Carlos Láscarez S., Yeryis Salas. 30 marzo

Un joven identificado como Andrey Marín Echeverría, de 24 años, fue asesinado a balazos la noche de este sábado, en el momento en que permanecía con otros dos jóvenes en el corredor de su casa, confirmó la Policía.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) revisaron la entrada principal de la vivienda. Foto: Rafael Pacheco
Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) revisaron la entrada principal de la vivienda. Foto: Rafael Pacheco

El crimen se registró alrededor de las 7:45 p. m. en Cuatro Reinas de Tibás, específicamente diagonal a la sede de la Cruz Roja de León XIII, luego de que dos gatilleros dispararon en múltiples ocasiones.

Marín fue impactado en varias partes del cuerpo, como la cabeza, el tórax, el abdomen y las extremidades.

Rándall Picado, director regional de la Fuerza Pública de San José, dijo que fueron alertados de una balacera en el sitio, por lo que llegaron muy rápido gracias a que mantenían recurso policial en la zona.

Añadió que al arribo de los oficiales aprehendieron a dos jóvenes que salían de la casa, los cuales tenían sus zapatos ensangrentados.

Ambos quedaron a las órdenes de la Policía Judicial, quienes indagarán si tuvieron alguna participación en el homicidio.

La Fuerza Pública colocó conos de plástico en el sitio donde quedaron varios casquillos de pistola 9 milímetros. Foto: Rafael Pacheco
La Fuerza Pública colocó conos de plástico en el sitio donde quedaron varios casquillos de pistola 9 milímetros. Foto: Rafael Pacheco

A escasos metros de la entrada a la casa de dos plantas, la Fuerza Pública ubicó 16 casquillos de una pistola de calibre 9 milímetros.

Además, en la casa se encontraron varios puchos de marihuana y un revólver con municiones.

Se conoció que Marín, conocido como Mantequilla, tenía antecedentes por legitimación de capitales y venta de drogas.

Él tenía varios años de habitar en Cuatro Reinas y era padre de tres hijos, los cuales al momento de las detonaciones no se encontraban. Tampoco estaba su esposa, dijeron lugareños.

Una vecina, quien prefirió no identificarse, dijo que los homicidas dispararon unas 15 veces, por lo que eran visibles varios orificios en el muro principal de la vivienda.

A las 9:20 p. m. los agentes de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) iniciaron con el análisis de la escena, para luego seguir con el levantamiento del cuerpo, el cual fue trasladado al Complejo de Ciencias Forenses.