Vanessa Loaiza N.. 5 diciembre
En julio pasado, la Policía realizó un megaoperativo en las zonas costeras, para cuidar a los vacacionistas de medio año. Foto: MSP.
En julio pasado, la Policía realizó un megaoperativo en las zonas costeras, para cuidar a los vacacionistas de medio año. Foto: MSP.

Costa Rica vive del turismo, de sus bellezas naturales, sus volcanes y sus playas. Esta fuente de ingresos, que genera más de $3.860 millones por año, crecerá en tanto los turistas extranjeros se sientan seguros en nuestro país.

En esa línea, Costa Rica tiene oportunidades de mejora en esa materia: debe incrementar la seguridad en las playas, invertir más en policías turísticas y limpiar y embellecer sus ciudades.

Estas son las recomendaciones básicas que expuso Peter Tarlow, un especialista en seguridad turística que participó en el XX Congreso de Seguridad Turística que se desarrolló en el país el pasado 21 de noviembre.

Tarlow es un estadounidense especializado en el impacto que tienen el terrorismo y la delincuencia en la industria del turismo. En una entrevista con La Nación, manifestó que Costa Rica está constituida por una población inteligente y preparada que comprende las ventajas del turismo.

Por eso, él pregona la necesidad de que existan alianzas públicas y privadas para mejorar la seguridad en todos los ambientes que disfrutan los extranjeros.

A modo de ejemplo, sostuvo que “todos podemos vender el país”. El gobierno construyendo aeropuertos y carreteras y los ciudadanos ofreciendo sus consejos y hospitalidad. Desde el empleado de un hotel o el ciudadano de a pie que le indica a un visitante en cuáles calles no debe transitar, o cuáles sitios son inseguros.

20/11/2018. Tibás, Grupo Nación. Entrevista a Dr. Peter E. Tarlow, consultor en Turismo. Fotos Melissa Fernández
20/11/2018. Tibás, Grupo Nación. Entrevista a Dr. Peter E. Tarlow, consultor en Turismo. Fotos Melissa Fernández

Según las más recientes estadísticas del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) al país ingresan casi 3 millones de turistas por año, que en promedio permanecen 12 días en suelo nacional e invierten $1.500 en ese periodo.

Del total de visitantes, el 40% son estadounidenses.

Peter Tarlow también sugiere la necesidad de que el país invierta en revisiones anuales o bianuales sobre su situación de seguridad. Este análisis le permitiría identificar sus riesgos particulares: delincuencia común o secuestros, por ejemplo, y destinar recursos para mitigarlos.

En cuanto a los recientes casos de turistas asesinadas, una mexicana y una española en agosto pasado en Cóbano de Puntarenas y Tortuguero de Pococí, en Limón, el especialista dijo que las estadísticas son las que definen si un país es seguro o no.

Sus declaraciones trascendieron pocos días antes de que otra turista venezolana, pero residente en Miami, apareciera asesinada en Escazú. Al parecer, un ataque sexual sería el móvil del crimen de Carla Stefaniak, quien desapareció desde el 28 de noviembre anterior.

Precisamente, desde enero de este año, Estados Unidos lanzó un nuevo sistema de advertencia a sus ciudadanos de posibles peligros de viajar al extranjero, al introducir un ranquin por categorías donde Costa Rica aparece como un destino seguro para viajar.

Se trata de cuatro categorías a saber:

– Nivel 1: tome precauciones normales

– Nivel 2: Ejerza mayor cautela

– Nivel 3: Reconsidere viajar

– Nivel 4: No viaje.

En nuestro caso, Costa Rica está en el nivel 1, donde el Departamento de Estado previene a sus ciudadanos de visitar comunidades como el centro de Limón y Liberia, Pavas, Hospital y Desamparados (San Rafael).

Según sea el sitio, advierte de crímenes violentos, homicidios, robo con arma, asaltos, actividad de pandillas y luchas territoriales por el tráfico de narcóticos.

"La delincuencia ha aumentado en los últimos años y sigue siendo una preocupación importante. El hurto menor es el delito más común contra los turistas. Tenga en cuenta su entorno y mantenga los objetos de valor fuera de la vista en los automóviles", precisa el sitio oficial de advertencia sobre Costa Rica.

En referencia a estudiantes y voluntarios, la página también es clara al advertir que: “violentas agresiones, violaciones y muertes han ocurrido involucrando a estudiantes y voluntarios. Asegúrese de que su organización brinde información de seguridad y protección en el área donde se alojará”.

Al respecto, Tarlow insistió en que una buena seguridad es la mejor estrategia de mercadeo para un país que explota el turismo.

Además, cree que las autoridades pueden explotar aún más conceptos que diferencian a Costa Rica de otras naciones, entre ellos, la idea de que vivimos en un país pacifista, que desde hace 70 años no tiene ejército.

Durante su estadía en el país, el experto sostuvo reuniones con el ministra de Justicia, Marcia González, su homóloga en Turismo, María Amalia Revelo y con delegados de policías turísticas.