Carlos Arguedas C.. 2 septiembre
Las sospechosas tienen 21 y 25 años y fueron capturadas en la casa en Paso Ancho. Fotos de OIJ.
Las sospechosas tienen 21 y 25 años y fueron capturadas en la casa en Paso Ancho. Fotos de OIJ.

Dos hermanas de 21 y 25 años fueron detenidas como sospechosas de contratar a mujeres jóvenes para que dieran servicios sexuales en una sala de masajes.

La captura la ejecutaron agentes de la Organismo de Investigación Judicial (OIJ), destacados en la Sección Especializada en Violencia de Genero, Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes, durante un operativo realizado la tarde del martes en una casa en Paso Ancho, al sur de San José.

Las autoridades identificaron a las implicadas como de apellidos Jiménez Luna. Ambas son oriundas de la Colonia 15 de Setiembre, en Hatillo.

(Video) OIJ detiene a hermanas por proxenetismo

Según el informe preliminar, la investigación la iniciaron los agentes judiciales durante el mes de julio del presente año, luego de que recibieron información confidencial de que en una vivienda situada en las inmediaciones de la rotonda de Paso Ancho funcionaba una sala de masajes, pero que la función principal del negocio era brindar sexo.

Luego de varias vigilancias y contactos telefónicos con el negocio, los oficiales del OIJ ingresaron en el local el martes a las 2 p. m.

En el lugar detuvieron a las sospechosas, al tiempo que decomisaron teléfonos celulares y dinero en efectivo, que se presume que es producto del negocio ilícito. También encontraron algún tipo de documentación que puede ser útil para la investigación.

Asimismo, en la vivienda allanada, además de las hermanas, fueron localizadas otros cinco mujeres jóvenes quienes, al parecer, eran quienes brindaban los servicios sexuales.

Según la información de la Policía Judicial, por una hora del llamado servicio de masajes, cobraban a los clientes ¢25.000. Sin embargo, presuntamente las sospechosas se dejaban ¢15.000 y ¢10.000 le correspondían a las mujeres encargadas de realizar el trabajo.

Causa penal

El Ministerio Público informó, por su parte, que a las implicadas se les abrió un proceso penal por el delito de proxenetismo. Según el artículo 169 del Código Penal es castigado con prisión de dos a cinco años a quien “promueva la prostitución de personas de cualquier sexo o las induzca a ejercerla”.

La Fiscalía de Hatillo, que lleva el caso, solicitó al Juzgado penal de Pavas que se le impusiera a las hermanas medidas cautelares no privativas de la libertad, como son no buscar, molestar o comunicarse por ningún medio con las víctimas, y presentarse a firmar una vez al mes.

El Juzgado acogió la solicitud y ordenó a las mujeres de apellido Jiménez cumplir con esas disposiciones por un plazo de seis meses.

La Fiscalía comunicó que el caso se mantiene en investigación bajo el expediente 20-014389-0042-PE.