Eillyn Jiménez B.. 22 enero
El delantero Marcel Hernández deberá afrontar una nueva audiencia preliminar por las acusaciones de violación en su contra. Foto: Rafael Pacheco
El delantero Marcel Hernández deberá afrontar una nueva audiencia preliminar por las acusaciones de violación en su contra. Foto: Rafael Pacheco

Por tercera ocasión el delantero de Alajuelense, Marcel Hernández Campanioni, deberá afrontar una audiencia preliminar, en la que se definirá si va o no a juicio por cuatro acusaciones de violación.

Así lo determinó el Tribunal Penal de Cartago este viernes por la tarde, después de una audiencia de apelación en la que participaron las partes involucradas.

“La Unidad de Género de la Fiscalía Adjunta de Cartago informó de que el Tribunal Penal de esa localidad declaró ineficaz la resolución emitida por el Juzgado Penal, por lo que ordenó devolver el expediente a esa instancia para que se realice una nueva audiencia preliminar”, informó el Ministerio Público ante consulta de La Nación.

Ante esa decisión, el deportista debe seguir cumpliendo con las medidas cautelares de: firmar una vez al mes en un despacho judicial, mantener un domicilio fijo, permanecer en Costa Rica y no comunicarse o acercarse a la víctima y los testigos.

El delito de violación está regulado en el Código Penal, que en el artículo 156 establece una pena que va de 10 a 16 años de prisión.

Sobre lo dispuesto este viernes, los abogados del ariete, Raymundo Pérez Castillo y Alejandra Araya Chaverri, prefirieron no referirse de momento a la decisión del Tribunal.

La fecha de la nueva audiencia preliminar por ahora se desconoce, ya que esta debe ser programada según la agenda del Juzgado.

Proceso complejo

El pasado 4 de diciembre, el Juzgado Penal de Cartago dictó por segunda ocasión un sobreseimiento definitivo a favor del atacante; sin embargo, días después el Ministerio Público y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) presentaron una apelación.

Los motivos de la jueza Andrea Rodríguez Segura para inclinarse por el sobreseimiento en aquel momento, no trascendieron, pero Pérez sostuvo que obedeció al análisis de los planteamientos y argumentos que presentaron.

“Esto no da para ir a juicio, no tienen con qué ir a juicio (...). La jueza estableció que con vista en el análisis de todo el planteamiento jurídico que hicimos, más las pruebas que se encuentran en el expediente, no existen posibilidades de elevar a juicio”, declaró el defensor en diciembre anterior.

De igual forma había ocurrido cuatro meses antes, el 11 de agosto del 2020, cuando la tesis de la defensa y el análisis de unos mensajes de WhatsApp hicieron que se dictara el primer sobreseimiento definitivo a favor del jugador.

No obstante, una apelación de la Fiscalía y el Inamu generó que se ordenara una nueva audiencia, tal y como ocurrió este viernes.

La Unidad de Género de la Fiscalía Adjunta de Cartago le atribuye a Hernández cuatro presuntos delitos de violación en perjuicio de una menor de edad, hechos que se remontan al segundo semestre del 2018.

La acusación

Según la acusación de este caso, presentada en noviembre del 2019, Hernández habría cometido los ilícitos en agosto del 2018, cuando la persona que figura como ofendida tenía 16 años.

No obstante, fue hasta el 3 de octubre de ese mismo año que se interpuso la denuncia. Por ello, las autoridades hicieron un allanamiento en la casa del jugador, en barrio Asís, en el centro de Cartago.

Ese día, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) logró recabar evidencia para incluir al expediente 18–002837–0345–PE.

En 2019, el abogado Raymundo Pérez sostuvo que su defendido no era responsable de violación y que todo apuntaba “a una relación romántica o voluntaria, aunque impropia”.

Marcel Hernández, hoy de 32 años, ha sido cauteloso en sus declaraciones sobre este tema. El lunes anterior, en entrevista con La Nación, aseguró que ha sido paciente y que siente paz.

Información actualizada a las 6:33 p. m. con más datos.