Cine

La pesadilla de la Cinemateca Nacional continúa: su futuro es incierto 7 años después

El nuevo director del Centro de Cine, Raciel del Toro, habló sobre el demorado proyecto, el Festival de Cine, El Fauno, la Ley de Cine y los retos del sector audiovisual en medio de la pandemia

“Siendo muy honesto, tengo apenas cinco días en el Centro de Cine...por lo que ponerse al día con el tema Cinemateca es muy complicado”, reconoció Raciel del Toro, quien el pasado 2 de julio fue nombrado como el nuevo director del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica (Centro de Cine).

Del Toro, quien sustituyó en el cargo a Ana Xótchil Alarcón, toma la batuta de un proyecto que ya lleva siete años sin ver la luz. En octubre del 2013, el exviceministro de Cultura Iván Rodríguez anunció con bombos y platillos la compra del Cine Variedades para instalar allí la Cinemateca Nacional, pero hasta ahora no ha ocurrido nada con el edificio.

La compra del inmueble tuvo un costó ₡1.000 millones. En junio del 2017 el exdirector del Centro de Cine, Fernando Rodríguez, prometió poner la primera piedra de la Cinemateca en el 2018 y, pocos días después, el Ministerio de Cultura mostró cómo sería el edificio con imágenes y modelos ilustrados.

Sin embargo, el alto costo de la obra y objeciones del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, habrían terminado por botar la propuesta.

La esperanzas de tener la Cinemateca revivieron en el 2018, cuando Ana Xótchil Alarcón tomó la batuta del Centro de Cine. En ese año, la exjerarca comenzó a trabajar en una nueva propuesta que, a la altura del 2020, ya estaría en planos, pero del que aún no se conocen detalles.

Sobre el futuro de la Cinemateca Nacional, el Festival de Cine, el fondo El Fauno, la Ley de Cine y los retos del sector audiovisual en medio de la pandemia, habló Del Toro en una reveladora entrevista.

¿Qué sabe Del Toro de la Cinemateca Nacional y qué tan cerca estaría en convertirse en realidad?

El expediente de la Cinemateca tiene cinco tomos del grueso de El capital, de Karl Marx. Son inmensos, como de 10 centímetros de grosor, entonces confieso que me he ido poniendo al tanto, a groso modo, pero sin especificaciones.

”Se que los planos están listos, pero no podría hablar de los retrasos, pues ignoro por qué fueron provocados. Pero en estos momentos están los planos listos, por lo cual tendríamos que pasar a la tercera etapa, que es la de presupuesto, para proseguir luego con la tercera, que es la ejecución”.

¿Entonces los planos ya están aprobados por el Colegio de Ingenieros?

Lo que sé, es que en el Centro de Cine están los planos de la Cinemateca. Yo los vi y no los entendí (se ríe), porque son planos muy técnicos. Ahora dependo de que la empresa encargada me haga una presentación, me potabilice esos planos y me explique qué significan todas esas rayas y números.

”El jueves, por cierto, voy a tener una reunión solo para discutir el tema de la Cinemateca. En ella estará Sylvie Durán, ministra de Cultura, y el director de Patrimonio (Diego Meléndez). Entonces espero tener un panorama mas claro sobre todo el proceso”.

En épocas de pandemia, en las que se habla de recortes al presupuesto nacional, ¿considera qué existe un buen ambiente para seguir adelante con la obra?

Los dineros para la Cinemateca dependen de un superávit específico, que no depende de los presupuestos anuales del estado. Es decir, que el dinero está disponible.

”Ahora lo que toca es ver cuál es el ajuste presupuestario del proyecto, de acuerdo a los ajustes patrimoniales que se hicieron. Porque hubo un proyecto inicial, pero todo cambió. Entonces quiero decir que la voluntad existe, pues yo mismo soy uno de los que quiero Cinemateca y deseo respuestas”.

Usted habla de superávit, pero de cuánto dinero estamos hablando.

Son ₡1.600 millones, aprobados por la Contraloría. De ese dinero ya se han ejecutado algunos millones en planos y el anteproyecto.

¿Para cuando podríamos tener la Cinemateca?

Yo soy uno de los que espera una respuesta. Por eso vamos a ver que ha sucedió en estos años. Mi propósito es en ver en qué se puede avanzar en la coyuntura actual.

¿Qué pasará con el Fondo audiovisual El Fauno? ¿Corre peligro por la pandemia y los recortes presupuestales que se plantea el gobierno?

El Fauno para el otro año no está en peligro, lo que sí no te puedo asegurar es el monto, porque eso depende del anteproyecto aprobado por la Asamblea.

”En ese sentido, mi idea es sacar un poco antes la convocatoria, para que no haya que llegar muy ajustados a fin de año. Sin embargo, sí hay que decir que depende los recortes en la Asamblea, precisamente por eso creo que estamos atados a un decreto y a una aprobación presupuestaria”.

En ese sentido, faltaría una Ley de Cine para asegurar ese tipo de presupuestos.

Sí, y creo que nunca hemos estado tan cerca de lograr una Ley de Cine como ahora. Por eso vale la pena hacer un último esfuerzo para lograrlo.

¿Pero existirá voluntad de los diputados para discutir la Ley de Cine en este momento?

Estoy consciente de que hay muchos temas prioritarios, pero sabemos que, en algún momento, tendrán que aprobarlo o desestimarlo. El proyecto es algo que tienen que ver.

Hablemos del Festival de Cine (CRFIC), el cual fue suspendido este año por la pandemia. ¿Han pensado en un plan B para realizarlo?

El Festival se iba a reprogramar para el 29 de octubre y estábamos trabajando en pos de eso. Pero con el repunte de casos (de covid-19) no es seguro la reprogramación para esa fecha.

”En vista de eso estamos valorando cuán factible es hacer un festival presencial, por lo que estamos buscando otras alternativas para salvar la competencia nacional de cortometraje y la competencia regional de largometraje. Estamos analizando eso”.

A nivel general, ¿cómo pretende el Centro de Cine afrontar los retos del sector en esta pandemia?

Buscando la manera legal para adaptarnos a las nuevas condiciones. Ver cómo reajustar los recursos que tenemos a mano ahora, para intentar ayudar a un sector que se ha visto muy afectado.

”Luego buscar apoyos externos que no dependan del Centro de Cine, así como mediar en las actuales prioridades que exige el sector. Además, ser un ente mediador entre los diferentes sectores, estatales y privados, y llegar a acuerdos”.

¿Alguna otra medida?

También buscamos apoyar a proyectos en desarrollo, que se han visto muy afectados por la desaparición de fondos como Cinergia.

”Creo que es un momento propicio para hacerlo, pues aunque tenemos un protocolo aprobado para filmar, la verdad es que no se prestan las condiciones para hacerlo. Entonces, mejor concentrarnos en los filmes en desarrollo”.

¿Cuáles son las principales peticiones o necesidades que tiene el sector?

Hay muchas peticiones y tenemos que reducir la lista a unas cinco. Por ejemplo están pidiendo incentivos fiscales para la inversión extranjera, un alivio en pago de impuestos y más incentivos de El Fauno o Banca para el Desarrollo, con préstamos preferenciales.

¿Existe una estimación de cuánto ha afectado la pandemia a la industria?

No existen registros concretos, pero la afectación ha sido fuerte. En el país se había conseguido una producción estable, de una docena de filmes al año, y mucho se tuvo que haber parado.

Alexánder Sánchez

Alexánder Sánchez

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.