Carlos Arguedas C.. 18 septiembre, 2017
Seis de los condenados recibieron penas de 12 años de prisión y uno de ocho años de cárcel. A todos les dieron seis meses de prisión preventiva mientras la pena adquiere firmeza
Seis de los condenados recibieron penas de 12 años de prisión y uno de ocho años de cárcel. A todos les dieron seis meses de prisión preventiva mientras la pena adquiere firmeza

Un terreno situado en barrio Los Cocos, con acceso a los canales del río Cieneguita, en Limón, y que pertenece a Keylor Jacob Cole Kelly, alias Gato Cole, era utilizado "exclusivamente para el narcotráfico", afirmó este lunes Cristhian Espinoza, presidente del Tribunal de Juicio de Limón.

La aseveración la hizo poco después de que fueron condenados siete miembros de esa organización, precisamente por almacenar marihuana con fines de comercialización, en el patio antes citado.

"Este lugar denominado como el patio de una persona llamada con el alias Gato Cole es un centro de operaciones dedicado al narcotráfico (...) todos los hallazgos (en el lugar) hacen que el tribunal tenga esa certeza", dijo el presidente del tribunal.

"Se da el decomiso de droga, GPS, teléfonos satelitales, dinero en sumas considerables (¢15 millones y $5.000 en efectivo), cámaras de vigilancia, lanchas, armas, gran cantidad de municiones, chalecos antibalas, cuadernos con anotaciones que revelan actividades del narcotráfico, facturas (...) y no existe ni un solo indicio de una actividad lícita como era la pesca", agregó el juez.

Esos elementos fueron la base para que el tribunal condenara por narcotráfico a Yoshua Cole Clair (primo de Gato Cole), Rashawn Green Parks, Abner Ariel Mata Vílchez, Junior Alexánder Mora Vargas, Jeison Alexánder González Presida, Óscar Mauricio Chacón Robles y Róger Sandy Wilson Sinclair. A los seis primeros les impusieron 12 años y al último ocho años de cárcel.

El fallo lo emitieron los jueces Cristhian Espinoza, Henry Segura y Rosemary Araya, tras cinco meses de debate. Las audiencias se realizaron en los Tribunales de Goicoechea, San José, por razones de seguridad.

Según Espinoza, se logró tener certeza de que los sentenciados eran responsables de los hechos que les atribuyó el Ministerio Público.

"El Tribunal ha hecho una valoración integral de todos los elementos y son contundentes y apuntan a que se dedicaban al narcotráfico", dijo el juez.

En este proceso, los jueces absolvieron a todos los implicados del delito de posesión de armas ilegales. Además, ordenaron una prórroga de seis meses de prisión preventiva para los sentenciados, mientras la pena queda firme.

Inconformidad

Para Eduardo Barboza Orias, uno de los abogados defensores, la sentencia es una violación al Estado de derecho.

"No puedo entender de ninguna manera como todo lo que huela a Keilor Cole se debe condenar (...) aquí el estado de derecho se está violentando. Alegamos que ellos (los condenados) merecían una absolutoria. Esta condena no tiene peso, razón de ser y lo peor es que después viene una confirmación del tribunal de apelaciones", manifestó.

Otro defensor, Luis Cubillo, dijo sentirse sorprendido por la resolución. "Por ahora no lo comparto, incluso hablaron de circunstancias agravantes y en la explicación dijeron que tener armas cerca de una escuela, pero fueron absueltos por el asunto de la armas. Esas cosas lo dejan a uno con duda", agregó.

El Tribunal de Juicio de Limón que dictó sentencia estuvo integrado por (izq. a der.) Rosemary Araya, Cristhian Espinoza (quien presidió) y Henry Segura.
El Tribunal de Juicio de Limón que dictó sentencia estuvo integrado por (izq. a der.) Rosemary Araya, Cristhian Espinoza (quien presidió) y Henry Segura.

Los hechos que dieron origen al juicio ocurrieron el 19 de febrero del 2016, durante un operativo que realizó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en barrio Los Cocos de Limón. Ese día se detuvo a los implicados y se decomisó marihuana. Durante el juicio también se dijo que la acción policial fue en Pueblo Nuevo, pero el sitio correcto es Los Cocos, confirmó el tribunal.

Según la acusación de la Fiscalía, se hallaron 200 kilos de esa droga en un vehículo que había salido del lugar.

Todos los artículos decomisados en el operativo pasaron a poder del Estado, según la determinación del Tribunal de Juicio de Limón.