Entretenimiento

Todo lo que necesita saber antes de visitar Galaxy’s Edge, el parque de ‘Star Wars’ en Orlando

La tierra prometida de los nerds existe desde hace unos meses en los parques de Disney de California y Florida. Acá le contamos los preparativos que debe tomar para evitar las desesperantes filas y sacarle el máximo provecho a los muchos dólares que gastará con tal de darse el taco de pilotear el Millennium Falcon

Aclaración importante: Esta nota la escribí en febrero del 2020, a partir de las experiencias vividas en unas vacaciones familiares ocurridas semanas antes. Su publicación estaba prevista para marzo de este año, pero conforme la pandemia se fue apoderando del mundo perdió viabilidad: a nadie le interesaría leerla en esos momentos de turismo galáctico cuando los vuelos internacionales se suspendían, la economía empezaba a sufrir una paliza inédita y visitar parques de diversiones parecía tan incauto como inoportuno. Desde entonces han pasado algunos meses y si bien estamos lejos de la anterior normalidad, la idea de volver (eventualmente) a viajar circula de nuevo entre quienes tienen la dicha de poder hacerlo. Pensando en esa lista imaginaria de destinos que nos gustaría visitar cuando la vida nos permita hacerlo, hoy les compartimos esta guía “a lo tico” de un viaje que muchos tenían previsto para el 2020 y que ahora busca nueva fecha en sus calendarios.

¿Es Galaxy’s Edge un parque nuevo?

No, y discúlpenos si el título de esta nota lo indujo al error: Galaxy’s Edge es en realidad una sección del parque Disney’s Hollywood Studios (DHS).

En Orlando, Disney cuenta con cuatro grandes parques temáticos dentro de su faraónico complejo Walt Disney World Resort (también conocido como Disney World): Magic Kingdom, Epcot, Disney’s Hollywood Studios y Disney’s Animal Kingdom, además de dos parques acuáticos, más de una veintena de hoteles y otras atracciones.

Entonces, para visitar la versión de Florida de la nueva tierra de Star Wars, el turista debe adquirir el tiquete de entrada para DHS, parque de diversiones especializado en temática cinematográfica y en el que también hay atracciones basadas en Toy Story, Los Increíbles, Frozen, Indiana Jones y Cars, entre otras franquicias propiedad de Disney.

¿En qué consiste?

Galaxy’s Edge es una sección de Disney’s Hollywood Studios de 5.7 hectáreas de extensión. El lugar se inspira en las historias de Star Wars y simula un pueblo del planeta Batuu, el cual se encuentra en el borde de la galaxia.

La villa, Black Spire Outpost, incluye dos atracciones interactivas (rides) muy populares: Star Wars: Rise of the Resistance, y Millennium Falcon: Smugglers Run. También hay tiendas, restaurantes, apariciones de personajes y una réplica en escala real del Millennium Falcon, la mítica nave que ha sido protagonista de casi todas las películas de la saga creada por George Lucas.

La arquitectura del lugar es similar a la que se ha visto en planetas frecuentes dentro de la narrativa de Star Wars, como Tatooine: polvoriento, ruinoso, ideal para ocultar contrabandistas, cazarrecompensas, fugitivos y otros personajes de dudosa reputación. Las calles son vigiladas por Stormtroopers de la Primera Orden, los cuales tienen encuentros poco amistosos con los visitantes (los modales no son su especialidad, como era de esperarse).

Además de las principales atracciones, también hay una cantina, ventas de alimentos y souvenirs, un taller donde se puede construir y comprar su propio androide (Mubo’s Droid Depot ), y otro taller para ensamblar y adquirir su sable de luz (Savi’s Workshop). Vale aclarar que estos dos últimos establecimientos tienen costos no incluidos en la entrada al parque, por lo que para llevarse el sable de luz deberá desembolsar adicionalmente $199 + impuestos, y en el caso de los andriodes, estos cuestan $99 + impuestos (hágale números).

¿Qué vale la pena?

Pues depende de cuánto dinero esté dispuesto a gastar. Si usted es un “influencer” millonario del Forex que lee esto desde Dubái o un despreocupado vecino de Lindora, pues no tenga miramientos y cómprese cuanta tontera venden ahí, que todo es bien bonito. Ahora bien, si su caso es como el resto de los mortales que para viajar deben ahorrar (o enjaranarse) y miden cada colón, pues todo se vuelve relativo.

