Judiciales

Choferes infractores prefieren pedir duplicados de placas, antes de pagar multa y acudir a Cosevi

Conductores que violaron la restricción vehicular sanitaria y perdieron las placas de sus vehículos, prefirieron acudir al Registro Nacional a pedir un duplicado por extravío, que pagar la multa y acudir al Cosevi.

La irregularidad fue detectada por funcionarios del Registro, que este jueves presentaron una denuncia contra ignorado ante la Fiscalía Adjunta de Fraudes y Ciberdelincuencia.

En esta denuncia se exponen presuntas anomalías en el trámite de reposición de 232 placas que habían sido retenidas por el Consejo Nacional de Vialidad (Cosevi).

El asunto se tramitó en la sede de la Fiscalía de Fraudes, en el Primer Circuito Judicial en San José, por parte del jefe del Departamento de Placas de la Dirección de Servicios del Registro Nacional, Rafael Espinoza Sánchez, según consta en el oficio DSE-PLA-027-2020.

“Los hechos en mención se remontan a mediados del mes de abril cuando se empezó a notar un incremento importante en la cantidad de solicitud de placas por extravío, fue así como se realizó un control cruzado con el Cosevi y se identificaron decenas de casos en los que en realidad las placas no habían sido extraviadas, sino que había sido decomisadas por Oficiales de Tránsito aparentemente ante el incumplimiento de la restricción vehicular sanitaria; y esa retención no había sido incluida en el sistema de Cosevi, cuando el usuario se presentó al Departamento de Placas para realizar el trámite correspondiente”, reporta el Registro.

Estas anomalías fueron detectadas entre el 13 de abril y el 8 de mayo de 2020. Al solicitar una reposición, los infractores evadían, temporalmente, la multa de ¢107.000 por violar la restricción.

En la denuncia remitida, el Registro adjuntó un cuadro con el detalle del número de matrícula, número de boleta, fecha de retención de las placas y fecha de inclusión de la retención en el sistema de Cosevi; así como fecha y hora del trámite ante el Registro Nacional.

“Tal y como lo anunciamos hace dos semanas, esta práctica de utilizar declaraciones juradas para tramitar nuevas placas aduciendo extravío, cuando en realidad las placas estaban decomisadas; es un delito y por eso se procedió el día de hoy (jueves para los lectores) a presentar la denuncia, para que sean las autoridades competentes las que resuelvan al amparo de la ley”, explicó la Directora de Servicios del Registro Nacional, Kattia Salazar Villalobos.

En la comunicación del Registro Nacional se aclara que, para la reposición de estos 232 pares de placas, sus funcionarios actuaron a derecho, pues se cumplió con la revisión de los documentos necesarios para este trámite, entre ellos, los documentos del propietario, el pago de los timbres y la declaración jurada emitida ante notario.

"Ahora será el Ministerio Público quien investigue las presuntas irregularidades”, agregó Salazar.

Vanessa Loaiza N.

Vanessa Loaiza N.

Editora de Sucesos. Trabaja en la Redacción de La Nación desde 1998. Se especializó en temas de Infraestructura, concesión de obra pública, contratación administrativa y Transportes.