones similares.

Es decir, su carácter de influencer ha emergido, en este contexto, de una forma diáfana y positiva, porque ¿quién no se ha llevado uno (o varios) reventones amorosos? Lo que sí le podemos asegurar es que todo pasa y que su actitud y accionar en este contexto, dice mucho de Éricka como persona. Un MUJERÓN, que llaman.

El “yaticidio” que provocó crueles linchamientos en redes y generó lecciones de precaución. Como es sabido, la presentadora Keyla Sánchez estuvo involucrada esta semana en un escándalo en redes sociales, al revelarse en varios posteos que rompió su burbuja con varias de sus amigas durante un paseo en yate en el que celebraban la despedida de soltera de una de ellas.

Sí, claro, gran error, pues si bien las medidas contra la covid-19 se han flexibilizado, todavía estamos lejos de estar a salvo del contagio, por lo que no hay que bajar la guardia (y menos evidenciarlo cuando se es una de las figuras públicas más seguidas del país). Aún así, nos preocupa el calibre del cruel linchamiento que sufrieron todas las involucradas en redes sociales por parte de gente cruel: leímos incluso amenazas de todo tipo contra ellas y hubo quienes hasta les desearon una agónica muerte por causa del coronavirus. Y ni qué decir cuando, días después, todo el equipo de Qué buena tarde, programa de Teletica en el que Keyla es conductora, fue enviado a la casa, al confirmarse un caso de covid-19 entre sus integrantes: 2+2, dijeron muchos.

Primero que todo, Keyla no confirmó ni descartó que fuera ella la persona contagiada con covid-19, todo fueron rumores que muchos se dieron la atribución de dar como hechos verídicos. El principio de confirmación de la verdad últimamente anda por el caño en este país.

La otra inquietud que tenemos es cuántos de los miles y miles de comentarios que abundaban en redes eran de personas que a un año de convivir con el nuevo coronavirus, nunca han roto su burbuja.

Y lo tercero, por supuesto que cabe un jalón de orejas para las del yaticidio, principalmente a las populares y mediáticas Janeth García, Keyla Sánchez y Sharon Segura: entre las tres acumulan decenas de miles de seguidores en redes y aunque al parecer tengan una posición personal sobre las medidas que dicta el Ministerio de Salud y el uso de mascarillas, como influenciadoras nos parece que deberían ser más responsables y, si se van a hacer una melcocha de sudor, bronceador y fiesta, pues en últimas que lo hagan en privado y no se exhiban con ese montón de fotones que subieron a Instagram. Esa parte sí que nos resulta incomprensible, pero obviamente no para agarrarlas y barrer las redes sociales con ellas, como si fueran criminales o quién sabe qué.

En el otro extremo está nada menos que la Tía Florita, para más señas, la reconocida chef Flora Sobrado de Echandi, quien madrugó el miércoles 24 de febrero para estar puntual a las 5 a. m. en el Ebais de El Carmen, en el centro de San José, con el fin de recibir la vacuna contra la covid-19.

¡Qué personaje tan hermoso! Nos provocó gran hilaridad al contarle a La Nación que cuando llegó al centro médico dijo, entre risas, que “había puros roquillos”. Ella cumplirá 94 años en este mes de marzo y, aunque dijo que no le tenía miedo al coronavirus, había cumplido todos los protocolos del Ministerio de Salud al pie de la letra. Tan bella, le deseamos de todo corazón que pase una hermosísima celebración de natalicio, muy merecida.

Y bueno, hablando de escándalos y sus manejos, nos ha sorprendido la forma en que Melissa Mora de verdad que de tonta no tiene un pelo (ahora que es rubia), pues sin mucho matarile, como diríamos antes, apagó el incendio que se le quiso armar cuando trascendió que lo del divorcio con su esposo Jonathan Picado ya era prácticamente un hecho.

Y es que hace unas semanas Melissa estuvo involucrada en un aluvión de rumores de que sí se divorció, de que no se divorció. Meli se mantuvo bajo perfil, pero sin aires de diva. Atendió a los medios y fue muy cauta a la hora de sus declaraciones.

