AFP. 28 julio
Entre aliviado y agradecido, así parece que salió Johnny Depp del último día del juicio en contra 'The Sun'. Muchos de sus fans en Londres lo acompañaron en las afueras de Alta Corte y le llevaron regalos. Foto: AFP
Entre aliviado y agradecido, así parece que salió Johnny Depp del último día del juicio en contra 'The Sun'. Muchos de sus fans en Londres lo acompañaron en las afueras de Alta Corte y le llevaron regalos. Foto: AFP

En el último día de un “doloroso” proceso judicial -en el que como nunca antes se expuso a vida privada de Johnny Depp-, su abogado se dedicó a defender el honor del actor y a criticar duramente a The Sun, el tabloide que figura como acusado en este juicio.

Durante tres semanas, tras cargos de difamación, Depp puso ante las cuerdas de la justicia a The Sun, diario británico que lo había calificado de “marido violento” en una de sus publicaciones.

Frente a la Alta Corte de Londres, este martes David Sherborne cargó con dureza contra el artículo de abril del 2018, en el que se dio por cierto que el actor de 57 años ejerció la violencia contra su exesposa, la actriz Amber Heard, de 34 años.

El artículo no da lugar a “duda” ni a “error”, dijo el abogado de Depp. Es para desarmar esas “acusaciones falsas” que el actor se lanzó en este “doloroso” proceso público, agregó.

Tras haber escuchado los últimos alegatos de la defensa de Johnny Depp, el juez Andrew Nicol dará a conocer su decisión en una fecha aún no determinada.

Por su parte, en las afueras de la Alta Corte, decenas de admiradores de Depp se reunieron desde horas muy tempranas, con la esperanza de poder ver a su ídolo o entregarle flores o peluches.

Otros fans, en cambio, portaban pancartas reclamando “Justicia para Johnny”.

Exposición total

La vida privada de la pareja -formada por Depp y Heard- quedó expuesta a la vista de todos en la Alta Corte de Londres. No hubo ningún tipo de censura, hasta los detalles más escabrosos salieron al aire.

A lo largo del proceso, la justicia desmenuzó cada uno de los episodios de violencia de los que se acusan los exesposos. Por ejemplo, Johnny tuvo que explicar ampliamente su consumo de estupefacientes y alcohol, mientras que su exesposa se defendió de supuestas infidelidades con famosos.

Los dos protagonistas se mantuvieron fieles a su versión durante todo el juicio. Pese a su duración, ambas estrellas acudieron casi todos los días al tribunal.

En las afueras de la Alta Corte de Londres, donde se realizaba el juicio de Johnny Depp contra 'The Sun', la actriz Amber Heard tomó unos minutos para dar declaraciones a la prensa. Foto: AFP
En las afueras de la Alta Corte de Londres, donde se realizaba el juicio de Johnny Depp contra 'The Sun', la actriz Amber Heard tomó unos minutos para dar declaraciones a la prensa. Foto: AFP
“Monstruo”

Depp y Heard se conocieron durante el rodaje de Diario de un seductor, en 2011, y se casaron en Los Ángeles en febrero del 2015.

Dos años después se divorciaron. En aquel entonces, la actriz, de 34 años, mencionó “años” de violencia “física y psicológica”, unas acusaciones que Depp rebatió firmemente.

En el proceso de divorcio, Amber Heard retiró su denuncia por violencia y Depp le pagó $7 millones, que la actriz donó a asociaciones.

Luego vino el escándalo mediático. Apoyándose principalmente en las declaraciones de la actriz, The Sun informó de 14 episodios violentos contra Heard, todos ellos negados por Depp. El actor admitió un consumo abusivo de drogas y de alcohol, pero en cambio acusó de violencia a la actriz de La chica danesa y Aquaman.

"Lo amaba y no quería perder eso (...) su otra cara era la de un monstruo, pero siempre mantuve la esperanza de que se desintoxicaría", declaró Amber Heard la semana pasada en el tribunal.

Apoyo de sus exnovias

El lunes, la abogada de The Sun pronunció una auténtica requisitoria contra Depp. Sasha Wass destacó los excesos del actor, “sujeto a cambios de humor irracionales” cuando ha bebido y ha consumido estupefacientes.

Ningún testigo asistió a los actos violentos, admitió ella, pues, por naturaleza, la violencia conyugal tiene lugar "detrás de puertas cerradas".

Amber Heard “amaba” a Johnny Depp, el comienzo de su relación fue “idílico”, añadió Sasha Wass. Sin embargo, a partir de marzo de 2013, Depp se vio atrapado por sus viejos demonios.

“Johnny Depp sabía que las drogas y el alcohol podían transformarle en un monstruo”, afirmó la abogada.

Por su parte, el actor afirma que nunca le ha levantado la mano a una mujer, una versión refrendada por sus exnovias Vanessa Paradis y Winona Ryder en testimonios escritos. En cambio, Depp presentó a Amber Heard como una persona calculadora, narcisista y sociópata deseosa de destruir su vida.

Si bien rechazó las acusaciones de infidelidades lanzadas por la defensa de Depp, con el multimillonario Elon Musk o el actor James Franco, la actriz admitió que una vez golpeó a su exmarido, para defender a su hermana.