Carlos Arguedas C., Eillyn Jiménez B.. 26 junio
Celso Gamboa acudió a la Fiscalía de Fraudes para rendir declaraciones por un supuesto tráfico de influencias. Le acompañó su hermana y defensora Natalia Gamboa. Foto: José Cordero
Celso Gamboa acudió a la Fiscalía de Fraudes para rendir declaraciones por un supuesto tráfico de influencias. Le acompañó su hermana y defensora Natalia Gamboa. Foto: José Cordero

"Aporté pruebas que dan una explicación coherente a un relato, que como lo tenía la Fiscalía podría sugerirse un tráfico de influencias (...). Con la explicación correcta y la presentación de las pruebas que desvirtúan esa hipótesis, yo confío en la objetividad del Ministerio Público y de que esto ni siquiera va a llegar a juicio...".

Así resumió Celso Gamboa Sánchez, ex magistrado de la Sala Tercera, lo ocurrido este martes cuando durante una hora rindió declaración ante la Fiscalía de Fraudes, en San José, en una causa penal en la que figura como sospechoso del delito de tráfico de influencias.

El exfuncionario llegó a las 8:20 a. m. al edificio de los Tribunales de San José, acompañado de su hermana y defensora, Natalia Gamboa.

"Venimos a cumplirle al Ministerio Público en el asunto en el que me imputan cargos junto con Berenice Smith y Johnny Araya, vengo a rendir mi declaración y a ofrecer pruebas", manifestó antes de ingresar a la indagatoria.

Gamboa, luego de aportar prueba documental y suministrar su versión de los hechos, abandonó el edificio de los tribunales utilizando escaleras internas que lo llevaron hasta el primer piso, donde están las salas de juicio. Gracias a ese recorrido burló a los periodistas que lo esperaban en la salida principal del inmueble, la cual usan todas las personas que acuden a realizar un trámite judicial.

"Por respeto a los jueces, las argumentaciones las voy a dejar ahí, no me voy a referir a eso para que pueda ser analizada" agregó telefónicamente la tarde de este martes a periodistas de La Nación.

El caso

Esta acción judicial surgió luego de una queja presentada por una funcionaria judicial el 23 de octubre del 2017, en la cual aseguró que el nombre del actual alcalde de San José, Johnny Araya Monge, y el de otras tres personas, fueron eliminados de un expediente judicial en el que se les investigaba por el supuesto delito de influencia contra la hacienda pública.

De acuerdo con la denuncia interpuesta por la jefa de prensa del Ministerio Público, Tatiana Vargas, en esta gestión habría mediado Gamboa.

Ante estos hechos, la Fiscalía General abrió dos expedientes penales en noviembre del año pasado.

El primero contra Celso Gamboa específicamente, pues, al tratarse de un magistrado con fuero especial, se necesitaba que se lo levantaran para poder investigarlo. El trámite se realizó y la pesquisa, por ley, estuvo a cargo de la fiscala general, Emilia Navas Aparicio.

Posteriormente, la Fiscalía presentó la acusación ante los magistrados de la Sala Tercera en enero pasado, la cual fue aceptada y siguió el proceso en ese despacho.

Sin embargo, como el pasado 10 de abril Gamboa fue destituido de su cargo de magistrado por los diputados, luego de una votación pública y nominal, el asunto penal salió de manos de la Sala Tercera y pasó a un trámite corriente en la Fiscalía de Fraudes.

Es por ello que este martes se completó la indagatoria en la que el imputado puede presentar las pruebas de descargo. Ahora lo que corresponde es que el asunto pasé a un Juzgado Penal para que determine si el asunto es elevado a juicio.

Entre tanto, contra Johnny Araya y Berenice Smith se abrió otro expendiente por los mismos hechos y también el delito de tráfico de influencias. Toda la causa se tramita en la Fiscalía de Fraudes.

Johnny Araya fue indagado el pasado 11 de diciembre, en tanto Berenice Smith lo hizo el 15 de febrero. Ambos rechazaron los cargos que le atribuyó la Fiscalía.

Por este asunto el Ministerio Público no se ha pronunciado sobre si va a acusar por esos hechos o pedirá un sobreseimiento.

El delito de tráfico de influencias, que se castiga con dos a cinco años de cárcel, se le imputa al funcionario público que, en función de su cargo, realice alguna gestión para favorecer a un tercero.

Colaboró el fotoperiodista José Cordero.

Información actualizada a las 5 p.m. con entrevista a Celso Gamboa y consultas a Fiscalía.