Crímenes

Caso de Allison Bonilla: Fiscalía acusa a agricultor por homicidio de la joven

En setiembre del año pasado, un hombre de apellido Sánchez fue detenido como único sospechoso de la desaparición y el asesinato de la joven.

Casi un año después de la desaparición de Allison Pamela Bonilla Vásquez, la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos anunció que la acusación por el homicidio calificado ya fue finalizada.

Este mismo lunes, el abogado de la víctima fue notificado y, a partir de esto, tiene tres días hábiles para constituirse en querellante, es decir, presentar una acusación particular.

Rodrigo Araya Solano, abogado de la familia de la joven, tiene 10 días para remitir el documento respectivo.

“Asimismo, debe informar si interpondrá una acción civil resarcitoria para reclamar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos”, agregó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

Araya manifestó que recibe con agrado la existencia de la acusación contra un hombre de apellidos Sánchez Ureña, alias Sukia, y confirmó que presentarán la querella respectiva.

“Nos vamos a constituir en querellantes, es decir, en acusadores privados para participar en la audiencia preliminar y juicio y buscar lo que todos queremos que es justicia para Allison Bonilla y hacer que el peso de la ley caiga sobre este sujeto”, manifestó el litigante.

Agregó que de momento no se tiene interés en cobrar daños y perjuicios, tomando en cuenta que el sospechoso no tiene bienes importantes; empero, reconoció que valorarán si se acude a esta vía para que los recursos obtenidos sean donados a alguna fundación que ayude a mujeres en vulnerabilidad.

En tanto, José Francisco Herrera Umaña, defensor de Sánchez, aseguró que en el momento oportuno presentará sus alegatos, así como lo que para él son actividades procesales defectuosas.

Añadió que ahora esperará la audiencia preliminar, en donde se definirá si se eleva o no el caso a juicio.

Sánchez Ureña, quien cumple prisión preventiva, es el único imputado de la causa 20–000825–058–PE.

Los hechos

El 2 de setiembre del año pasado, Sánchez fue detenido como sospechoso de la desaparición y el asesinato de la muchacha.

Un día después, el OIJ precisó que un rastro de sangre que se encontró en la cajuela del carro del hombre fue prueba fundamental para vincularlo con el caso.

Ese mismo día, el hombre manifestó que había violado y matado a la joven, de 18 años, pero 25 días después cambió de criterio y se declaró inocente.

El cambio de versión de Sánchez, alias Sukia, ocurrió un día después de que la familia reconociera que varias prendas encontradas en un botadero clandestino en San Jerónimo de Cachí, en Paraíso, Cartago, pertenecían a la joven y coincidió con el hallazgo de restos óseos.

Posteriormente, el 5 de octubre anterior, las autoridades confirmaron que los restos óseos correspondían a Bonilla.

En tanto, la versión de varios testigos ubicaron en tiempo y espacio a Sukia cerca de la muchacha.

Vecinos de Ujarrás describieron a este sujeto como un “antisocial” que “acorralaba muchachas por redes sociales”.

Allison Bonilla se dirigía a su casa, en la urbanización Florencio del Castillo, en Ujarrás de Paraíso, el pasado 4 de marzo, cuando fue vista por última vez.

Información actualizada a las 5:22 p. m. con declaraciones de los abogados de las partes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.