Carlos Arguedas C.. 19 agosto
Uno de los sospechosos fue capturado el 30 de noviembre del 2016 durante un allanamiento que se realizó en Barranca de Puntarenas. Foto Archivo LN.
Uno de los sospechosos fue capturado el 30 de noviembre del 2016 durante un allanamiento que se realizó en Barranca de Puntarenas. Foto Archivo LN.

Tres individuos enfrentarán a partir de este lunes un juicio, en los Tribunales de Puntarenas, como sospechosos de matar en un asalto en diciembre del 2015 a una pareja de holandeses y al capataz de una finca, en Sardinal de Puntarenas.

El debate comenzará a las 8:30 a.m. en la sala de juicios de Puntarenas y se extenderá hasta el 16 de octubre próximo, informó la Oficina de Prensa y Comunicación Organizacional del Poder Judicial.

Los implicados son de apellidos Zúñiga Rivera, Calderón Manzanares y Angulo Méndez. A ellos se les acusa de los delitos de homicidio calificado y robo agravados.

También, se juzgará a otros siete sujetos, a quienes el Ministerio Público atribuye los delitos de robo agravado y violación, pues junto con Zúñiga, Calderón y Angulo, supuestamente, formaban una organización delictiva que se dedicaba a asaltar, principalmente viviendas, en diversos lugares de Puntarenas.

Crimen de europeos

En el homicidio de los holandese Johannes Snelders (conocido como Hans Snelders), su esposa, Kawitadevi Dhawtal (conocida como Sita Dhawtal) y del nicaragüense Richard Abenor Montalbán, se produjo el 27 de diciembre del 2015, en la finca La Flecha, que tiene 400 hectáreas, y que se ubica en Sardinal del distrito Acapulco, Puntarenas.

Los cuerpos fueron localizados hasta el 4 de enero del 2016. Estaban maniatados con cinta plástica y tenían varios balazos. Snelders también presentaba heridas de arma blanca. Para las autoridades judiciales el móvil del asesinato fue el robo.

Para lograr aclarar este triple homicidio, los investigadores se basaron sobre todo en pruebas científicas y análisis criminal.

Los sospechosos fueron detenidos en diferentes momentos y fue el 30 de noviembre del 2016 que se arrestó a los últimos sospechosos.

Otros hechos

Además, a estos sujetos se les liga con el asalto a cuatro viviendas Orotina, Esparza y Barranca, hechos que al parecer ocurrieron en junio del 2016. En todos los casos, los sospechosos ingresaron de forma violenta a las casas y sustrajeron dinero, joyas y otros artículos de valor.

También se les atribuye una tentativa de robo el 18 de julio del 2016, cuando intentaron ingresar a una casa en Barranca, pero el guarda del lugar disparó al aire situación que los hizo huir del lugar.

Asimismo, se les acusa de ingresar violentamente a una propiedad en La Islita, Puntarenas, donde amenazaron a los ocupantes. A uno de ellos lo colocaron boca abajo en el suelo lo golpearon y le dispararon en una ocasión. Allí robaron varios artículos de valor y se marcharon, tomando a una mujer de rehén, a quien luego violaron. Ese caso se presentó el 14 de octubre del 2016.