Judiciales

Juez mexicano rechaza amparo de exsacerdote Mauricio Víquez para evitar extradición

Abogado de Víquez en Costa Rica manifestó que decisión aún puede ser impugnada

El juez mexicano, Juan Mateo Brieba De Castro, rechazó un amparo presentado por los defensores del exsacerdote Mauricio Antonio Víquez Lizano para evitar su extradición a Costa Rica.

Al religioso se le señala por presuntos delitos sexuales en perjuicio de menores de edad.

La noticia fue revelada este miércoles por el medio azteca Milenio y confirmada a La Nación, al final de la tarde, por el abogado Rafael Rodríguez Salazar, representante del excura en Costa Rica.

“Efectivamente hay una resolución emitida por el Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, donde en primera instancia se está rechazando el recurso presentado por la defensa en México, específicamente.

“Ese recurso puede ser apelado o puede ser objeto de un recurso de revisión, cualquiera de las dos vías. Sin embargo, corresponderá a la representación en México valorar si se agota esa fase recursiva o no.

“A nosotros nos interesaba agotar la fase recursiva porque en esa fase se establece cuáles son las reglas del juego, en caso de que se haga la extradición, que es precisamente alguno de los argumentos que se han estado peleando en el amparo y que queremos que queden claros”, explicó Rodríguez.

De acuerdo con la publicación del sitio web azteca, reproducida también en televisión, Brieba concluyó que los alegatos presentados por Víquez, en la actualidad de 56 años, eran “infundados e inoperantes”.

Los defensores del excura argumentaron meses atrás que se estaba incumpliendo el Tratado de Extradición entre Costa Rica y México, que los delitos estaban prescritos y que, además, Víquez no contó con la asistencia consular efectiva de manera inmediata. Empero, el juez descartó esos alegatos.

Ahora, los representantes legales mexicanos de Víquez pueden apelar ante un Tribunal Colegiado en Materia Penal, que defina si finalmente se procede con la extradición a territorio costarricense, donde se prevé que el Ministerio Público pida las medidas cautelares pertinentes.

Desde hace casi un año, el 28 de febrero de 2020, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Luis Ebrard Casaubón, concedió en extradición a Víquez.

“Probablemente se agotará la vía recursiva, eso puede ser resuelto en 15 días o tres meses, dependiendo de la prontitud con que se esté resolviendo por allá (en México). La situación de la pandemia ha causado algunos inconvenientes”, aseveró Rodríguez.

A la espera

Por su parte, Rodolfo Alvarado Moreno, abogado de los denunciantes en Costa Rica, aseguró que ellos están a la espera de lo que pueda ocurrir y que si bien le informaron de la decisión del juez Brieba, los datos no fueron oficiales, debido a que en este momento no forma parte del proceso.

Agregó que las vías de defensa de Víquez están casi agotadas, por lo que ahora solo habrá que esperar si se procede con la extradición.

En tanto, el Consulado General de Costa Rica en México indicó a las 3 p. m. de este 24 de febrero que no había “recibido comunicación formal alguna relativa a la resolución del juez que está analizando el recurso de amparo en el proceso de extradición del costarricense”.

Mientras que la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales del Ministerio Público precisó que “se mantiene a la espera de recibir información relacionada con la solicitud de extradición del señor Víquez”.

Meses atrás, la Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género afirmó que mantiene una investigación dentro del expediente 18–000854–0994–PE en contra del excura, donde se tienen tres denuncias acumuladas. No obstante, los detalles de esas causas no han sido revelados, “en apego al artículo 295 del Código Procesal Penal”.

El caso

A Víquez Lizano, exvocero de la Iglesia católica costarricense en asuntos de familia y reconocido por sus fuertes planteamientos en pos del matrimonio tradicional, se le cuestionó por supuestos delitos sexuales en perjuicio de menores desde octubre del 2018.

La primera denuncia la presentó un hombre de apellidos Alvarado Quirós. Después, otros tres hombres de apellidos Venegas Abarca, Muñoz Quirós y Rodríguez Solera, lo denunciaron ante la Fiscalía por delitos similares.

El religioso abandonó Costa Rica el 7 de enero del 2019, estuvo en Panamá y luego cruzó a México, donde fue detenido el domingo 18 de agosto de ese mismo año en San Nicolás de los Garza, en Nuevo León.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía redoblaron los esfuerzos para dar con el paradero del exsacerdote en febrero; sin embargo, fue hasta el 11 de abril del 2019 cuando tuvieron indicios de su ubicación.

Wálter Espinoza, director de la Policía Judicial, afirmó en conferencia de prensa un día después de la detención, que la apertura de dos cuentas de redes sociales por parte de Víquez les permitió hacer un trabajo de inteligencia coordinado con las autoridades mexicanas.

El Código Penal establece penas de cuatro a diez años para el delito de abuso sexual, de 10 a 16 años para violación y de 12 a 18 para violación en modalidad calificada.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Mercadeo. Escribe sobre sucesos.