Eillyn Jiménez B., Keyna Calderón, corresponsal GN. 29 septiembre
Yendry Vásquez, madre de Allison Bonilla, conversó de sus emociones luego de que sacaran restos óseos del botadero clandestino donde el sospechoso dijo, en su primera declaración, haber lanzado el cuerpo de la joven. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Yendry Vásquez, madre de Allison Bonilla, conversó de sus emociones luego de que sacaran restos óseos del botadero clandestino donde el sospechoso dijo, en su primera declaración, haber lanzado el cuerpo de la joven. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

"Es muy duro ver a mis papás caer. Así sienta que se me parte el alma, que quiero llorar y que deseo desahogarme no puedo, tengo que hacerme la fuerte por ellos.

"He tenido altos y bajos. Hay ratos en que veo sus videos, sus sonrisas y no lo puedo creer todavía, es una pesadilla, no logro entender cómo esta persona le hizo eso a mi hija, a veces siento que todo es mentira.

"Realmente esto no es lo que yo esperaba (...), me mata saber que estuvo siete meses ahí (en el botadero clandestino de San Jerónimo de Cachí). Yo siempre la cobijé durante 18 años y el saber que aguantó frío, sol, lluvia y que seguro estaba deseando un abrazo mío, me mata.

"También es muy duro el saber ahora que no la puedo abrazar, que no le puedo dar su último adiós porque son unos huesitos lo que hay.

"Me pregunto cómo esa persona me pudo hacer esto, cómo me pudo quitar lo único que yo tenía en la vida, mi motor, mi razón de levantarme todos los días.

“Es un dolor tan grande. Jamás pensé que esa persona le fuera a hacer este daño a mi familia, a mi hija, el saber cómo hizo las cosas me tortura, pero ahora mi hija está mejor, está en el cielo y es un ángel que me va a cuidar todo el resto de la vida”.

Yendry Vásquez Cordero, mamá de Allison Pamela Bonilla Vásquez, manifestó con esas palabras su sentir ante los últimos hallazgos relacionados con el caso de su hija.

En una breve entrevista con La Nación, dijo que ella nunca perdió la fe de encontrar a la joven, de 18 años, con vida, por lo que ahora intenta procesar la situación.

Pese a que aún el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) no ha confirmado que los huesos y las prendas encontradas en el sitio son de la joven, la familia vio por medio de una fotografía la jacket y un zapato y cree que sí hay coincidencias.

Ahora, tanto Vásquez como sus parientes seguirán esperando la información oficial de las autoridades, al tiempo que piden justicia por lo ocurrido.

La mujer dijo que no descansará hasta que al sospechoso de la desaparición y el crimen, un hombre de apellidos Sánchez Ureña, sea castigado y aseguró que a él solo Dios lo puede perdonar.

Recalcó que, a su criterio, este sujeto no merece salir de la cárcel e insiste en que tuvo que tener cómplices para todo lo que hizo.

"Espero que le den la pena que se merece porque no merece salir de la cárcel, saber con su primera declaración lo que le hizo paso a paso a mi hija y todavía llegar e ir a tirármela a un botadero, eso no se le hace a nadie (...).

"A esta persona solo Dios la puede perdonar. No entiendo cómo mintió, cómo pudo levantarse todos los días como si nada hubiera hecho, como si nada hubiera pasado.

“Saber que le pregunté a él mismo si había visto a mi hija, es algo que le doy vuelta, la tuvimos cerca y jamás pensamos que esta persona le iba a ser daño (...), yo siento que hay más personas involucradas.

"Donde se encontraron las cosas de Allison (Bonilla) es muy abajo y una persona sola no lo pudo haber hecho, no voy a descansar hasta darme cuenta quién más fue”, insistió Vásquez.

(Video) Mamá de Allison Bonilla habla sobre su sentir tras el hallazgo de evidencias

Hallazgos claves

El domingo anterior, un grupo de rescatistas independientes ubicó una jacket, un zapato, una media y dentro de esta una uña, mientras realizaban labores de búsqueda en un botadero clandestino de San Jerónimo de Cachí, en Paraíso, Cartago.

Como parte del protocolo, enviaron fotos a los familiares de la joven que se encontraban en el sitio y ellos manifestaron que eran similares a las de Bonilla.

Por ello, alertaron al Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el cual recolectó las evidencias y las trasladó al Complejo de Ciencias Forenses.

Este lunes, los agentes judiciales regresaron a la zona y localizaron otro zapato, tela de jeans y restos óseos humanos, que también serán sometidos a un análisis científico para determinar si pertenecen a Allison.

De momento se desconoce cuánto podrían tardar las diligencias, ya que cada evidencia recolectada debe ser examinada detalladamente.

Los hallazgos hechos coincidieron en tiempo con la ampliación de la declaración del agricultor de apellidos Sánchez Ureña, quien hasta ahora es el único sospechoso de la desaparición y asesinato de la muchacha.

Él es vecino de la zona y, después de haber confesado el 3 de setiembre que violó y mató a Bonilla, este lunes se retractó.

"Quiero indicar expresamente que soy inocente de los hechos que se me acusan, que no le he hecho daño alguno a esta joven Allison (Bonilla).

“Deseo que se anulen todas y cada una de las declaraciones que realicé en días anteriores, que me retracto de todo lo dicho, porque las mismas no son ciertas. Quiero indicar que las realicé bajo tortura y presión psicológica”, dijo el hombre, según consta en el documento de la declaración brindado por su abogado, José Francisco Herrera Umaña.

El sujeto permanece en prisión preventiva, pero su abogado anunció que pedirá un cambio de medidas cautelares.

Allison Bonilla desapareció el 4 de marzo cuando regresaba a su casa. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Allison Bonilla desapareció el 4 de marzo cuando regresaba a su casa. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Agradecida

Vásquez manifestó estar agradecida por toda la ayuda que ha recibido en los últimos meses. Dijo que tanto el OIJ como otras autoridades y voluntarios siempre estuvieron a su lado para esclarecer lo ocurrido el pasado 4 de marzo, cuando su hija regresaba a su casa en la urbanización Florencio del Castillo, en Ujarrás de Paraíso.

Afirmó que cada persona que le ha ayudado es un ángel y que a pesar de que muchos no conocieron a su hija, la llegaron a querer.

"El OIJ me ha ayudado mucho, ellos han estado con nosotros y tienen que seguir líneas, pero Dios pone ángeles en el camino y a las dos partes yo les agradezco mucho.

“Sin conocer a mi hija la llegaron a querer, he visto gente llorar y sufrir y sin duda eso hay que agradecerlo”, mencionó.

Además, dijo que en cuanto tenga permiso, bajará al punto en el que se hicieron los hallazgos para poder tener un momento de intimidad con su hija.

"Voy a ir a hablar con ella a ese lugar. Me duele en el alma que estuvo siete meses ahí, el no poder verla, el no poder abrazarla, me quedo con esa sonrisa tan linda, sus alegrías, sus chichas.

“Espero que ella, desde donde está, me ayude a seguir adelante como me ha ayudado todo este tiempo, ahora tengo que seguir siendo fuerte para hacer justicia. Es mi ángel que me cuida desde el cielo”, puntualizó Vásquez.

En su perfil de Facebook también dedicó un mensaje a su hija, en el que recalcó que ahora la muchacha estará en un lugar seguro, donde nadie le haría daño.

Amor de mamá ahora estás en un lugar más seguro donde no te van hacer daño espero que desde el cielo me des esas fuerzas...

Posted by Yendry Vasquez on Monday, September 28, 2020

Información actualizada a las 7:09 p. m. con más datos.