Édgar Chinchilla. 21 octubre, 2018
El hecho se descubrió a las 7:24 a.m. cuando vecinos llegaron a la vivienda, luego de que escucharon gritos y vieron al esposo de la mujer salir del lugar en una motocicleta. Foto de Édgar Chinchilla.

Marili Catalina Rojas Jiménez, una ama de casa de Sarapiquí de Alajuela, se sumó este domingo a la trágica lista de mujeres asesinadas por su compañero sentimental.

Rojas Jiménez, de 44 años y conocida como Marilyn, falleció en su vivienda, ubicada en barrio chino de Cariblanco, luego de ser atacada por su esposo con un arma blanca.

El crimen fue descubierto este domingo, a las 7:24 a. m., por un hijo de la víctima que llegó a buscar a su mamá a la vivienda.

Como no le abrían, el joven, de 18 años, quitó los vidrios de una ventana y encontró a la mujer fallecida y con una herida en el cuello.

Al lugar llegaron oficiales de la Fuerza Pública y socorristas de la Cruz Roja, quienes determinaron que Rojas Jiménez tenía varias horas de fallecida.

Dentro de la vivienda se encontraba una menor de 13 años, hija de Marilyn, quien estaba en una habitación que tenía llave. La adolescente se encontraba en buen estado de salud, dijeron las autoridades.

El sospechoso del asesinato es un sujeto de apellidos Pérez Pérez, de 31 años, con quien Marilyn llevaba cinco años de matrimonio, según consta en la página digital del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Vecinos dijeron que alrededor de las 4 a. m. escucharon que Pérez abandonó la casa en una motocicleta. Por el momento se desconoce su paradero.

Difícil relación

Este nuevo caso de caso de violencia doméstica se presentó en una comunidad rural. El barrio Chino de Cariblanco es un asentamiento donde habitan poco más de 40 familias.

Marilyn Rojas tenía mas de 20 años de vivir en la comunidad en una lote de su propiedad. Además de ser ama de casa, ella también laboraba en la empresa El Ángel.

En tanto, Pérez Pérez es oriundo de Léon, Nicaragua. En la comunidad de Cariblanco era muy conocido pues tenía una peluquería en la población de Ujarrás. También se dedicaba a labores agrícolas.

Vecinos que hablaron con la condición de mantener en reserva su identidad, indicaron que el hombre escapó en una moto que le había prestado un finquero de la zona.

Los lugareños declinaron hablar sobre cómo era la relación de la pareja, pero si admitieron que en ocasiones se separaban. En las últimas semanas sí estaban viviendo juntos.

Según datos estadísticos, durante este 2018 las autoridades se han registrado 17 femicidios en Costa Rica.

El caso anterior se había presentado el pasado miércoles 17 de octubre en barrio San Agustín de Guápiles, en Pococí, cuando mataron a Margarita Flores Castro, de 45 años.

Flores era profesora de Artes Plásticas en el Liceo de la Rita de Pococí. Como sospechoso del crimen figura su esposo de apellidos Venegas Villalobos, de 47 años. La pareja tenía 23 años de casados y procrearon a dos hijos.

Información actualizada a las 3 p.m.