Su entrada al DHS le incluye el acceso a las atracciones Star Wars: Rise of the Resistance, y Millennium Falcon: Smugglers Run, que son lo mejor por mucho del Galaxy’s Edge. Esa inversión ya la hizo, así que no se los pierda (de por sí a eso iba, ¿no?). Todos los demás establecimientos del Galaxy’s Edge están pensados para que usted pase una y otra vez la tarjeta de crédito, ya sea pagando comida temática, construyendo una réplica o adquiriendo mercadería alusiva a la franquicia. Solo sepa que nada de eso es indispensable y que bien puede ahorrarse el comprar una bebida alcohólica absurdamente cara en la cantina o el vaso de leche de colores sin sentir que volvió a casa perdiéndose de algo.

Si quiere un consejo, no se entretenga mucho en esas estaciones comerciales, que Hollywood Studios tiene muchas otras opciones para invertir mejor su tiempo y dinero.

Tip: La mercadería oficial de Disney y de franquicias de su propiedad, como Star Wars, Pixar y Marvel, es bastante costosa en las tiendas ubicadas dentro de los parques. No se deje ir por la emoción ni por la insistencia de los niños y busque mejores opciones de mercadería oficial sin salir de Orlando. Almacenes como Walmart y Target en esa ciudad tienen los mismos productos a precios mucho menores; por lo que es preferible ir a comprarles ahí la camisa de Baby Yoda original a los chiquitos en $10 y que sea con esa que visiten el parque, donde la misma prenda bien puede andar por los $25 o más (se lo digo yo que encontré una gorra original de Star Wars en Walmart a $12, una ganga en comparación a lo que se dejan cobrar por una igual en Galaxy’s Edge).

Hablemos de los rides

Millennium Falcon: Smugglers Run: Los visitantes tienen la oportunidad de abordar la mítica nave de Han Solo y Chewbacca y ser parte de una misión de contrabandistas, en una envolvente experiencia de simulador que se desarrolla en la cabina del Falcon. Ahí los turistas son organizados en grupos de seis y se le asignan tres posibles roles: piloto, artillero o ingeniero. De ser posible, procure que se le entregue la ficha de piloto (¡pídala!), pues son los que se sientan en los dos asientos delanteros y tienen el control de la nave, mientras que las otras posiciones no tienen mucha gracia y están supeditadas a la habilidad de los pilotos de turno (que bien puede ser el señor apático que odia Star Wars y anda ahí porque la familia lo arrastró). También hay oportunidad de fotografiarse dentro de la réplica de los inconfundibles pasillos circulares y de paredes blancas de la mejor chatarra de la galaxia. Vale mucho la pena.

Star Wars: Rise of the Resistance: Por mucho no solo una de las mejores atracciones de Hollywood Studios, sino de toda la oferta que tiene Disney en cualquiera de sus parques de diversiones. La historia lleva al público a convertirse en reclutas de la Resistencia, para luego ser detenidos por la Primera Orden y fugarse espectacularmente de un crucero espacial, en una atracción que incluye simulador, interacción con actores y hologramas, y un movido ride tipo montaña rusa. A lo largo del viaje hay participación en video de los actores de la saga cinematográfica de Star Wars, como Daisy Ridley, Oscar Isaac, John Boyega y Adam Driver; y los guías de la atracción están ataviados como oficiales de la Primera Orden, quienes interactúan con los visitantes y hasta los someten a breves interrogatorios. Vale mucho, mucho, mucho la pena.

Ahora bien, para disfrutar de ambas atracciones hay que armarse de paciencia y hacer fila de al menos una hora, no importa en cuál época del año las visite. Por esto, está de más decir que es MUY recomendable contar con FastPass de antemano para evitar el filón y la pérdida de tiempo (más adelante hablaremos en detalle del FastPass).

Adicionalmente, para Rise of the Resistance hay otro requisito obligatorio: anotarse con anticipación en un grupo de abordaje, el cual le asignará una hora de ingreso a la atracción. Esto se hace por medio del app de Disney y se puede agendar desde antes de su visita al parque. Tenga en cuenta que la cantidad de grupos de abordaje por día es limitada y que entre más tarde sea su cita, mayores serán las posibilidades de que se quede sin poder ingresar. Además, una vez pasado el control de la entrada, adentro tendrá que hacer la fila que mencionamos antes, la cual no es visible desde el exterior de la atracción (de nuevo: pida FastPass para este ride, le conviene).

