Judiciales

‘Qué torta nos jalamos, vámonos de aquí’, dijeron policías al abandonar escena y herido en San Sebastián

Fiscalía mantiene investigación abierta contra dos oficiales por presunto abuso de autoridad, mientras que Seguridad Pública también realiza un proceso paralelo

Videos de seguridad y declaraciones de testigos llevaron al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) a concluir que dos oficiales de la Fuerza Pública incurrieron en un presunto abuso de autoridad, al perseguir un vehículo por causas que se desconocen, disparar contra este, herir al conductor, golpear a los acompañantes y abandonar la escena cuando se percataron del error. Toda esta información consta en el informe 431–DVCI–2021, el cual fue remitido a la Fiscalía de Hatillo para que se siga con las diligencias correspondientes.

Los hechos que se les atribuye a estos dos uniformados, de apellidos Mata Méndez y Vega García, de la Delegación San Francisco– Zapote, se registraron el pasado 1.° de febrero en la madrugada, 400 metros al este del colegio técnico de San Sebastián, San José, detalla el documento de la Policía Judicial. En la actualidad, ambos siguen en su puesto, mientras el Departamento Disciplinario determina si se toma alguna medida administrativa, según confirmó el Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

El extenso informe realizado por la Policía Judicial con fecha del 31 de mayo anterior, y del cual La Nación tiene copia, detalla que el 31 de enero en la noche dos hermanos, apellidados Campos Molina, y un amigo de ambos, Trejos Láscarez, se movilizaban en un vehículo blanco hacia la casa de los primeros, cuando observaron una patrulla; sin embargo, pensaron que perseguían a otro automotor, por lo que siguieron su camino. Empero, cuando uno de los uniformados disparó en tres ocasiones, se detuvieron. Para ese momento, llegaron otras patrullas y, luego de requisar a los ahora ofendidos y al vehículo, se marcharon.

Según la denuncia del mayor de los Campos, antes de irse los policías dijeron: “Qué torta nos jalamos, vámonos de aquí” y los dejaron ahí, golpeados y con su hermano con una herida en el cuello, por lo que ellos se trasladaron a la clínica y de ahí, al Hospital San Juan de Dios.

El abogado de los denunciantes, Wálter Brenes Soto, manifestó que sus clientes buscan que se siente un precedente, con el fin de que paren lo que ellos consideran constantes abusos de autoridad. “Ellos fueron abordados sin ningún tipo de justificación ni causa alguna y, según el informe del OIJ, los oficiales dispararon, mis representados se detuvieron y fueron abordados por cuatro patrullas de la Fuerza Pública, de una de ellas bajaron policías que los sacaron del carro, los golpearon y les quitaron algunas pertenencias”, explicó.

Brenes agregó que los uniformados indicaron a las víctimas que se quedaran calladas, pero como había un herido se abrió una investigación. Inicialmente, cuando agentes judiciales llegaron al centro médico capitalino los hombres no quisieron denunciar por temor a represalias; no obstante, después de conversar con un jefe de la Fuerza Pública que les consultó por lo sucedido, tomaron las acciones legales correspondientes.

Hallazgos

Esto permitió al OIJ reunir testimonios de los ofendidos y de varios directores policiales, revisar el vehículo en el Complejo de Ciencias Forenses, así como recolectar videos cercanos a las zonas de los hechos, con los cuales se identificó al oficial que disparó y posteriormente abordó a los hermanos Campos y a Trejos.

Dentro del automotor, los investigadores detectaron tres orificios de arma de fuego, así como una bala deformada. Asimismo, en las delegaciones recolectaron las bitácoras que agrupan diferentes detalles.

En las conclusiones, el OIJ detalla que “en la presente causa no se logró comprobar cómo o por qué inició la persecución policial que llevó a los reprochables hechos que se investigan; sin embargo, por medio de los videos de seguridad y las declaraciones de los testigos se logró acreditar que efectivamente los hechos finalizan de la forma en que varios oficiales de la Fuerza Pública cometen abuso de autoridad, no solo por los disparos ocasionados, sino por las múltiples agresiones físicas que los ocupantes del automotor sufrieron a la hora del abordaje”.

El documento recalca, con la versión de un jefe policial, que la vida de los oficiales nunca estuvo en juego para tomar la decisión de disparar y reprocha que luego de eso “los oficiales abandonaron a los ofendidos en la vía pública, sin prestar ningún tipo de ayuda a la persona herida de bala”.

Reporte de uso de munición

Dentro de los datos que llamaron la atención del OIJ está que, además de que los hechos no fueron detallados en la bitácora policial de ninguna forma, el oficial Mata reportó que la munición fue utilizada para los tres disparos de prevención, situación que los mismos investigadores calificaron como “contraria a la ley”.

“Se reporta un gasto de munición por parte de los oficiales, quienes justificaron el accionamiento de sus armas de fuego de reglamento con la frase ‘tiros de advertencia’ o ‘tiros de prevención’, algo que no se permite en materia de armas de fuego”, precisa el documento.

La Fiscalía de Hatillo confirmó que dentro del expediente 21–002540–0042–PE investiga a dos personas de apellidos Vega García y Mata Méndez, por el presunto delito de abuso de autoridad. “Actualmente el caso está en una etapa que es privada, por lo que, en apego a lo que establece el artículo 295 del Código Procesal Penal, no es posible brindar más información”.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Mercadeo. Escribe sobre sucesos.