Eillyn Jiménez B., Juan Diego Córdoba. 15 junio
Un chofer del PANI de Heredia y otra funcionaria son investigados por un presunto abuso sexual. Foto: Archivo
Un chofer del PANI de Heredia y otra funcionaria son investigados por un presunto abuso sexual. Foto: Archivo

Dos funcionarios del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), un hombre y una mujer, están siendo investigados como sospechosos de un presunto delito de abuso sexual a una menor de edad.

Así lo dio a conocer la Plataforma Integral de Servicios de Atención a Víctimas (PISAV) de San Joaquín de Flores, Heredia, dependencia del Ministerio Público.

Los imputados son un sujeto de apellidos Zúñiga Rojas, quien según una publicación del medio digital AmeliaRueda.com, trabajaba como conductor–asistente en la Dirección Regional del Patronato en Heredia, y una mujer apellidada Vargas Ramírez, cuyo cargo no trascendió.

En la actualidad, ambos cumplen medidas cautelares vigentes hasta agosto del 2019, informó la Fiscalía, que detalló que el caso se tramita bajo el expediente 19-000076-1611-PE.

“La denuncia fue interpuesta por la víctima, quien asistió acompañada por personal del PANI y refiere a hechos ocurridos entre los meses de marzo y abril del 2019″.

"Como medidas cautelares, Zúñiga debe mantener un domicilio fijo, no acercarse ni comunicarse con la ofendida ni con testigos, ni tampoco a las oficinas del PANI. En tanto, Vargas, fue suspendida de su cargo, tiene prohibido estar cerca de las instalaciones del Patronato y no debe tener contacto con la ofendida, testigos ni compañeros de trabajo”, explicó el Ministerio Público en un correo electrónico.

La publicación de AmeliaRueda.com destaca que Zúñiga está suspendido de labores sin goce salarial y también afronta un proceso disciplinario a lo interno del Patronato.

El reportaje agrega que el funcionario trasladaba menores de edad cuando las autoridades superiores se lo indicaban y que, al parecer, eso fue aprovechado para cometer el ilícito.

La institución detalló a ese medio que ellos están a cargo de la afectada, quien en la actualidad recibe atención terapéutica.

Actualmente, las autoridades judiciales tratan de determinar si hubo una actuación negligente o descuido de parte de funcionarios del Patronato en la atención de una denuncia por agresión de un niño de cinco años, quien falleció a consecuencia de severos golpes el pasado 9 de mayo en Sabanilla de Alajuela.