Eillyn Jiménez B.. 19 agosto
Anthony Venegas participó en México en el foro Violencia sexual infantil y adolescente: Retos legislativos. Foto: Tomada de Twitter
Anthony Venegas participó en México en el foro Violencia sexual infantil y adolescente: Retos legislativos. Foto: Tomada de Twitter

“Estoy bastante contento, la captura es la culminación de una lucha de más de un año contra este señor, se siente paz interior y me alegra que se esté haciendo justicia”.

Con esas palabras resumió Anthony Venegas Abarca, uno de los denunciantes del exsacerdote Mauricio Víquez Lizano, su sentir luego de que se diera a conocer la captura del hombre en la ciudad de San Nicolás de los Garza, en Nuevo León, México.

Para él, las sensaciones son casi indescriptibles, pero espera que, además de continuar con el proceso penal, las autoridades logren determinar quién o quiénes ayudaron al excura para mantenerse en suelo azteca desde enero anterior.

Venegas se encuentra en México junto con Michael Rodríguez Solera, otra de las víctimas, y ahí han dado entrevistas a diversos medios de comunicación sobre la situación que vivieron de adolescentes.

"Llegamos a México con buenas intenciones, queríamos darle visibilidad a la búsqueda de Mauricio Víquez y ponerle cara a esta situación, porque a nosotros nos preocupa muchísimo.

“Yo tuve el placer de participar en un foro y logré la atención de ciertos medios y senadores, espero que eso colabore de alguna forma”, explicó Venegas este lunes.

El joven, actualmente de 34 años, reafirmó que está comprometido con la causa porque no quiere que nadie más pase por lo que vivió.

Además, recalcó que la Iglesia católica encubrió a Víquez y por eso también debe haber justicia.

"Yo hablé con el actual arzobispo de San José, José Rafael Quirós, le dije de los abusos y lo encubrió. Para mí esto es una búsqueda de justicia que permita también establecer dónde estaba Víquez y quién le ayudó.

“Espero que estas investigaciones sigan”, afirmó Venegas.

La detención del exsacerdote se registró este domingo, informaron medios mexicanos.

Según un comunicado de la Cancillería costarricense, el exsacerdote fue puesto a disposición del Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Sur, quien libró el mandamiento de captura respectivo.

Además, lo reportó estable, con acceso a sus medicamentos y apoyo de un defensor público.

ARCHIVO (Video) Mauricio Víquez responde a acusaciones por doble moral

En Costa Rica el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó esta mañana que en los últimos cuatro meses han trabajado de la mano con la Policía Federal de México y que fue mediante una investigación informática que dieron con su paradero.

“La investigación inició el 11 de abril con el ingreso de dos informaciones a la línea confidencial del OIJ, las cuales se comenzaron a investigar por parte de la Sección de Delitos Informáticos en redes sociales y otros servicios de Internet y se identificó información clave mediante el análisis y seguimiento de los datos recabados que confirmaron que el sospechoso se encontraba en México, por lo que a partir del 29 de abril del 2019 se procedió a coordinar con la Unidad de Prevención de Delitos Electrónicos de la Policía Federal para iniciar la investigación en ese país”, precisó la Policía Judicial en un comunicado de prensa.

Por su parte, la Fiscalía informó de que la confirmación oficial sobre la captura de Víquez se recibió a las 9:40 a. m. de este lunes y ahora el proceso de extradición podría demorar 60 días.

Víquez Lizano salió de Costa Rica el pasado 7 de enero y desde entonces se encontraba en fuga.

Los casos de delitos sexuales denunciados prescriben el próximo 26 de setiembre, por lo que la Policía Internacional había generado una alerta roja.

ARCHIVO (Video) Conferencia de prensa sobre caso de Mauricio Víquez en 2016

Información actualizada a las 9:05 a. m. con datos del OIJ.