Yeryis Salas. 9 marzo, 2019
Agentes del OIJ y Fuerza Pública estaban en el sitio del homicidio la mañana de este sábado. Foto: Yeryis Salas.
Agentes del OIJ y Fuerza Pública estaban en el sitio del homicidio la mañana de este sábado. Foto: Yeryis Salas.

José Corrales Bustos, de 23 años, apareció muerto este sábado con cinco impactos de bala en Purral de Goicoechea, San José.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), cerca de las 7 a. m. una vecina del caserío Las Amelias pasó frente a la vivienda de Corrales y vio la puerta abierta. La mujer se asomó y encontró el cadáver en el suelo, por lo que avisó a las autoridades.

Los agentes judiciales realizaron el levantamiento del cuerpo y lo remitieron a la Morgue Judicial, donde se le hará la autopsia.

El OIJ inició las investigaciones para encontrar personas sospechosas del homicidio.

El fallecido tenía antecedentes judiciales por portación ilegal de armas de fuego, venta de droga y agresión con arma de fuego.

Dos horas antes del reporte del homicidio de Corrales, fueron detenidos en la misma localidad dos hermanos de 15 y 17 años, como sospechosos de haberle disparado en la cadera a un hombre, con el que al parecer tenían problemas personales.

La detención se produjo tras el allanamiento de la casa de los jóvenes, donde agentes de la Sección Penal Juvenil del OIJ decomisaron cocaína y varios casquillos percutidos.

Los hechos por los que se les acusa habrían ocurrido el 22 de febrero pasado, cuando los sospechosos sorprendieron en vía pública al ofendido, un hombre de 29 años, de apellido Booth.

Minutos después los menores le dispararon a Booth en un local donde estaba trabajando.