Yeryis Salas. 19 agosto
22/03/12 San Jose Edificio Solera Benett entrevista con el padre Mauricio Viquez Lizano sobre la confesion en esta epoca de cuaresma /fotografía de Adriana Araya
22/03/12 San Jose Edificio Solera Benett entrevista con el padre Mauricio Viquez Lizano sobre la confesion en esta epoca de cuaresma /fotografía de Adriana Araya

Dos cuentas abiertas por el exsacerdote Mauricio Víquez en redes sociales fueron clave para determinar su ubicación y capturarlo este domingo en Nuevo León, México.

Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), afirmó este lunes que recibieron las direcciones de los perfiles de forma confidencial el pasado 11 de abril.

La Sección de Delitos Informáticos indagó el origen de las cuentas, con el apoyo de la Policía Federal de México, hasta descubrir que Víquez permanecía en la ciudad de San Nicolás de los Garza, en el área metropolitana de Monterrey, en el estado de Nuevo León.

Espinoza indicó que los perfiles “eran muy similares en cuanto a contenido, publicaciones, manifestaciones y en los gustos que había en ambas cuentas". No obstante, no detalló en cuáles redes fueron abiertos.

Asimismo, detectaron que las direcciones IP eran de telefonía móvil.

Uno de estos perfiles se identificaba como Antonio, el segundo nombre de Víquez, de 55 años. Además, compartió datos que facilitaron su detección, como su edad, su título académico, la muerte de un tío el 18 de abril, o que ofrecía servicios de asesoría de tesis, labor a la que se dedicaba el excura antes del huir de Costa Rica.

“Mientras esto sucedía, la otra parte de la investigación la estaba desarrollando la División de Investigación de la Policía Federal mexicana, y ellos fueron quienes, a partir de un número telefónico que nosotros les pudimos brindar, que es de México y que además fue confirmado luego por la operadora telefónica mexicana, lograron establecer el sitio donde en principio se encontraba, que es este lugar que se llama San Nicolás de los Garza”, afirmó Espinoza.

El director del OIJ explicó que la investigación se acercó al paradero del exsacerdote, pero faltaba mayor precisión, pues esta ciudad mexicana está poblada por más de 400.000 personas.

“Sin embargo, la policía mexicana hizo un muy buen trabajo de ubicación. Continuó trabajando en relación directa con Costa Rica, e incluso el viernes tuvimos alguna comunicación cerca que nos permitía establecer que este sujeto, Víquez Lizano, estaba bajando el perfil, estaba evitando salir, estaba haciendo peticiones de servicios básicos exprés”, añadió.

Las indagaciones culminaron con el allanamiento de la residencia de Víquez, a la 1 a. m. de este domingo. El operativo se dio a conocer horas después, pues la policía mexicana pidió al OIJ no divulgarlo antes del comunicado oficial de las autoridades de la nación norteamericana.

Esta captura suspendió la prescripción por la denuncia en su contra por presunto abuso sexual, violación calificada y corrupción, presentada el 2 de octubre por un hombre de apellido Alvarado. Esta causa estaba fechada para prescribir el 26 de setiembre.

Otras tres denuncias fueron presentadas en agosto, por víctimas amparadas en la nueva ley que amplió los plazos para acudir a la justicia.

La Policía Judicial pedirá más detalles a México sobre las actividades de Víquez en ese país, donde estuvo desde finales de enero, tras huir de Costa Rica vía Panamá.

La captura internacional fue emitida por la Interpol el 19 de febrero.

Emilia Navas, fiscala general, aseguró que el Ministerio Público ya inició el trámite de solicitud de extradición, la cual debe ser presentada al Gobierno de México en los siguientes 60 días.

Espinoza señaló que es complicado saber cuánto va a tardar el proceso para traer a Víquez de vuelta a Costa Rica.

“Dependerá mucho de la legislación de ellos, de la posibilidad de que la persona acepte la solicitud de extradición, de la contención que se plantee, de los recursos que tenga prevista esta solicitud”, dijo el jerarca.