Otras atracciones de ‘Star Wars’

Previo a la construcción de Galaxy’s Edge, el Hollywood Studios ya contaba con otras atracciones relacionadas con Star Wars, las cuales están ubicadas en distintas secciones del parque. Cerca de la entrada principal, en el Animation Courtyard, se ubica el Star Wars Launch Bay, un complejo donde los visitantes pueden fotografiarse con los personajes BB8, Chewbacca y Darth Vader (la fila para la foto con Vader puede ser de hasta media hora), ver exposiciones de artículos alusivos a la saga y darse gustos en una tienda de mercaderías exclusivas.

En la sección Echo Lake está Star Tours - The Adventure Continue, un simulador 3D que lleva a los turistas en un divertido y movido viaje por distintos pasajes de las películas, en compañía de RDD2 y C-3PO. En sus afueras se puede apreciar una réplica en escala real de la villa de los ewoks, así como de un vehículo imperial AT-AT (el caminante de cuatro patas). También en esa parte del parque se presenta Jedi Training: Trials of the Temple, un show en vivo que se escenifica varias veces al día y en el que los niños participan de ejercicios inspirados en el entrenamiento de los Caballeros Jedi.

Además a lo largo del día se hacen desfiles por distinto lugares del parque con personajes como Boba Fett, Kylo Ren y Darth Maul, y en las noches se efectúa un espectacular juego de pólvora y luces alusivo a Star Wars, el cual en nuestra visita no pudimos ver porque coincide en horas con Fantasmic!, un show basado en los principales filmes de Disney con proyecciones sobre agua dentro de un enorme anfiteatro que es imperdible. Hay que escoger uno u otro.

¿Qué es el FastPass?

En cualquier parque de Disney que usted visite siempre va a encontrar largas filas para las principales atracciones, shows y encuentros con personajes. Es una ley de la vida.

Para evitar estar de pie una hora con tal de tomarse una foto con la Sirenita, la compañía ofrece el beneficio del FastPast, que es el acceso a una línea express para pasar más rápido por las atracciones y maximizar su tiempo en el parque. Al comprar su entrada a cualquiera de los parques, usted tiene derecho a tres de estos pases por día sin costo adicional. Otros paquetes de mayor costo ofrecen pases rápidos adicionales e incluso ilimitados (de nuevo, usted sabrá cuánto quiere/puede gastar).

Al comprar su entrada en línea con anticipación, usted podrá por medio del app de Disney escoger las atracciones a las que desea asignar sus tres FastPast, seleccionando la hora en que las visitará. Una vez que las utilice podrá ingresar al app e ir solicitando más pases rápidos según la disponibilidad. No espere a la víspera para empezar reservar sus FastPass porque ya no encontrará disponibilidad en las atracciones más populares; hágalo con buen tiempo, que ya con su entrada adquirida puede agendar sus pases express hasta con 30 días de anticipación a su visita, siempre por medio del app.

Sabiendo todo lo anterior y asumiendo que solo se limitará a los tres FastPass básicos que incluye su entrada, para Disney’s Hollywood Studios no dude en gastarlos en Star Wars: Rise of the Resistance, y Millennium Falcon: Smugglers Run, que como ya dijimos tienen filas infumables. La tercera posibilidad puede invertirla en otras atracciones del parque de gran popularidad y colas interminables de espera, como Slinky Dog Dash, The Twilight Zone Tower of Terror o Rock 'n' Roller Coaster Starring Aerosmith (todas con filas de al menos una hora).

Vale agregar que quienes se hospeden en alguno de los hoteles de Disney reciben el beneficio de poder reservar sus pases rápidos hasta con 60 días de anticipación a su visita, así como horarios exclusivos dentro de los parques antes de la apertura y después del cierre al público general. Estos hoteles de Disney son bastante caros en comparación a otros hospedajes más accesibles en el área de Orlando pero hay que reconocer que son muy bonitos y cómodos, además de que están ambientados dentro del marco romántico de Disney, cuentan con servicio de transporte exclusivo hacia los parques y ofrecen planes de alimentación que pueden ser utilizados en los restaurantes de los parques de diversiones.

Póngale precio

En el sitio web oficial de Disney se indica que el tiquete más básico para pasar un único día en solo uno de sus cuatro parques en Orlando cuesta $109 + impuestos. Ahora bien, sabiendo que se hizo la inversión de llegar hasta Florida, pues lo razonable es ir con unos cuantos días libres a disposición y planes para visitar varios parques. Recuerde que en esa ciudad, además de los complejos de Disney, también están parques temáticos de Universal Studios, SeaWorld, Legoland y otros no tan conocidos pero no por eso menos interesantes.