Pero después del escándalo del que Melissa pareció haber salido sin un raspón, esta semana estrenó un particular tema musical al lado de Misael Ramírez (Roque Ramírez), Elena Umaña y Vanessa González. No habían terminado de subir el video, que trata sobre Misael El Semental y tres encantadoras mujeres, cuando empezaron a recibir miles y miles de visitas, eso sí, no solo por Melissa, también por el talento de todos los involucrados en esta tremenda rejunta.

Como dicen, no hay publicidad mala: Melissa les metió un gol a todos los que intentaron sacarle jugo a su vida personal, ella fue más astuta y le dio vuelta a la tortilla, al juntarse con los ya tres mencionados grandes artistas.

Nada es para siempre y por estos días trascendió, de propia boca de Greivin Moya, que tras 35 años de trayectoria como periodista de Sucesos en Telenoticias, ya tiene una fecha estimada para su retiro.

La entrevista se hizo en el set de Buen Día y estos topos que todo lo vemos y lo escuchamos, nos tiramos toooooda la plática (había bastante público con sana distancia y mucho alcohol en gel, por aquello). Moya le dijo a Diego Piñar en exclusiva cuántas veces ha tenido que andar con seguridad del OIJ, como consecuencia de las amenazas que ha recibido durante todos estos años por cuenta de los reportajes de investigación que ha realizado.

Pero lo más bonito fue el toque humano que le fue dando el periodista guanacasteco a toda la conversación, incluso en un momento hasta se nos vinieron las lágrimas. Y ojo que lo que vimos fue la entrevista pregrabada, esperamos un bocado de Madre Superiora en la nota que publicará Diego Piñar en De Boca en Boca en los próximos días.

Hablando de Piñar, es un periodista calladito, nunca polémico, pero que tiene a quién quiere en sus entrevistas, desde Cristian Nodal, el señor Barriga, Magneto, y lo que más nos gusta es cómo los artistas se liberan con él. Pero, con todo esto, esperemos que tengamos “Moyita” para rato, aunque sí quiere descansar en algún momento, se va ir como los grandes.

Y estos Topos desde ya vemos en nuestra bola de cristal que Édgar Silva será el presentador estelar de Nace una Estrella, popular reality de Teletica Formatos que regresa este año en medio de grandes expectativas por parte de la audiencia y claro, de los participantes.

En una entrevista en Teletica.com, la productora Vivian Peraza señaló que el presentador era un hombre de mucha experiencia en cámara (solo le faltó decir que su segundo nombre es Arturo), también comentó que vendrá una presentadora tica que está en el extranjero.... ahí sí nos quedamos bateados pero se nos ocurre que podría tratarse de Verónica Bastos... ¿Será?

De los copresentadores (siempre incluidos) no sabemos nada, esperamos ver caras nuevas. Estamos de acuerdo con que Silva es Silva y tiene su lugar bien ganado, pero también es hora de ver rostros frescos en esos espacios. Nos gusta mucho que todo el elenco sea diferente al de Dancing with The Stars, Tu Cara Me Suena y demás programas exitosos que produce el canal del trencito. Recordemos que en un pasado estuvieron Cristiana Nassar, Pamela Alfaro y Mauricio Hoffman en el programa de canto. ¿Nuevos talentos? Pronto lo sabremos.

Y como hemos andado serpenteando por los lares del amor en este último fin de semana de febrero, terminamos con una reflexión que publicó en sus redes sociales el querido Padre Mix, Andrés Zamora, a raíz de la nueva relación que sostiene, tras su divorcio.

“Ayer llegué a una conclusión después de escuchar y compartir las vivencias del amor y desamor con unos amigos. Una relación fallida no equivale a una vida ‘fallida’, un corazón roto no significa que para siempre esté ‘roto’ por dentro. El amor no se impone, se propone y claro que se puede comenzar de nuevo. Dios es fiel y a sus hijos TODO les sucede para bien, aunque de momento no lo entendamos”.