Sucesos

Juego con revólver en fiesta deja a joven muerto de balazo

Amigos de víctima no permitieron ingreso de Cruz Roja y enterraron arma

Un juego con un revólver acabó con la vida de Jeffry Quirós López, de 20 años, durante una fiesta de amigos. Él recibió un balazo accidental en la frente por una mala manipulación del arma.

Según el informe preliminar del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Quirós empezó a bromear con otro joven, de apellido Thomas, quien tenía un arma en su poder. Días atrás un sujeto se las entregó a ellos porque la estaba vendiendo ilegalmente.

Al parecer, Thomas se metió el revólver en la pretina del pantalón y luego lo sacó, pero el arma se le resbaló y esta se accionó. Quirós estaba muy cerca de él y fue herido en la cabeza, dentro de la casa que ambos amigos alquilaban en barrio Los Almendros de Barranca, Puntarenas.

La víctima era oriunda de Limón, pero desde hacía seis años se fue a vivir a Puntarenas por trabajar en una empresa estibadora, de donde fue despedido en agosto.

En la fiesta estaban presentes dos hermanos de la víctima, así como un hermano y otro amigo de Thomas. Las autoridades judiciales hallaron en el inmueble marihuana que, supuestamente, estaban consumiendo los asistentes.

De acuerdo con el OIJ, cuando los paramédicos de la Cruz Roja llegaron a atender la emergencia, los jóvenes no los dejaron entrar a la casa, pese a que la víctima aún estaba con vida. Luego, pidieron a los socorristas la camilla para ellos acostar al herido y después entregarlo.

Tanto la hermana como el hermano de Quirós, cuyas identidades no trascendieron, acompañaron al herido en la ambulancia hasta el centro médico.

Quirós ingresó en estado crítico al Hospital Monseñor Sanabria, de Puntarenas, y después fue llevado al Hospital México, en San José.

Las autoridades médicas de ese último centro hospitalario confirmaron ayer a La Nación que Quirós llegó sin signos vitales.

Enterrada. Dentro de la vivienda quedaron los otros tres jóvenes a la espera de que llegaran los agentes del OIJ, quienes los entrevistaron. Inicialmente, los jóvenes no quisieron decir quién había disparado, pero luego Thomas les explicó todo lo ocurrido.

Cuando la Policía buscó el arma, esta no se encontraba dentro de la vivienda. De hecho, los mismos jóvenes manifestaron que dos de ellos se la habían llevado para enterrarla en un lote baldío ubicado a pocos metros de la casa.

Los agentes decomisaron la droga y un casquillo en la casa, y se dirigieron luego a desenterrar el revólver calibre 38, el cual no tiene matrícula visible.

Por eso, enviaron el arma a los laboratorios judiciales en San Joaquín de Flores, en Heredia, para tratar de determinar cuál es la serie del arma.

Antecedentes. El presunto agresor quedó detenido y fue llevado a las celdas del OIJ en Puntarenas para ser indagado por fiscales del Ministerio Público.

Según informó la oficina de prensa de la Fiscalía, contra él se abrió una causa por el delito de homicidio simple por dolo eventual. La funcionaria a cargo del caso es Norma Aguirre.

Además, se indicó que solicitarían tres meses de prisión preventiva contra el amigo de la víctima porque aún hay varios elementos que se están investigando. Hasta ayer no se supo cuándo sería la audiencia.

El OIJ confirmó que Quirós tenía un antecedente por el delito de accionamiento de arma. Por su parte, el presunto agresor no cuenta con expediente judicial.

La Dirección General de Adaptación Social confirmó, ante una consulta de este diario, que la madre del imputado Thomas se encuentra detenida en la cárcel El Buen Pastor.

Ella ingresó el 19 de marzo pasado por, aparentemente, infringir la ley de psicotrópicos, y aún no ha sido condenada.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.