Disney le ofrece un paquete para visitar sus cuatro parques (Magic Kingdom, Epcot, Disney’s Hollywood Studios y Disney’s Animal Kingdom) a un costo de $365 por persona, siendo que puede ir a un parque por día (no necesariamente consecutivos). De ahí en adelante hay distintas combinaciones, siempre teniendo en cuenta que el precio de admisión por parque se reduce entre más incluya en su compra.

Maneras para adquirir las entradas hay muchas: la más básica es comprarlas en las propias puertas del parque, pero esto no se recomienda, no solo por impráctico sino porque le impedirá reservar con antelación los FastPass a los que tiene derecho con su boleto (recuerde, son tres por día). También en distintos comercios y hoteles de Orlando hay puestos de venta de entradas a los parques de Disney, Universal y otras firmas. Sin embargo, la recomendación siempre será adquirir las entradas vía Internet, ojalá con tanta anticipación como sea posible.

Muchos sitios de viajes le dan la opción de comprar entradas a los parques de Orlando, y en algunos de estos, como Expedia.com, Hoteles.com y Despegar.com también puede armar paquetes con hospedaje, alquiler de carro, tiquetes aéreos y planes de alimentación. Un sitio en el que se encuentran precios bastante buenos es www.tickets2you.com.

Tip: Los parques de Disney son extensos, por lo que muchas veces un día no alcanza para recorrerlos completos. Previo a su visita haga una lista de las atracciones que considera imperdibles y dele prioridad a estas. No se distraiga tomando fotos de cada basurero decorado o afiche que se topa porque ese es tiempo que después le hará falta.

Tip2: Recuerde que un día en un parque de estos es una experiencia extenuante, por lo que no es prudente agendarlos en días consecutivos (a menos que usted sea ultramaratonista o al menos adicto al gimnasio). Tome esto aún más en cuenta si en su grupo hay personas mayores o niños pequeños.

Tip3: Si viaja con niños pequeños, por favor, consiga un coche tipo sombrilla por chiquito. Ahí están todos los testimonios de papás que prefirieron jugársela y terminaron con los brazos partidos de andar a sus hijos alzados por todo Disney, o que bien no les quedó otra que alquilar ahí un coche ($).

¿Qué llevar?

Afortunadamente, Disney autoriza que el público ingrese a sus parques con alimentos. Aproveche y aliste sánguches, lleve refrescos y botellas con agua, así como frutas y otras comidas que pueda empacar y cargar en un bulto. También lleve bloqueador solar y abrigo, pues en la noche la temperatura puede bajar considerablemente.

¿Cuál es la mejor época para ir?

Depende de a quien le pregunte, pero para el caso específico de Galaxy’s Edge no hará mayor diferencia, pues la novedad del lugar hace que siempre pase lleno de turistas, no importa el mes del año. Usualmente lo recomendable es evitar los meses de medio año que coinciden con el verano en Norteamérica: el calor es infernal y los turistas estadounidenses son legión.

En nuestro caso, la visita se dio a mediados de enero y topamos igualmente con mucha gente, especialmente turistas brasileños (además de un sorpresivo frente frío que arrojó la temperatura a unos crueles 6° centígrados).

Una opción que muchos recomiendan es hacer el viaje a Orlando en setiembre, cuando no coincide con vacaciones escolares y el clima está aceptable, sin los bochornos del verano o los viento helados del invierno.

Otras informaciones de importancia:

- Para cualquiera de los parques de Disney, el precio del parqueo por día es de unos $25. Acuérdese bien dónde deja el carro, pues en la noche es común ver gente extraviada en el estacionamiento que no da con su vehículo.

- El app de Disney es de vital importancia para su visita, no solo porque es indispensable para gestionar sus FastPass y el grupo de abordaje a Star Wars: Rise of the Resistance, sino también porque incluye un mapa que se actualiza en tiempo real con los tiempos de espera en las atracciones. El app además le permite enlazar las entradas de todos los miembros de su grupo, con lo que una misma persona puede gestionar los accesos, cronogramas y alertas, garantizándose que conseguirán espacios en los mismos horarios.

- Todos los parques de Disney cuentan con excelente servicio de wi-fi gratuito. Detallazo.

- Acérquese a los puestos de información que están dispuestos por todo el parque y pulsee un FastPast adicional: a veces se topa con suerte :)

Víctor Fernández G.

Víctor Fernández G.

Jefe de información de Entretenimiento. Ingresó al Grupo Nación como periodista de espectáculos al diario Al Día en 1999 y luego pasó a La Nación y al periódico juvenil Vuelta en U, del cual fue su director. Graduado de la Universidad de Costa Rica.