Carlos Arguedas C.. 16 diciembre, 2019
La sesiones del Consejo Superior se realizarán en el mismo recinto de la Corte Plena, pues cuenta con la facilidad de recibir público y sistema de grabación. Foto Carlos Arguedas
La sesiones del Consejo Superior se realizarán en el mismo recinto de la Corte Plena, pues cuenta con la facilidad de recibir público y sistema de grabación. Foto Carlos Arguedas

A partir de este martes las sesiones del Consejo Superior, máximo órgano administrativo del Poder Judicial, serán públicas.

Así lo determinó este lunes la Corte Plena.

La medida se adoptó para cumplir con lo dispuesto por la Asamblea Legislativa en octubre pasado, cuando aprobó por unanimidad una reforma al artículo 77 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la cual otorgó un plazo hasta el 13 de diciembre de este año para que las reuniones del máximo órgano administrativo del Poder Judicial sean accesibles a todos los ciudadanos.

Los magistrados determinaron que el Consejo va a sesionar en el mismo salón que ocupa la Corte Plena, que está en la segunda planta del edificio de la Corte Suprema de Justicia en San José. Se escogió ese recinto porque cuenta con un sistema para grabar las disertaciones y permite el acceso al público.

Los particulares podrán tener acceso a las discusiones, “salvo en casos especiales debidamente motivados en los que la ley disponga lo contrario”. Entre esos casos que serán privados están los asuntos disciplinarios.

Desde su creación, en 1993, se estableció que el Consejo Superior sesionaría en secreto, pues así lo dispuso el artículo 77 de la ley orgánica.

La reforma aprobada por el Congreso revirtió dicha condición y hace que la publicidad sea la norma y la privacidad, más bien, sea excepcional.

El Consejo también quedará obligado a levantar un acta de cada sesión, que deberá ser una transcripción literal de cada intervención efectuada.

La instancia la integran el presidente de la Corte Suprema de Justicia –quien la dirige–, y otros cuatro miembros: un representante de los jueces, un representante de los abogados de la institución que no administran justicia, un representante de los trabajadores y un abogado externo a la entidad, con experiencia en litigio.

El Consejo Superior es un órgano subordinado de la Corte Suprema de Justicia, al cual le corresponde ejercer la administración y disciplina del Poder Judicial y se reúne todos los martes y jueves a partir de las 9 a. m.

Entre sus atribuciones están el nombramiento de los jueces, el ejercicio de la potestad disciplinaria sobre los empleados judiciales, la aprobación del anteproyecto de presupuesto del Poder Judicial y la resolución de los procesos de licitación, entre otros.

Plan para vender vehículos

Durante la sesión de este lunes, los magistrados también dieron el aval a un proyecto legislativo en el cual se pretende que sea el Consejo de Seguridad Vial, una dependencia del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el que disponga de los vehículos decomisados, cuyos propietarios no gestionen la devolución dentro de un plazo de tres meses, contados a partir de la firmeza de las infracciones que motivaron el retiro de circulación.

Dicho cambio está en el expediente 21.641 y que se denomina Modificación a los artículos 155 y 156 de la Ley de Tránsito por Vías Públicas y Seguridad Vial, Nº 9078

La magistrada Iris del Rocío Rojas, de la Sala Segunda, a quien le correspondió analizar esta iniciativa, dijo que el proyecto no afecta al funcionamiento del Poder Judicial. Hizo ver que por el contrario representa una buena propuesta para descongestionar los patios en los cuales se acumulan los vehículos decomisados.

Cifras del MOPT detallan que en los diversos planteles pueden haber poco más de 40.000 automotores decomisados.

La ley actual dispone que los vehículos decomisados queda a cargo de los despachos judiciales que atendieron el asunto y se establecen muchos requisitos para que esos autos puedan ser donados.

Con la decisión de la Corte Plena de este lunes, este proyecto podrá ser aprobado en la Asamblea Legislativa por mayoría simple, es decir con el apoyo de 29 diputados.

Finalmente, los magistrados al empezar la sesión de este lunes, le dieron la bienvenida a los dos nuevos altos jueces Álvaro Burgos Mata y Gerardo Alfaro Vargas, que llegaron para ocupar como propietarios dos plazas vacantes en la Sala Tercera.